viernes, 31 de mayo de 2013

A propósito de la reunión Santos – Capriles, los títeres predilectos del gobierno de EEUU


El presidente Santos y su camarilla de medios serviles pretende hacerle creer a todos los colombianos, e incluso a la opinión internacional, que recibir en el palacio de Nariño a Henrique Capriles es apenas un acto de soberanía y como tal las reacciones del gobierno de Venezuela son absurdas e inadmisibles.

A la galería que, desafortunadamente es la mayoría, no le informan que el famoso huésped de la Casa de Nariño es recibido casi al mismo tiempo que el vicepresidente de EEUU, John Biden; y más importante aún, que Capriles fue uno de los lideres golpistas contra el gobierno de Chávez en 2002, y que como candidato derrotado en las recientes elecciones venezolanas anda buscando apoyo por toda Latinoamérica como parte del plan para derrocar al gobierno legítimamente electo de Nicolás Maduro; planes que por supuesto han sido diseñados y vienen siendo ejecutados bajo la dirección del gobierno de los EEUU, de ahí que la visita de Biden y su títere venezolano a su otro títere colombiano no es mera coincidencia.

A la omisión premeditada de estos hechos, se suma la masiva propaganda emprendida por los medios serviles prepago del régimen de Santos, dentro de la cual el lenguaje que utilizan en sus reportes tiene un propósito muy evidente: moldear la actitud y opinión de los colombianos haciéndoles creer que las reacciones del gobierno de Venezuela van dirigidas a todos los colombianos. De hecho, las palabras que recurrentemente se escuchan en emisoras y se leen en primeras páginas de diarios prepago colombianos son “ataque”, “amenaza”, “chantaje”,….las cuales son utilizadas dentro de un contexto político totalmente falso; esto es, que esos “ataques” son contra todo el pueblo colombiano.  De ahí que las encuestas que también montan para verificar que su campaña propagandística está funcionando, arrojen resultados tan inverosímiles. La mayoría de encuestados (la “mayoría de colombianos”, dicen los medios prepago) expresa total rechazo y condenan las reacciones del gobierno de Venezuela, y aceptan cual borregos el burdo discurso oficial de que como gobernante de un “país libre y soberano”, el presidente Santos puede reunirse con quien quiera. 
  
Imposible para un ciudadano mínimamente consciente de la historia y realidad política colombiana contener las carcajadas cuando escucha que Colombia es un país libre y soberano. Si de eso se ufana, entonces que Santos reciba también en el Palacio de Nariño al presidente de Irán, al presidente de Corea del Norte,…

Algunos de los mal llamados generadores de opinión como la godofreda cinica caspa de la W, María Isabel Rueda, no se ruborizan cuando exigen que el gobierno de Colombia debe renunciar al servilismo con el gobierno de Venezuela. Para pseudoperidistas prepago de su calaña, el único servilismo que le es permitido a Colombia es para con su amo, el gobierno de los EEUU y sus multinacionales.

El conductor del programa de noticias de la W, el también pseudoperiodista prepago Julio Sanchez Cristo, tiene incluso la desfachatez de equiparar la reunión de Santos - Capriles con las reuniones que hayan podido ocurrir entre el gobierno de Venezuela e Iván Márquez.  Dice este patético y servil periodista que si Chávez se reunía con uno de los jefes del “grupo terrorista de las FARC” porque Santos no se puede reunir con un ex candidato presidencial de Venezuela. Lo que este pseudoperiodista omite en su verborrea es que las reuniones de Chávez con la comandancia de las FARC no se dieron como parte de un plan para intentar derrocar al gobierno colombiano sino para convencerlos de que aceptaran iniciar diálogos con el gobierno de Santos tendientes a lograr una solución política al conflicto que sufre el país por más de 50 años; gestiones que por lo demás condujeron a que hoy estén sentados en la Habana las FARC y el Gobierno de Santos discutiendo las transformaciones sociales y políticas que se necesitan para acabar con esta guerra fratricida.

Pero claro, como podría este pseudoperiodista mencionar estas gestiones de paz del gobierno de Chávez, si al hacerlo le quedaría imposible esconder el hecho de que Capriles no vino a Colombia en calidad de Gobernador de Miranda sino de ex candidato presidencial; y no solo a denunciar los supuestos fraudes electorales que le impidieron alcanzar la presidencia sino a consolidar planes conspiracionales y desestabilizadores en contra de un gobierno legítimamente elegido a través de un proceso democrático que ha sido repetidamente calificado por el Centro Carter como el más sofisticado y transparente del mundo. El pseudoperidosta prepago Sanchez Cristo tampoco obviamente iba a mencionar el hecho de que Capriles fue uno de los líderes en el golpe de estado contra Chávez ocurrido en el 2002, ni que luego de conocer los resultados de las pasadas elecciones presidenciales, fue el principal instigador de la violencia en las calles venezolanas la cual terminó con un saldo de 14 muertos.

La conclusión de este bochornoso episodio no es la que algunos opinadores de la oposición presentan. Que fue un grave error par parte de Santos reunirse con Capriles. NO….. Santos actúa como lo que es: un títere incondicional del gobierno de los EEUU, y un farsante y cínico cuando se trata de establecer y sostener relaciones políticas y diplomáticas con gobiernos de la región que se han liberado del dominio de sus amos.

Y lo de titere y farsante lo demuestra con su reaccion patetica a los reclamos del gobierno de Venezuela. Si queria responderle a Maduro debia hacerlo como estadista no como un culpable que se defiende acusando al otro o ridiculizando sus acusaciones.  Peor aun, cuando niega que esta ayudando a montar un complot contra Venezuela y al dia siguiente anuncia que Colombia entrara a hacer parte del grupo terrorista mas grande del planeta, la OTAN.

No es dificil anticipar cual es el proposito de la integracion de las FFMM de Colombia al grupo terrorista de la OTAN.  Ya vendran las acusaciones de que Venezuela, Bolivia o Ecuador estan apoyando o sirviendo de refugio a grupos terroristas islamicos, o ayudando a fabricar las bombas atomicas de Iran. Lo que sigue ya es conocido y es procedimiento standard. Guerra propagandistica, bloqueos economicos, suministro de armamento a grupos terroristas opositores, intervenciones militares, invaciones, bombardeos,.... con saldos de miles de civiles inocentes asesinados y los gobiernos legitimamente elegidos, derrocados o asesinados; en esta ocasion, con Colombia como base de operaciones del grupo terrorista de la OTAN. Y no se sorprendan si este paso de Santos no es sino en anticipacion al fracaso del proceso de paz (asi disenado por el establecimiento) para emprender la arremetida final contra las FARC, pero no para acabarlas sino para usar esta arremetida militar contra Venezuela, principalmente, pues reviviran los montajes de que este pais es el principal refugio de la guerrilla de las FARC. 

Buscar en este blog