miércoles, 25 de abril de 2012

El escándalo de prostitución en Cartagena: reflejo de la doble moral del gobierno de EEUU

Foto: Los Angeles Times
Han pasado dos semanas desde que terminó la cumbre de las Américas y los medios internacionales mas leídos no han dejado de producir reportajes diarios. Y no precisamente sobre la cumbre de presidentes, que en ultimas no fue sino entre Santos y Obama, sino sobre la cumbre “de ombligos” entre las “niñas prepago” de Cartagena y el servicio secreto de Obama


Lo cual dice mucho, de hecho toda la verdad, sobre lo que son y representan los grandes medios de comunicación, especialmente los norteamericanos. Y es que mas allá de la exageración del escándalo y mala imagen que le han impreso a Colombia y en particular a Cartagena, presentándola como el centro mundial de la prostitución (actividad que ocurre en todas partes del mundo -pero no porque existen los hombres como patéticamente lo ha dicho la canciller colombiana), el masivo cubrimiento de este escándalo lo que realmente revela es la hipocresía y falsa moralidad de los gringos y en particular de sus grandes medios masivos.


En la semana siguiente a la cumbre de Cartagena, el periódico Los Angeles Times publicó un reportaje y fotografías de nuevas acciones aberrantes cometidas por soldados gringos en contra de la población de Afganistán. En las fotos aparecen varios soldados mostrando como trofeos partes y extremidades de cuerpos de civiles Afganos que han sido vilmente asesinados por ellos (vean aquí mas fotos). 


En contraste con el escándalo de Cartagena, este aberrante hecho, inhumano, criminal (ningún adjetivo es suficiente para describirlo y calificarlo) tuvo un mínimo cubrimiento, al punto que hoy ya nadie habla del mismo si no fuera porque periodistas independientes que, a través de medios alternativos, se empeñan en desenmascarar la morbosidad, amarillismo, hipocresía y doble moral de la gran prensa norteamericana.

Trayendo a colación el escándalo sexual de Cartagena, así se refiere el periodista independiente Finian Cunningham sobre la doble moral de EEUU en un reciente artículo titulado “El Verdadero escándalo en Colombia: Cuando acostarse con prostitutas es peor que los crímenes contra la humanidad”, el cual fue publicado en el portal Globlaresearch.ca:


Ser sorprendido con una prostituta en el cuarto de su hotel es una falta que amerita despido; ser sorprendido profanando cadáveres de Afganos asesinados y no pasa nada.

Dos escándalos salen a la luz esta semana que involucran comportamiento inmoral de personal militar y del servicio secreto revelan claramente diferentes reacciones y prioridades entre las elites americanas que gobiernan.


Las promesas de Panetta de investigar e impartir justicia en relación con el hecho repugnante mas reciente de violación de las leyes internacionales y la moralidad por parte de militares de EEUU en Afganistán pueden ser desestimadas como engañosas banalidades. La verdad es que, contrario al tratamiento dado al caso de la prostituta colombiana, no habrá castigo inmediato contra el personal Americano. No habrá ninguna investigación confiable. Ningún permiso de seguridad será cancelado. Ningún despido.


La profanación de cadáveres en Afganistán por parte de militares de EEUU no es un simple acto perverso, atípico de unos pocos individuos. Es un crimen que es parte integral de un crimen sistemático mucho mas grande: la profanación de una población entera por parte de la elite que gobierna EEUU, encabezada por personajes como Obama y Panetta.

Saltar sobre prostitutas en Colombia – algunas de las cuales parece ser son menores de edad – por parte de agentes del servicio secreto y oficiales del ejercito de EEUU es una ofensa contra la decencia moral y un escándalo vergonzoso de indisciplina. Es también un acto de mala conducta que merece el despido, de acuerdo con los reglamentos de trabajo del Pentágono.


Ante los ojos de los grandes medios, un escándalo sexual de la CIA siempre es primera pagina de las noticias en comparación con un asunto mas grave que involucre crímenes contra la humanidad. Pregúntese usted mismo: como se puede comparar un escándalo sexual con la profanación de cadáveres de Afganos asesinados y con las muchas otras atrocidades cometidas por el ejercito Americano en años recientes, incluyendo la violación y asesinato de niños?

