domingo, 12 de noviembre de 2017

Las crisis sociales y tragedias humanas colombianas que no son las peores pesadillas de Juan Manuel Santos

En su reciente visita a Londres el presidente Santos declaró que su peor pesadilla era la situación de Venezuela. Esa declaración se deriva de su hipótesis de que habrá una "implosión" en Venezuela y de que millones de venezolanos emigraran a Colombia, lo cual generará un problema para el proceso de paz y para la economia del pais en general. Vean no mas a quien, o a quienes, pretende ahora Santos achacarles el fracaso del proceso de paz, o mejor, la conejiada de él al acuerdo de paz con las FARC.

Puede leer también "La Conejiada de Santos a los Acuerdos de Paz con las FARC-EP"

Cómo fiel títere del gobierno de EEUU, esa implosión que Santos ahora pronostica en Venezuela no es más que parte de la implementación de la guerra mediática contra Venezuela. De hecho, cada vez que Santos se refiere a la situación de Venezuela se despacha con el libreto que desde Washington le han escrito y que de cuando en cuando se lo actualizan. Que Maduro es un dictador; que persigue, asesina a los opositores políticos; que viola los DDHH; que las elecciones para la constituyente y de gobernadores fueron fraudulentas; que los venezolanos se están muriendo de hambre y por eso emigran al país vecino "próspero y en paz" que él gobierna; y ahora en estos días, que habrá una implosión y que el éxodo de millones de venezolanos impedirán implementar, cumplir con el proceso de paz!!!.  Le faltó, u omitió mejor, declarar que frente a ese escenario la única opción que queda para impedir esa implosión, y por ende defender el proceso de paz, es derrocar a Maduro mediante una intervención militar extranjera. 

Las causas de la situación que atraviesa Venezuela son totalmente diferentes a las que Santos y sus patrones de Washington vociferan.  Las razones por las que la mayoría de venezolanos están pasando dificultades económicas, restricciones de acceso a servicios de salud, medicamentos, artículos básicos de la canasta familiar, carestía y otras dificultades sociales, se derivan de la guerra económica y política planeada, financiada y dirigida desde Washington, y ejecutada al interior de Venezuela por sicarios de cuello blanco, traidores, guarimberos, títeres, terroristas políticos fletados; y desde fuera de Venezuela, por gobiernos lacayos de EEUU, como el de Santos, y los de Perú, Chile, Brasil, entre otros, quienes se escudan bajo la Organización de Estados Americanos, OEA, organización hemisférica también al servicio de las mafias de Washington.

Guerra económica cuyo principal objetivo es el derrocamiento del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro,  y cuyo único pecado ha sido continuar el legado de Hugo Chavez; esto es, desafiar la dominación, el neocolonialismo ejercido por el imperio gringo y ejercer cabalmente la soberanía de su país. Los efectos de esa guerra económica, por supuesto han sido perjudiciales para los ciudadanos del común Venezolanos: manipulación de la tasa de cambio, alta inflación, y escasez de alimentos y artículos de primera necesidad debido principalmente al acaparamiento y contrabando de productos venezolanos (incluso importados) hacia Colombia, con la complicidad de las autoridades fronterizas colombianas. 

La guerra política contra Venezuela, por su parte, se ha traducido en una campaña propagandística mediática al interior del país y desde afuera (principalmente desde Colombia y EEUU), dirigida a alienar a los venezolanos con poca o nula cultura política para ponerlos en contra del presidente Maduro y empujarlos a apoyar cual borregos hasta las manifestaciones violentas de protesta, en las que incluso esas masas populares son las que han puesto los muertos como resultado de las marimbas, explosiones, incendios y las balas de los sicarios de la mal llamada oposición.  

Lea también "Verdades incómodas sobre Venezuela y la furia de las oligarquías mediáticas" 

Son muchas las tragedias humanas, situaciones de violencia, crisis sociales y miseria que afectan a la inmensa mayoría de Colombianos, esas si reales, consecuencia de la dominación del gobierno de EEUU, su guerra contra las drogas, la guerra contra el enemigo interno, la indolencia, la represión, exclusión y corrupción estatal, pero que no son la peor pesadilla de Santos.

