viernes, 30 de agosto de 2013

Autores de los actos violentos durante las protestas en Bogotá: encapuchados de la guerrilla o grupo elite encubierto de la policía?

Foto cortesia Revista Hekatombe

Los actos de violencia y posterior desmantelamiento de las masivas protestas pacíficas que se desarrollaron ayer en Bogotá ponen en evidencia una vez más que el “grupo de los encapuchados” (como los denominan las autoridades estatales y sus medios prepago)  es realmente un grupo infiltrado “elite” encubierto  entrenado para producir caos dentro de las protestas y  enfrentamientos con sus “lanzas” del ESMAD, y asi crear las condiciones perfectas para que el aparato estatal policial aplique las medidas represivas y terroristas que finalmente neutralizan las protestas, amparados bajo la supuesta obligación legal que tienen de “recuperar el orden y proteger a los ciudadanos”. En resumen, el grupo elite de los encapuchados es el grupo antimotines, antidisturbios y anti protestas más efectivo con que cuenta el estado terrorista colombiano.
 
Foto cortesia EFE

Este grupo elite entra en acción principalmente en marchas que ocurren en Bogotá, y especialmente cuando el estado ve que son masivas y que cuentan con amplio respaldo popular, pues las percibe como una seria amenaza para la estabilidad de su gobierno, cuya sede está ubicada a una cuadra de la Plaza de Bolívar, el espacio en el que siempre se congregan la mayoría de las protestas.

Las acciones encubiertas de sabotaje, vandalismo, actos de violencia y terrorismo desarrolladas por el grupo “elite” de encapuchados le sirve al estado terrorista varios propósitos: 1) contener y neutralizar las protestas; 2) justificar el uso de medias extraordinarias y la militarización del país; 3) es el pretexto para reforzar su propaganda de criminalización de los organizadores de la protesta, mediante la estrategia trillada de vincular a los encapuchados con miembros de la guerrilla; 4) el terror infringido en los participantes, cuyas imágenes cuidadosamente seleccionadas son difundidas masivamente a través de los medios masivos prepago, tiene el efecto de desincentivar el apoyo y participación de los colombianos en futuras marchas y protestas populares.
  
Esta realidad por supuesto no la van a ver la mayoría de colombianos, ni siquiera la gran mayoría de personas que participan o apoyan las protestas, ya que a las imágenes repetidas de las “bombas” lanzadas contra la policía, se suma el bombardeo con propaganda difundida por el  gobierno y amplificada por sus medios prepago serviles, cuyo único propósito es reforzar el mensaje de que los autores de los actos de violencia, vandalismo, terrorismo son infiltrados de la guerrilla en coordinación con miembros del movimiento político Marcha Patriótica.

Peor aun cuando el propio presidente tiene el arrojo y cinismo de dirigirse a los Colombianos para  reforzar la estrategia de criminalización de los organizadores de las protestas mediante su vinculación con los encapuchados autores del vandalismo y violencia, quienes como se ha evidenciado en numerosas ocasiones, en realidad son un grupo elite estatal anti protestas.

Ni siquiera alguien con cerebro de insecto podra creer que las FARC van a cometer tamana estupidez de crear caos y violencia durante las protestas cuando saben que el UNICO beneficiario de tales acciones es el regimen fascista que nos gobierna. De ahi que sea el mismo estado mafioso y fascista el que monte grupos elite antidisturbios como los encapuchados, conformados bien sea por mienbros activos de la policia y ejercito, por paramilitares, o por una combinacion de los dos bandos. De hecho, esta tactica no es novedosa del regimen colombiano; esta escrita desde hace decadas en los manuales de entrenamiento y operacion de todas las fuerzas militares y policiales de los regimenes serviles al gobierno de Estados Unidos.

Vean a continuacion una muestra de los terroristas del ESMAD (EScuadron de MAtones y Delincuentes) en accion:



Buscar en este blog