La rápida respuesta de parte de la Casa Blanca y el Pentágono en sancionar el escándalo con la prostituta colombiana, comparada con las trilladas banalidades e inacción cuando se trata de crímenes de guerra sistemáticos, no solo es el reflejo de una repugnante y desdeñosa preocupación por las relaciones publicas. Ello muestra la mentalidad perversa y criminal de las clases que gobiernan los EEUU.



Pero no piensen que la severidad y agilidad del gobierno de EEUU para castigar a sus escoltas y militares por casos de comportamiento inapropiado o escándalos sexuales se extiende a todos los niveles de su estructura militar. En el caso de Cartagena actuaron así pero porque no tenian otra alternativa para aplacar la verguenza que pasaron ante los ojos del mundo entero.


Ese mismo gobierno que con tanta diligencia despidió a los escoltas de la Casa Blanca, se ha hecho el de la vista gorda por décadas ante los miles de casos de violación que ocurren al interior de las filas de sus fuerzas militares.  Y estamos hablando de violación sexual de mujeres (incluso de hombres) Estadounidenses que se enrolan a su marina, a su ejercito, a su aviación, a su guardia costera, para "servir y defender a su pais"; muchas de las cuales han arriesgado sus vidas en sus recientes guerras en Irak, Afghanistan. Miles de crímenes que prácticamente quedan impunes, para no mencionar el trauma irreparable que dejan en las víctimas, muchas de las cuales incluso han sido expulsadas de sus filas acusadas de adulterio (aunque el casado era el violador!!), de provocación sexual, de comportamiento inapropiado!!! 


Vean el documental "The Invisible War" para que tengan una idea  del rostro real que se oculta detrás de la mascara de justicia, democracia y  libertad con la que se presenta el gobierno de los EEUU ante un mundo lleno de incautos, ignorantes, fanáticos y serviles arrastrados,......que en Colombia los hay por millones!!


Y a propósito de las nefastas declaraciones de la canciller Holguín:


La prostitución no existe porque existen hombres como lo afirma la canciller. La prostitución es el resultado de las condiciones sociales y económicas en que vive la mayoría del pueblo colombiano. El ejemplo de Cartagena es revelador. Mas del 50% de su población vive en condiciones de miseria, situación que se replica a lo largo y ancho del país. De ahí que no solo mujeres adultas sino menores de edad (niñas y niños) se vean forzadas a recurrir a la prostitución como único recurso para sobrevivir. Cierto, prostitutas hay en todo el mundo. Pero la tragedia de la pobreza que se da en países como Colombia, hace que la prostitución internacional tenga un porcentaje mayor de mujeres con origen en estos países.

Canciller Holguín: No intente ocultar las condiciones de desigualdad y miseria que subyacen en la vida que llevan cientos de miles de mujeres colombianas (incluyendo menores de edad) y que las obliga a sobrevivir de la prostitución no solo dentro del país sino en muchos otros países, a donde han sido llevadas por traficantes de personas, o tenido que migrar ilegalmente por su cuenta, precisamente en un acto de desespero para mantenerse ellas mismas y a sus familias (incluyendo hijos) que dejan en Colombia.


Sí, estamos hablando de la Colombia prospera del gobierno de Santos, en el que la canciller Holguín es considerada la funcionaria modelo; un país que también ocupa primeros lugares como centro de operaciones de las redes internacionales de traficantes de personas. Porque la miseria del país es de tal magnitud y son tantas las prostitutas que ya ni siquiera de eso pueden sobrevivir. Los clientes colombianos con capacidad de pagarles por los servicios cada día son menos (también por el empobrecimiento), y las zonas turísticas como Cartagena están más llenas de prostitutas que de turistas extranjeros. De ahí que su destino final sean los prostíbulos de España, Japón, Alemania, Holanda, Reino Unido,….para mencionar solo los países europeos en los que las colombianas son las más solicitadas….



Para acabar o reducir la prostitución, según la canciller, no hay que mejorar las condiciones sociales y económicas de los colombianos, garantizarles oportunidades de trabajo bien remunerado; sino acabar con los hombres.

Si el coeficiente intelectual (IQ) es un factor determinante para entrar a hacer parte del gabinete del presidente Santos, las declaraciones de la canciller demuestran que ese requisito, el IQ, no es mas de 10; el que parece tiene la ministra!! Y de ahi para abajo, pues si ella es la ministra mas inteligente, como serán los demás??!!

Buscar en este blog