jueves, 19 de abril de 2012

Señores “Inversionistas Extranjeros”: Aquí No Expropiamos…Por el contrario, el pais, sus recursos, su patrimonio,..todo es de ustedes

Rajoy de visita por su re co-optada colonia, agradece a su peon Santos su servilismo y lealtad con la corona española - Foto cortesia de la presidencia del ayuntamiento colombiano


En Colombia no se expropia, afirmó el presidente Santos en un foro económico organizado por el diario El País de España.

La mayoría de los colombianos por supuesto aplauden las declaraciones del presidente pero por las razones equivocadas. Consumen sin digerir la propaganda repetitiva que difunden los medios prepago serviles al gobierno y a sus patrones extranjeros, en el sentido de que recuperar la propiedad de las empresas, que una vez fueron estatales, y por ende los recursos y patrimonio nacionales que estas cooptaron en complicidad con los gobiernos de turno, causará una hecatombe económica y social que afectará a todos los ciudadanos.  Esta es precisamente la propaganda que difunden por estos días los gobiernos y medios defensores de la globalización y el neocolonialismo, a propósito de la decisión del gobierno argentino de expropiar la empresa petrolera YPF, de propiedad de la empresa española Repsol, que una vez fue de propiedad del pueblo argentino.

Quienes aplauden a Santos por mostrarse condescendiente con los inversionistas extranjeros desconocen la verdad y realidad que subyace en sus acciones.  La simple y más corta explicación es que el gobierno de Santos, y todos los que le han antecedido, prácticamente han sido cooptados por los intereses políticos y económicos extranjeros, con EEUU a la cabeza; lo que en términos prácticos significa que si la palabra “expropiación” alguna vez tiene cabida en el lenguaje político colombiano, esta tiene que  referirse a la obligación moral que tenemos todos los colombianos de expropiar primero el estado colombiano de las garras de esos gobiernos e intereses extranjeros.

Es ingenuo esperar que ese estado cooptado emprenda acciones de expropiación contra sus propios patrones; es decir, una auto expropiación; aunque el termino no es del todo descabellado si alguna vez el pueblo colombiano se deshiciera completamente de los buitres/mafias que hoy gobiernan y legislan, y en su lugar eligiera verdaderos representantes de los intereses de la nación y de todos los colombianos.  

El foro económico en el que Santos se revela como un agente mas de los intereses económicos extranjeros es solo una prueba más de ese endosamiento del estado colombiano…Fíjense que el foro fue organizado por un medio de comunicación Español que hace parte de un poderoso conglomerado económico que tiene inmensos intereses comerciales y financieros en Colombia.  Ya ni siquiera son los medios o asociaciones de empresarios colombianos los que organizan ese tipo de foros para atraer a los mal llamados inversionistas.  

Es tal el poder económico e influencia política que conglomerados económicos extranjeros como el Grupo Prisa (organizador y promotor del evento) ejercen sobre el gobierno colombiano que se dan el lujo de tener hasta al propio presidente Santos, y no solo como su principal orador sino como el principal defensor de sus intereses económicos. De ahí que no deben sorprender sus declaraciones, luego repetidas al unísono por el resto de sus ministros y funcionarios de alto nivel que también desfilaron por el foro: “aquí no expropiamos”.

Y es cierto.  Aquí en Colombia la expropiación solo se aplica con los millones de humildes campesinos ignorados totalmente por el Estado, a quienes una mala jugada del destino los llevo a poblar tierras que a través de los años se ha llegado a descubrir que son ricas en recursos naturales, energéticos o con alto potencial para proyectos agroindustriales.  Solo cuando esto ocurre es cuando el Estado se acuerda de ellos, pero no para rescatarlos de su miseria y abandono.  A ellos,  tanto este gobierno como los que le han antecedido, cumpliendo eficientemente su función de agentes de patrones internacionales, no solo les han expropiado (robado, despojado) sus tierras, sino que cuando se han negado o han resistido el despojo, los han desplazado violentamente, y en muchos casos, los han masacrado….

Es la forma perversa y criminal  como el mecanismo de expropiación previsto en la constitución  nacional (para recuperar el patrimonio y recursos de los colombianos) se ha aplicado a través de la historia en la Republica de Colombia …….una autentica Banana Republic.

Buscar en este blog