No es la peor pesadilla de Santos, por ejemplo, ver que el proceso de paz se le derrumba a sus pies. Y no es su pesadilla porque por el contrario, lo que le produce es la satisfacción del deber, "misión cumplida". Misión que ha sido encomendada desde Washington y por el establecimiento testaferro Colombiano, pues el único objetivo era desmovilizar y desarmar a la guerrilla de las FARC, para despejar, liberar territorios que serán explotados, saqueados por multinacionales gringas y de otros países neocolonialistas.  Allá la comandancia de las FARC que pecaron de ingenuos y se dejaron embaucar con las "negociaciones de paz" en la Habana, y que ni siquiera se percataron, reaccionaron ante el fraude cuando al inicio de su desmovilización, Santos ni siquiera les cumplió con lo más básico, elemental y fácil: el alistamiento y adecuación de las zonas veredales de transición y normalización; incumplimiento que debió ser motivo suficiente para re considerar la entrega de armas, o al menos, el aplazamiento o revisión del cronograma de entrega.  

Tampoco es pesadilla para Santos el asesinato selectivo y sistemático de líderes sociales, defensores de DDHH, reclamantes de tierras, campesinos cultivadores de coca, líderes locales de Marcha Patriótica y hasta de guerrilleros ya desmovilizados, aún con la cifra escandalosa de más de 130 asesinados sólo en lo corrido de 2017 y luego de la firma del acuerdo de paz. Y cómo va a ser pesadilla para Santos, si según él y sus patrones todos esos viles crímenes están ocurriendo por razones personales.

Tampoco es pesadilla para Santos la tragedia humanitaria que viven las poblaciones de la Guajira y el Chocó, para mencionar sólo dos regiones, en las que miles de niños, principalmente, siguen muriendo de física hambre. Pero claro, esas tragedias que le van a impedir dormir a Santos si se la pasa viajando, ofreciendo el pais en bandeja a los buitres inversionistas extranjeros para que vengan a explotar a los trabajadores; a saquear los recursos naturales, energéticos y agrícolas; a exacerbar la miseria; y a destruir los ecosistemas y las culturas tradicionales. Y para contentar a la galería, tras su visita a Emiratos Arabes, nos dice que una comisión de expertos de esos países vendrá a la Guajira a asesorar y recomendar proyectos de suministro de agua y productivos. 





Las fotos anteriores del niño desnutrido y el pozo seco no fueron tomadas en Africa, tampoco en Venezuela; son fotos, evidencias de la crisis humanitaria que sufren las poblaciones indígenas de la Guajira; reportaje fotográfico publicado recientemente por el portal internacional de noticias y analisis www.politico.eu

No es la peor pesadilla de Santos el saqueo del carbón en el Cerrejón, que además es la principal causa de la crisis humanitaria en esa región debido al secamiento del Río Ranchería cuyo caudal, prácticamente en su totalidad, es desviado para la explotación minera; tampoco es su pesadilla que billones de pesos destinados a proveer una alimentación básica de sobrevivencia y la construcción de pozos de extracción de agua potable se los roben sus funcionarios del Bienestar Familiar y compartidarios del departamento.  Ahora pretende distraernos con el cuento de que los árabes van a convertir a la Guajira en un emirato árabe colombiano. Haganme el favor!!! 
Mucho menos es pesadilla para Santos la corrupción rampante en todos los niveles de su gobierno y del Estado en general.  Pero claro, si él mismo tiene que tapar sus prácticas corruptas como la financiación de sus campañas presidenciales con millonarias coimas pagadas por Odebrecht y las reveladas recientemente en Paradise Papers donde su nombre por su puesto no podía faltar.

Podríamos seguir con una lista muy larga de tragedias humanas y sociales reales las cuales no son la peor pesadilla de Santos; tan larga que corremos el riesgo de terminar escribiendo un libro, por eso finalizamos recordando que a Santos ni siquiera le quita el sueño el programa de gobierno macabro de los falsos positivos, que él como ministro de defensa del narcopresidente Álvaro Uribe ayudó a ejecutar, y que dejó cerca de 5000 humildes e inocentes Colombianos vilmente asesinados y destruida la buena honra de sus familias, crímenes cuya inmensa mayoría aún siguen impunes.

Ironicamente, tal vez lo único que sí se convierta en la peor pesadilla no solo para Santos sino para el establecimiento mafioso y servil que no quiere soltar el testaferrato encomendado por los gringos, sea el partido FARC, si es que no los frenan antes en su intención de conformar una célula de su partido en Venezuela pues de seguir adelante con esa estrategia, corren el riesgo de que la inmensa mayoría de colombianos residentes en ese país voten por los candidatos de ese nuevo partido; lo cual alteraría la composición del nuevo congreso, pues la FARC lograria mas de las 10 curules establecidas en el Acuerdo de Paz (solo los votos en Venezuela les alcanzaría para ganar las 2 curules de colombianos en el exterior para la camara de representantes). Ese escenario no solo es una pesadilla para el régimen y sus patrones extranjeros sino motivo real de pánico, terror.  Veremos si les permiten continuar adelante con esa estrategia; o peor aun, si les permiten participar en las próximas elecciones.

martes, 24 de octubre de 2017

Colombia, País del Sagrado Corazón, Donde Todo es Una Farsa

TODO ES UNA FARSA......

