domingo, 23 de diciembre de 2012

“Don Victor Carranza”,….el campesino sencillo de los colombianos



“Don Victor Carranza”…..con tal reverencia tratan los medios colombianos al mismo personaje a quien el Departamento de Estado de los EEUU lo identifica como el narcotraficante mas grande de todos los tiempos y el mas reconocido de los paramilitares.

Mientras en la banana republica de Colombia, a “Don Victor Carranza” le dan portada en una de las revistas mas leídas dentro de las elites y mafias empresariales y políticas, documentos recientemente desclasificados del Departamento de Estado de EEUU, lo presentan como el “creador y financiador encubierto  de  los grupos paramilitares y con estrechos nexos con el trafico de drogas y con las fuerzas armadas de Colombia”.

En contraste con el prontuario que le tienen los gringos, los siguientes apartes del articulo de portada de la revista Diners, son apenas un reflejo de la repudiable reverencia de la narco sociedad colombiana para con criminales como “don Victor Carranza”.  Los editores de la revista, expresando su admiración por las esmeraldas que posee su ídolo “don Victor Carranza”, escriben:

“Muy pocas manos las han acariciado. Muy pocos ojos las han mirado. Su fulgor entre verde limón y mariposa no ha brillado para las pasiones de la codicia y la vanidad humana. Fue una existencia anónima en las entrañas de la cordillera y después en la bóveda de un banco. Fura y Tena han sido el secreto mejor guardado en Colombia y son tan grandes y tan hermosas y tan poderosas y suman las dos casi 15 mil quilates de profundo fulgor, que a su lado parecen muy pequeñas y hasta insignificantes las tres esmeraldas colombianas que exhibe orgullosamente el Museo Smithsonian de Washington, que apenas tienen 858, 75 y 37 quilates cada una.

Pero ahora, por primera vez, emergen a la luz pública. Y lo hacen, nada más ni nada menos, que en las propias manos del zar de las esmeraldas en el mundo, don Víctor Carranza. Un hombre pequeño, de cejas espesas, arriba de los 70 años, fuerte como un roble, un campesino sencillo y ligero, con más de 50 años en el oficio de explotación y comercialización de esmeraldas (Resaltado nuestro).

Sus manos son callosas. Su rostro curtido por el sol. Ha estado allí y ha sobrevivido a todas las violencias que han asolado a Colombia durante los últimos 50 años (Resaltado nuestro). Su presencia dispara el interés tanto de las páginas judiciales de los medios de prensa como de las revistas y los canales de televisión tipo National Geographic.”

Como ven, para los medios y por supuesto para la mayoría de colombianos, don Victor es simplemente un campesino sencillo, inofensivo, trabajador, luchador; e incluso, hasta sobreviviente (mejor dicho, victima) de la violencia en Colombia.

En contraste, esto es lo que “Don Victor” representa para el Departamento de Estado de los EEUU:

“Los nexos entre Carranza y la masacre de Miraflores respaldan las acusaciones de que fue el quien formó y lideró el reconocido grupo paramilitar “Los Carranceros”, mas tarde conocido como las Autodefensas del Meta y Vichada.”

“Anteriores esfuerzos para investigar al hombre que controla casi un tercio del mercado global de las esmeraldas finalmente han fracasado, bien por falta de evidencias, falta de voluntad política, o por corrupción en la justicia. Cuando a una fuente de la Embajada de EEUU le preguntaron en 1996 porque Carranza ha logrado hasta ahora eludir la justicia, la respuesta fue que, en un primer caso ningún testigo quiso declarar, y en el segundo todos los testigos fueron asesinados”

“Un documento caracteriza exactamente a Carranza como el tipo de paramilitar que se escondía detrás de un nombre falso. Un reporte de inteligencia preparado en 1998 para el General Charles Wilhelm, el oficial militar de mayor rango en América latina, decía que el escurridizo Carranza se “sentía contento de operar detrás del escenario” mientras que otros jefes de las AUC como Carlos Castaño jugaban el “papel de mas alto perfil publico.” Carranza era en realidad “mas poderoso” que Castaño, de acuerdo con el reporte del oficial al General Wilhelm, “debido a que Carranza es billonario; tiene el doble de edad que Castaño; controla mas gente armada; y ganó la guerra sangrienta contra el narcotraficante Gonzalo Rodríguez Gacha (del cartel de Medellín) al final de los 80s.”
“Otro documento señala que el grupo de Carranza buscaba apoyo del ejercito para sus actividades, en una oportunidad para que le ayudaran a encubrir una masacre ocurrida apenas meses antes, y no muy lejos, de la ocurrida en Miraflores. El informe de inteligencia militar de EEUU decía que un oficial del ejercito de Colombia había sido contactado por un “agente paramilitar” del grupo de Victor Carranza y que le había solicitado apoyo para “legalizar” los asesinatos de la operación paramilitar en Tomochipan, presumiblemente mediante la clasificación de las victimas como guerrilleros muertos en acción.”
Casos como el de Victor Carranza lo que confirman es que Colombia ha sido y sigue siendo un Narco-Para Estado, en el que criminales como “Don Victor”, Alvaro Uribe Velez (narcotraficante No. 82 en la lista de la Inteligencia de los EEUU), ….y muchos otros lideres y miembros de organizaciones criminales con prontuario internacional, son tratados con reverencia y considerados los personajes mas ilustres de la historia del país……….Un País de Rufianes

Buscar en este blog