martes, 3 de septiembre de 2013

Colombia, el país de MonSantos, La Gata, ……..y demás camarilla de buitres, hienas,…


Los medios prepago amanecen hoy “consternados” por el nuevo millonario contrato de chance adjudicado a alias “La Gata” en el departamento de Sucre. Consternación que solo les alcanza para condenar la corrupción a nivel regional, en esta ocasión en el departamento de Sucre, pues ignoran o esconden las conexiones criminales de la gata con los grandes felinos que ostentan el poder a nivel nacional. Y no solo felinos,….buitres, hienas, y todas las especies depredadoras del reino animal, todos fieles representantes de las mafias políticas y empresariales que se han apoderado (o son socios) no solo del negocio del chance sino de los contratos más jugosos de las entidades del orden nacional: infraestructura de transporte (grandes concesiones viales, aeropuertos, puertos), exploración y explotación petrolera, concesiones mineras, servicios de salud, comunicaciones, proyectos energéticos, etc., etc.,……

Estos periodistas también minimizan las declaraciones de la gata sobre su condición de ser apenas un eslabón en la cadena de corrupción y criminalidad que impera en el gobierno, y sobre las pruebas que tiene de sus vínculos con congresistas, jueces, y hasta con expresidentes. 

A los pseudoperiodistas prepago les sorprende el arrojo de la gata para desafiar a la justicia y a todos los entes de control quienes supuestamente “advirtieron” a la gobernación de Sucre sobre la ilegalidad de ese proceso de adjudicación.  Lo que no les sorprende  es que el poder de la gata, aun estando condenada a 37 años de prisión, se deriva precisamente de su poder de chantaje a todos los poderes judiciales y políticos del país, derivado a su vez precisamente de sus estrechos vínculos con ellos, ya sea a través de fuertes alianzas con caciques políticos regionales y nacionales, poniéndoles a su disposición una inmensa masa de votantes; o de contribuciones millonarias para sus campañas políticas, incluidas las del narco ex presidente Uribe y la de Juan Manuel Santos (MonSantos).

Alianzas electorales y contribuciones millonarias que le han sido retribuidos mediante tratamientos preferenciales como la de estar pagando su condena cómodamente en casa, continuar haciéndose a los contratos más jugosos del chance; seguir moviendo sus influencias políticas a nivel regional y local para hacer elegir o nombrar a familiares o personas de su entera confianza en altos cargos públicos; y por supuesto, blindarse de cualquier investigación seria. No es la adjudicación del contrato a la gata sino las exhaustivas investigaciones que supuestamente ya iniciaron sobre este proceso lo que constituye un verdadero insulto y desafío a los colombianos.

De ahí que las supuestas alertas durante el proceso de licitación y las investigaciones que dicen abrirán luego de conocer el resultado a favor de la gata, no pasan de ser sainetes de la procuraduría y de todas las demás IAS, incluida la misma Fiscalía, las cuales, si acaso terminaran en la judicialización del gerente de la oficina encargada de las licitaciones del chance en Sucre, a quien por supuesto le garantizarán una abultada compensación económica y pronta salida de prisión (que será su casa).

Buscar en este blog