miércoles, 19 de diciembre de 2012

#BasuraCero para Petro,………#BasuraPorTodasPartes para los enemigos de su proyecto político de inclusión social y freno a la corrupción y saqueo del Distrito


Gigantesco el reto de Gustavo Petro al asumir la recolección de basuras en una ciudad como Bogotá. El alcalde no solo se enfrenta a una gran mayoría de ciudadanos mal educados, incultos, indiferentes, de mala leche y nunca acostumbrados a manejar inteligentemente y cívicamente sus desechos sino a una mafia poderosa de la cual hacen parte los carteles de la contratación, los grandes medios serviles/prepago que son propiedad o que se nutren de sus millones en pauta publicitaria; y por supuesto, al propio gobierno nacional fiel representante de una derecha escuálida pro capitalista, corrompida y ladrona que ve en el proyecto político de Gustavo Petro una latente amenaza para sus intereses.

Frente a enemigos de tal magnitud a Petro no le queda otra alternativa que buscar que el período de transición sea lo más corto posible.

Desconociendo el hecho de que todo cambio, especialmente en prestación de servicios públicos, requiere un período de transición en el cual se hacen los ajustes pertinentes hasta alcanzar el punto optimo de servicio, los medios prepago madrugaron el 18 de Diciembre a recorrer las calles y barrios de la capital a buscar basura, y si no la encontraban, a colocarla donde ellos querían que se viera peor, con el fin de mostrarle a sus audiencias que el plan de Petro era un fracaso. Para estos patéticos pseudoperiodistas, la ciudad tenía que amanecer completamente libre de basura (como si antes hubiese sido la ciudad más limpia del planeta), como si en ella no habitara nadie; y si estuviera habitada, sus habitantes no fueran los de Cundinamarca sino los de Dinamarca. A lo que hay que agregarle los montajes de los propios contratistas que tenían la obligación de hacer la recolección hasta las 24 horas del 17 de Diciembre, pero que amangualados con los medios prepago, suspendieron actividades temprano el día anterior con el fin de mostrar una ciudad sucia y en caos el día 18. No importa que la ciudad ya era sucia y en caos cuando ellos eran los responsables de recoger la basura; pero esa basura obviamente los medios serviles no la veían.

Algunos pseudoperidistas prepago, como los de La W Radio por ejemplo, decían incluso desde las primeras horas de la mañana que en su vecindario habían amanecido con la basura hasta el cuello, y en la entrevista con el presidente Santos le hacían preguntas capciosas como que cuales eran sus planes para intervenir la alcaldía de Petro para conjurar la “emergencia sanitaria” que para ellos ya se veía esa mañana del 18 de Diciembre.

Nada fácil para Petro. Pero desde afuera, viviendo y participando en el manejo de los residuos en otras ciudades del mundo, tal vez las siguientes recomendaciones puedan empezar a ser puestas en práctica durante este período de transición, o consideradas para el mediano y largo plazo:

Zonificación de la ciudad, pero no solo para organizar rutas de recolección y disposición de los equipos recolectores  sino para establecer días específicos por sectores y sub-sectores en los que los habitantes residenciales, y los comercios, industrias e instituciones “deben” sacar la basura al frente de sus casas, o en las áreas públicas designadas, y con el objetivo de educarlos de que ese día, y solo ese día, deben sacar la basura al espacio público;

La administración distrital debe proveer a los ciudadanos y usuarios de la industria y comercio con guías claras sobre cómo organizar los residuos al interior de sus residencias e instalaciones comericales, incluyendo una lista de qué residuos son reciclables y cuáles no, qué recipientes o bolsas debe usar para separar lo reciclable de lo orgánico u otro tipo de residuos, y a qué hora especifica (por tarde) deben sacar esos residuos ya clasificados a la vía publica para ser recolectados por el camión que los transportara al relleno o por el reciclador. La administración podría incluso establecer días diferentes para la recolección de residuos reciclables y desechos orgánicos, con eso evitaría que recicladores espontáneos/de rebusque o no totalmente entrenados, rompan las bolsas de los residuos orgánicos  (buscando material reciclable) y dejen esos residuos esparcidos por toda la vía publica;

La administración distrital debe establecer sanciones económicas para aquellos usuarios que no respeten el calendario de recolección de basuras asignado de acuerdo a la zonificación;

En cuanto al manejo del relleno y para el corto o mediano plazo, la administración distrital podría retomar el proyecto de aprovechamiento del gas metano que genera la descomposición de los residuos, o bien para generar energía eléctrica o solamente para quemarlo estructurando un proyecto factible para presentarlo ante el programa “Mecanismo de Desarrollo Limpio”  de la oficina de cambio climático de la ONU (UNFCCC-CDM) a través de cual se podrían acceder a créditos por reducción de gases de efecto invernadero (GHG). Este proyecto tuvo un primer impulso bajo la administración de Mockus pero no paso la etapa de planeación debido a que las personas asignadas a su estructuración no tenían la mas mínima idea del tema;

En el mediano o largo plazo, la administración distrital podría considerar aprovechar el inmenso volumen de residuos (combustible) que genera la ciudad para generar energía eléctrica y/o calorifica a través de su incineración. La tecnología de incineración de residuos y generación de energía existe desde hace décadas y es utilizada en muchas ciudades de Norteamérica, y en casi toda Europa y Asia; con los beneficios adicionales de que extendería significativamente la vida útil del relleno Doña Juana y reduciría sustancialmente los problemas de contaminación por lixiviados que este produce así como la generación de gases de efecto invernadero; 

Buscar en este blog