lunes, 16 de abril de 2012

El Sainete de la Cumbre de las Americas: Ganadores y Perdedores

El único consenso que salió de la cumbre de las Américas es que, en lo político, fue un absoluto fracaso.  Si hay algo que rescatar fueron las verdades que se  escucharon en las intervenciones de los presidentes o delegados del grupo ALBA, en particular, las declaraciones del canciller Maduro y del presidente Evo Morales, quienes una vez más expresaron con toda claridad y dignidad su rechazo a las políticas intervencionistas/neocolonialistas por parte del gobierno de los EEUU,  su política criminal de bloqueo a Cuba y  su doble moral al negarse a que Cuba ingrese a la OEA.

No obstante, como espectáculo, acontecimiento social, y oportunidad económica (para algunos pocos), algunos podrán decir que la cumbre fue un éxito; no así los cientos de miles de habitantes de Cartagena que tuvieron que pasar hambre por más de una semana; y en general el país que vio como miles de millones de pesos se despilfarraron en actividades frívolas y mundanas.

La mejor forma de presentar este contraste es hacer una lista resumida de ganadores y perdedores. 

Empecemos por los ganadores:
  • El principado de Anapoima (como bien  lo ha denominado el senador Robledo al referirse a la familia presidencial) que tuvo la oportunidad de ocupar las paginas sociales en todos los medios nacionales y en muchos internacionales; particularmente los príncipes herederos que tuvieron la oportunidad de tomarse unas fotos al lado del Rey; y la princesa de Anapoima, Titina, que con chequera en blanco, se dio el placer de derrochar la plata de los colombianos en regalos, fiestas de gala, cocteles y paseos con las primeras damas.
  • Los amigos cercanos del principado de Anapoima que se hicieron a millonarios contratos para la organización y logística de la cumbre, de los cuales los que registran  los siguientes links son solo una muestra…  http://ow.ly/d/A8o   http://t.co/WCb1Vr88
  • Los hoteles donde pernoctaron el Rey, los mandatarios regionales y sus comitivas, así como las delegaciones empresariales y de periodistas; al igual que los restaurantes y bares ubicados en la zona no militarizada de Cartagena;  que vieron incrementar exponencialmente sus ganancias…    
Ahora los perdedores:
  • La gran mayoría de habitantes de Cartagena que vieron restringidas sus actividades comerciales y laborales; pero en particular los cientos de miles de cartageneros que sobreviven como vendedores ambulantes , quienes por casi una semana dejaron de percibir sus precarios ingresos;
  • Los miles de cartageneros que por su condición de pobreza deambulan por las calles pidiendo limosna o cometiendo actos delincuenciales, quienes fueron desplazados a las zonas más apartadas para mostrar a los visitantes un rostro maquillado de la ciudad;
  • El pueblo colombiano en general que vio como mas de 96 millones de dólares (aprox. $170.000.000.000 pesos colombianos, cifra que el gobierno ya esta tratando de manipular para contrarrestar el escandalo), que pudieron invertirse en solucionar críticas necesidades humanas, se despilfarraron en una cumbre regional que, en ultimas, no fue cumbre sino una reunión mas de rendición de cuentas del príncipe de Anapoima con el Rey, de la cual no se puede esperar nada distinto a la continuación del negocio de la guerra (bajo el pretexto de la guerra contra las drogas), el saqueo de los recursos y patrimonio de la nación (inversión extranjera le llaman),  la destrucción de la agricultura campesina y de las pequeñas y medianas industrias (acelerada con la anticipación del TLC (Tratado con Lacayos Colombianos), la agudización de la miseria y violencia, ..…..  

Buscar en este blog