Es una farsa la guerra contra los cultivos de coca,..... la erradicación forzada es una estrategia diseñada solo para las zonas y territorios previamente ocupados por las FARC, y en los que los campesinos se resisten a la presencia y control de sus cultivos por parte de los grupos paramilitares (socios del narcoestado).

Son una farsa los programas de erradicación voluntaria y de sustitución de los cultivos de uso ilícito.... El interés del narcoestado (siguiendo instrucciones de Washington) no es la eliminación de los cultivos sino el control total del negocio del narcotráfico, y si los campesinos cultivadores de coca no se someten a la autoridad de los nuevos patrones, los paramilitares, seguirán siendo masacrados, como quedó demostrado con la masacre cometida hace apenas tres semanas en la zona del Alto Mira, municipio de Tumaco, donde previamente operaban las guerrillas de las FARC, quienes no solo controlaban las áreas de cultivos y el comercio local, sino que aseguraban que los campesinos recibieran un precio justo por kilo de hoja de coca.

Son una farsa las alertas, preocupaciones y amenazas de Trump de descertificación al gobierno de Santos por el incremento de los cultivos de coca en el país......La guerra contra las drogas del gobierno de EEUU no fue diseñada para acabar con el negocio del narcotráfico que contribuye con billones de dólares a su economía, sino para eliminar a competidores del negocio, incluidos gobiernos que no son afines a sus políticas militaristas e imperialistas. En Colombia, su "guerra contra las drogas" es además el pretexto para mantener la militarización y el control de la economía y en general de toda la política del país.

Es una farsa la guerra contra las drogas del gobierno de EEUU,.....como ha sido demostrado en varias ocasiones; la mas reciente con ocasión de su guerra contra Afganistán, donde luego de la invasión de 2001, los narcotraficantes (que previamente habían sido desterrados por el gobierno de los Talibanes), no solo retornaron al negocio del cultivo y narcotráfico de opio y heroína, sino que el gobierno invasor gringo les aseguró cargos importantes en el gobierno y docenas curules en el parlamento Afgano. No olvidar tampoco la inundación de las calles de EEUU con las miles de toneladas de cocaína que a los Contras de Nicaragua les fue permitido transportar y vender en ese país.

Son una farsa las peleas personales y diferencias políticas entre Santos, el narcoparauribismo, y ahora dizque con el VargasLlerismo.....Los protagonistas de esta novela (trágica para el país) además de ladrones y criminales son unos excelentes actores y  serviles/testaferros ejemplares del gobierno de EEUU. Todo ha salido según lo planeado, Santos culminará pronto su segundo periodo presidencial, y su seguro sucesor será el candidato que surja del contubernio entre Vargas Lleras y el narcoparauribismo.

Es una farsa el acuerdo de paz, el cuento de que harán trizas los acuerdos de paz es literalmente real; de hecho ya lo empezó a hacer trizas el propio Santos, y bajo el escenario político descrito en el párrafo anterior, de ese acuerdo de paz si acaso quedará como recuerdo la presencia de 10 ex guerrilleros en el congreso de la republica (si es que no los asesinan antes de las elecciones), y que tendrán una representación decorativa pues en la próximas elecciones la mayoría de curules tanto en la Cámara como en el Senado pasará a manos de la coalición entre el VargasLlerismo y el narcoparauribismo.  Bajo ese arreglo politiquero, cualquier propuesta de reforma social, política o económica que propongan los 10 congresistas ex guerrilleros será literalmente aplastada, no tendrá ninguna repercusión, seguramente no será ni siquiera discutida al interior del congreso. Para no mencionar que los otros partidos mal llamados de oposición, el Polo Democrático y los Verdes, también perderán representación en el congreso en las próximas elecciones.

