sábado, 7 de julio de 2012

La personificación de todos los males de Colombia y su peor imagen es el mismo Uribe no lo que el diga en el exterior


La ingenuidad y/o borreguísimo de los colombianos parece no tener limites. En los días recientes, el narco ex presidente Uribe los tiene de nuevo concentrados hablando de todo cuanto hace o cuanta barrabasada dice. Su mas reciente show ocurrió con motivo del homenaje al fascista y nefasto ex ministro de Justicia Fernando Londoño, evento en el que el narcoparauribismo también lanzó un nuevo frente político denominado "frente contra el terrorismo", el cual aparentemente se constituye en el movimiento político de oposición al gobierno de Santos, mas específicamente, a su re elección.

Pero no es sobre este encuentro de borregos, politiqueros y mafiosos de la extrema derecha el motivo de este articulo. Los siguientes links proveen suficiente recuento de los patéticos discursos y del espectáculo que disfrutaron los borregos e idiotas que pagaron los $100.000 que costaba la boleta de entrada.



Lo que realmente motiva este articulo es la cadena de habladurías y noticias periodísticas que desencadenaron las declaraciones de Santos sobre las noticias negativas que, según un estudio contratado por la presidencia, genera el narco ex presidente en el exterior. Cabe anotar primero que lo negativo que anda difundiendo el narco ex presidente es sobre el gobierno de Santos, en particular sobre su supuesta debilidad en la guerra contra la guerrilla, en el manejo de la seguridad, la economía, y en general la estabilidad del país; comentarios que si bien podrán generar una imagen negativa en la figura del presidente Santos y su administración, no necesariamente repercutirá en la imagen del país, que de hecho no puede estar mas deteriorada.

Y  es aquí donde han entrado a jugar su papel manipulador los medios serviles al régimen y el propio Santos, presentando las criticas de Uribe en el exterior como dañinas para la nación, cuando en realidad lo que cualquier ciudadano, mínimamente consciente de lo que representa Uribe, puede inferir es que esas criticas van dirigidas directamente a Santos y, mas específicamente, a torpedear su re elección y a crear el escenario político para justificar el regreso a la presidencia del mismo Uribe o de uno de sus sirvientes.

La imagen del país, en todos sus aspectos, no necesita que el narco ex presidente la dañe. De hecho, el mismo es la personificación mas aberrante de la mala imagen de Colombia en el exterior y de todos los males que aquejan al pueblo colombiano, y que durante su mandato alcanzaron niveles nunca sospechados.

El resultado de la torpe manipulación de la noticia no solo deja mal parado a Santos, sino que ayuda a re encauchar la popularidad de Uribe pues lo presenta como un gran patriota que sigue preocupado por el bienestar y prosperidad del país.

Con esa manipulación lo que logran es desviar la atención de lo que realmente representa la mala imagen del país, deteriorada día tras día a causa de las múltiples malas e insólitas noticias que circulan por todo el mundo y de forma instantánea por los medios electrónicos y redes sociales. La preocupación de Santos y de una gran mayoría de ingenuos colombianos en el sentido de que la imagen del país se afecta mas porque Uribe o cualquier otro colombiano hable mal de país en el exterior es por decir lo menos patética.

Los extranjeros conocen la realidad del país mas que los mismos colombianos. De hecho, para la inmensa mayoría de extranjeros, la mala imagen del país no es la que se deriva de las incoherencias y cínicas declaraciones de Uribe en cuanto evento publico participa como invitado. Por el contrario, la gente en el exterior (incluidos algunos de los colombianos que han tenido que salir del país y que han despertado de su aletargamiento mental) lo ven a El (a Uribe) como la personificación mas genuina de todos los hechos aberrantes que ocurren en el país y consecuentemente de su mala imagen internacional.  Eso no quiere decir que el país era visto como un paraíso antes de la nefasta era de Uribe.

Para el mundo exterior es evidente que durante los 8 anos del gobierno  de Uribe los hechos negativos que ensombrecían la imagen de Colombia alcanzaron limites insospechados. Empezando con la llegada de Uribe a la presidencia, porque si antes de El, el estado en conjunto estaba ya manchado por el hecho de que dineros del narcotráfico habían penetrado los círculos políticos, e incluso financiado la candidatura de Samper, para la gran mayoría de la comunidad internacional es claro que en el 2002 el narcotráfico no solo ese tomo el poder ejecutivo sino la mayor parte del legislativo. Es decir, se consolido un Narco Estado!!

Y lo que prosiguió, y que todo el mundo conoce, no tiene antecedentes. Escalamiento escandaloso de las ejecuciones extrajudiciales, de las masacres, de las amenazas y asesinatos de líderes sindicales, defensores de derechos humanos, profesores, periodistas independientes, etc., etc. Para no mencionar la desbordada corrupción y saqueo de los fondos públicos de todas las instituciones del estado, la impunidad rampante, la agudización del conflicto como consecuencia de una guerra indistinguible sobre si era contra la guerrilla o contra el pueblo, la mutación del monstruo del narco paramilitarismo; y la entrega sin contraprestación (salvo para los pocos que aprobaron las leyes y firmaron los contratos) de la soberanía y recursos naturales a las multinacionales (los inversionistas extranjeros), para mencionar solo lo mas relevante que en el exterior se conoce.

En conclusión, la respuesta de Santos tratando de involucrar a todo el país como victima de los ataques de Uribe es torpe y contraproducente. Las criticas y declaraciones cínicas que hace Uribe en el exterior contra el gobierno de Santos tienen un objetivo único: presentar a Santos como un gobierno títere no confiable plenamente frente a los poderes internacionales que tienen grandes intereses geopolíticos y económicos en el país; esto es, sembrar desconfianza dentro de esos poderes en el sentido de que quien eligieron como su sucesor NO les esta garantizando la protección de esos intereses. Si logra esto, Uribe tendrá garantizado su regreso a la presidencia, bien personalmente, o por intermedio de un testaferro servil a sus propósitos y a los de sus amos.

La prueba es una de las criticas que mas repite  el narco ex presidente: el re establecimiento de las relaciones políticas y comerciales con Venezuela. Hecho que distorsiona presentándolo como acto de sumisión de Santos hacia Chávez; lo cual utiliza artificiosamente para hacer toda clase de patéticas abstracciones mentales: que el socialismo de Chávez se tomara el poder en Colombia y se extenderá a toda la región, que las inversiones y empresas extranjeras serán nacionalizadas; que como consecuencia del marco para la paz, Timochenko será el próximo presidente de Colombia; que el “terrorismo” de las FARC, apoyado por el frente Cuba-Venezuela, ahuyentara la inversión extranjera; que el narcotráfico se multiplicara, bla, bla, bla….


Update:


Según refiere la "gran prensa" nacional el nombre oficial del nuevo partido politico engendrado con ocasión del homenaje al fascista Fernando Londono se denominara "Puro Centro Democratico" (PCD). Como es natural, todo los engendros del narcoparauribismo tienen un doble significado y propósito; el doble por supuesto es el que siempre refleja lo que realmente son y representan: PCD = Partido  de Paracos, Camorreros y Delincuentes.

Buscar en este blog