--> Todo es una farsa en este país del sagrado corazón de Jesús, pero para no alargarnos, es también una farsa el cuento de las disidencias armadas de las FARC.... Eso no es mas que un montaje para justificar los hostigamientos, violencia y masacres contra los campesinos, y los asesinatos selectivos de lideres comunitarios y defensores de derechos humanos, a quienes hay que eliminar para aterrorizar a las bases políticas de las ex guerrillas FARC en esos territorios, e impedir que las curules en el congreso que se crearían con ocasión de la ley de circunscripciones especiales (si es que la aprueban) sean ocupadas por candidatos afines al nuevo partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común - FARC. -->

miércoles, 4 de octubre de 2017

El Acuerdo de Paz, pretexto para entregar lo que queda de país a las multinacionales

Han pasado 10 meses desde la entrada en vigencia del acuerdo de paz firmado con las FARC y según reciente informe del Observatorio de Seguimiento a la Implementación del Acuerdo de Paz (OIAP), el avance de dicho acuerdo es solo de un 18%, consecuencia en su mayor parte, del incumplimiento del gobierno.

La negligencia de Juan Manuel Santos con el cumplimiento de lo pactado en el acuerdo de paz contrasta con la rapidez para cumplir su compromisos con los inversionistas extranjeros, particularmente con las multinacionales mineras y petroleras.

Muestra del contubernio de Santos con los buitres inversionistas extranjeros es la reunión privada que sostuvieron el pasado mes de Abril (a solo 4 meses de iniciada la implementación del acuerdo) altos funcionarios del gobierno de Santos con ejecutivos de las mas importantes multinacionales mineras con presencia en el país.  Reunión sobre la que ningún medio colombiano parece haberse percatado.

Como esta son muchas las reuniones privadas que adelanta Santos con representantes del capital extranjero, principalmente; de algunas de las cuales si acaso los medios serviles locales nos dan cuenta pero selectivamente y solo de las declaraciones refritas al final de las mismas, celebrando el desarme de las FARC y expresando con el mayor descaro su apoyo a la implementación de los acuerdos de paz. 

De la reunión del pasado mes de Abril, por ejemplo, si no fuera por un medio extranjero, neoliberal por lo demás, no nos enteraríamos de los detalles y compromisos que se pactaron en la misma.

El portal gringo de negocios BN Américas publicó hace dos días un artículo sobre esa reunión, bajo el título (traducido al español): "El Acuerdo de Paz en Colombia Establecido para Abrir Areas con Potencial Minero."

Citando al presidente de la Asociación Colombiana de Minería (ACM), Santiago Angel, BN Americas reporta que "si bien Colombia está rezagada con respecto a sus vecinos de Perú y Ecuador en términos de explotación de minerales, el país ofrece un potencial considerable para la explotación de cobre, níquel y metales preciosos."

El reporte de BN Americas cita también declaraciones de Santiago Angel en una entrevista a un medio peruano, y en la que expresa que "nosotros creemos que este [Acuerdo de Paz] representa una grandiosa oportunidad. Existen áreas que no han sido aun exploradas. No obstante, si no creamos incentivos para la exploración, eso será difícil."

Citando un informe reciente de la firma Británica Norton Rose Fulbright, BN Americas también resalta que "menos del 4% del territorio colombiano ha sido objeto de exploración; y que a 2015 las empresas mineras poseían 8,971 títulos que cubren un área de 4.43 Millones de Ha. 

La pregunta que surge es: Quién contrató a la firma Norton Rose Fulbright para elaborar este informe? Intentamos conseguir copia de ese informe pero como era de suponer, solo esta disponible para sus clientes.

Y en seguida viene la primicia....

BN Americas, citando nuevamente al presidente de la ACM, reporta que el presidente Juan Manuel Santos se reunió en Abril de este año con ejecutivos de las multinacionales mineras Anglo Gold Ashanti, Eco Oro Minerales, Red Eagle Mining, Continental Gold, Drummond, Cerrejon y Prodeco. Reporta además que en esa reunión se acordó trabajar en la legislación para regular la certificación minera, sus impuestos financieros y las consultas con las comunidades.

Nadie con dos dedos en la frente puede dudar de la unidad que existe entre el gobierno de Santos y toda la clase política colombiana, incluyendo el narcoparauribismo, en sus empeños por fortalecer el modelo económico neoliberal; y particularmente, en materia de explotación de recursos naturales y minerales, sobre sus planes de seguir entregando todos esos recursos a las multinacionales extranjeras, a cambio de migajas para los colombianos, y a expensas de la destrucción del entorno natural y social. 

Lo anterior por supuesto no es sorpresa. Santos ya destapó sus cartas con los proyectos legislativos que cursan en el congreso y que tienen como propósito  regular a favor de las multinacionales las consultas previas y las consultas populares con lo cual no solo frenarán las consultas populares programadas en varios municipios, sino que invalidarán los resultados de las masivas votaciones en contra de la explotación minera en consultas desarrolladas en 9 municipios del país.

Esos proyectos legislativos por supuesto serán tramitados y aprobados más rápidamente que la legislación para la implementación del acuerdo de paz (aun con fast track), pues cuentan con el apoyo incondicional del cartel político de la cizaña con el proceso de paz, los narcopartidos de garaje, Centro Democrático y Cambio Radical.

Todo este contubernio entre el régimen  y las multinacionales, segun BN Americas está amarrado a un programa de inversiones a 5 años de US$7.6 billones (US$7,600 millones) para explotación de oro, plata y cobre; de los cuales US$1.5 billones están programados para invertir en 2017. 


--> Tras los resultados en contra de la mineras en las consultas populares de varios municipios, y las pérdidas para la industria debido a los recientes paros y ataques a su infraestructura, lo mas seguro es que buena parte de esos billones de US$, inicialmente destinados para inversión durante este año, ya están en las cuentas bancarias de altos funcionarios del gobierno y de los congresistas que aprobarán (mas rápido que con fast track) la nueva legislación, regulaciones y la normatividad sobre las consultas previas y populares.

sábado, 16 de septiembre de 2017

La verdadera razón del éxodo de venezolanos hacia Colombia

Contrario a la propaganda del gobierno colombiano y de otros gobiernos de la región lacayos de Washington, la migración masiva de venezolanos a Colombia no tiene nada que ver con la "crisis" que atraviesa su país.

Es cierto que son miles los que cruzan diariamente la frontera con Colombia, especialmente en Norte de Santander, bien con el propósito de permanecer temporalmente en Colombia, o para proseguir hacia Ecuador, Perú, Chile.

No es cierto que esos más de 300.000 venezolanos y venezolanas que dice migración Colombia han entrado al país, llegan buscando refugio, "la libertad, una vida digna, huyendo de la persecución de la dictadura de Maduro", y buscando legalizar su permanencia definitiva en Colombia. 

Seguramente son mucho más de 300.000 los que han cruzado las fronteras con Colombia, pero sus motivaciones son diferentes. No llegan para quedarse. Vienen temporalmente a generar ingresos, así sea en devaluados pesos colombianos, aún a costa de permitir que los exploten pagándoles menos del pírrico salario mínimo, sin prestaciones y trabajando 14 horas diarias, trabajando toda la noche vendiendo tinto o arepas venezolanas; y la mayoría de mujeres, trabajando en prostíbulos.

Esas condiciones deplorables de trabajo las aceptan y toleran porque su meta es permanecer solo por pocos meses, unos incluso solo durante semanas, dependiendo de lo que cada uno logre ahorrar, para luego convertir esos ahorros en pesos en dólares, y luego devolverse a su país a aprovechar el mercado negro de la tasa de cambio (dólar paralelo, le llaman!!). La operación les permite multiplicar por más de 2300 esos ahorros en dólares al momento de cambiarlos a bolívares.

Si, suena inverosímil, pero de esa magnitud es la especulación del dólar en el mercado negro de su país, lo cual es parte de la guerra económica desatada contra el gobierno de Maduro. Y de esa magnitud es también la ambición, codicia, afán de enriquecimiento de quienes están emigrando, principalmente hacia Colombia, pero temporalmente porque luego vuelven con dólares y una vez en su país los cambian a una tasa de $23.744 bolívares por US dólar, la tasa de cambio en el mercado negro hoy Septiembre 16, 2017, frente a la tasa oficial de apenas 10 bolívares por US dólar.

Tasa de cambio hoy en el mercado negro en Venezuela

Sólo basta tomar como ejemplo el caso de un venezolano que se gana el mínimo en Colombia para establecer la magnitud del negocio como el único atractivo para el éxodo hacia Colombia.

Tasa de cambio oficial USD a Bolivar

Ingresos y gastos mensuales (según conversación con venezolano que trabaja en tienda en San Victorino):

Salario mínimo en Colombia: $737.717 Pesos
Gastos vivienda: $ 150.000 (en mini apartamento de 1 habitación, hacinados con 2 personas más, zona sur de Bogotá)
Alimentación y transporte: $ 300.000 (alimentación, incluye solo almuerzo)
Gastos misceláneos: $50.000

Ahorro mensual: $237.717; Aproximadamente $85 USD
Ahorro si se queda 3 meses: $255 USD

Dinero con que regresa a Venezuela, luego del cambio de sus ahorros en dólares americanos en el mercado negro: aproximadamente $ 6.054.720 Bolívares

Un ahorro nada despreciable considerando que el salario mínimo en su país es de $136.544 Bolívares; $325.544 Bolívares para quienes reciben el bono de beneficio alimentario.

Es decir, el venezolano y venezolana de a pie que se viene a Colombia por solo 3 meses, regresa a su país con una billetera que equivale a 44 veces el salario mínimo, sin mencionar que regresa a seguir disfrutando de los subsidios en el costo de los artículos de la canasta básica de alimentación, costo de la gasolina (que es casi gratuita), etc...

Imagínense las ganancias de los ricos venezolanos que llegan a Colombia, no necesariamente a invertir sino que simplemente pasan la frontera en San Antonio, se dirigen a una casa de cambio en Cúcuta, cambian allí sus millones en Bolívares, primero a pesos colombianos, luego a dólares, y se devuelven a cambiarlos de nuevo por bolívares pero a la tasa especulativa de $23.744 Bolívares por dólar americano. Este grupo de venezolanos si que está haciendo el negocio de su vida, y asegurando el futuro de sus herederos hasta mas allá de la 5a generación. Y estos son los que se hacen llamar patriotas, defensores de la democracia.

Por supuesto, este grupo de venezolanos, cuando se quedan por un tiempo en Colombia, no viven en el Sur de Bogotá hacinados en un apartamento de una habitación; o en el caso de la mayoría de mujeres, en los mismos prostíbulos, casi en condición de prisioneras. No, estos viven en el Norte de la ciudad y permanecen en los restaurantes y Starbucks del parque de la 93.

Así las cosas, queda claro que la desbandada no es por el agravamiento de la crisis en Venezuela sino porque quieren aprovechar el momento, pues saben que no durará mucho, bien sea porque Maduro logre desmontar esa guerra económica, o porque esa gigantesca especulación con la tasa de cambio igualmente se acabará tras una intervención militar gringa.

Pocos son los colombianos que saben y entienden lo que realmente está pasando en Venezuela. Y cómo esperar que lo sepan si el bombardeo de propaganda por parte de los medios masivos colombianos en contra del gobierno de Nicolás Maduro no para, de hecho es 24/7. A lo cual se suman las historias fabricadas que escuchan de todos los migrantes en los buses, calles.... quienes las cuentan totalmente convencidos porque la mal llamada oposición venezolana se las han inyectado tan profundamente que aunque ninguno de ellos ha sufrido las historias que cuentan, lo dicen como si realmente ellos mismos o sus familiares lo hubiesen, estuvieran sufriendo, o podrían sufrirlas en un futuro inmediato. El ejemplo más patético de éstas historias fabricadas es que "la gente se está muriendo de hambre", que el "dictador" Maduro los está asesinando en las calles solo por salir a marchar....

Bienvenidos a Colombia hermanos venezolanos, al país donde SI realmente mueren de hambre miles de colombianos; por si no les han contado, solo entre 2015 y 2016, más de 5000 niños de la comunidad indígena Wayúu murieron de hambre (sin contar los miles más que mueren diariamente en otras regiones abandonadas por el estado, como en el departamento del Chocó y en la costa pacífica en general).

Bienvenidos al país en "paz y lleno de oportunidades" donde más de 6 millones de personas han sido desplazadas de sus territorios y despojadas violentamente de sus tierras; al país donde, de las casi 250.000 victimas del conflicto interno, 75% son victimas del Estado y sus fuerzas paramilitares; donde 60.000 colombianos siguen desaparecidos; dónde solo entre Enero y Junio de 2017 y en plena implementación de los acuerdos de paz con las FARC, 101 líderes sociales y defensores de derechos humanos han sido asesinados bajo un manto de impunidad total.......


--> Y no les cuento mas por que tal vez esa realidad les toque el corazón, les ilumine su cerebro, recobren la sensatez y cuando cuenten sus historias en los buses de Transmilenio, en lugar de Venezuela se refieran a las realidades que ocurren a diario en este país inviable, fallido, cuyo presidente se los ha ofrecido como refugio y como un país prospero y justo. Y si cometen ese error, podrían terminar en las prisiones/mazmorras colombianas condenados por terroristas, y no queremos que sus suenos de ser millonarios en su pais se convierta en una pesadilla.

Buscar en este blog