miércoles, 18 de julio de 2012

Todos los latinoamericanos, menos los colombianos, somos indígenas del Cauca…


Foto: Luis Fernando Martinez/AP

Si los colombianos conociéramos al menos una página de la verdadera historia de nuestra cultura, nuestros orígenes, las transiciones políticas, etc., a todos nos dolería en lo más profundo lo que han padecido los indígenas del Cauca, su miseria, abandono y la violencia crónica impuesta por el Estado durante los mas de 2 siglos transcurridos desde la supuesta independencia de los españoles; dolor que se manifiesta con mayor intensidad en los últimos días debido al ensañamiento por parte de las fuerzas represivas del Estado y las de la guerrilla.

Pero NO,  lo que a la gran mayoría le enseñaron (o lo que convenientemente ha aceptado como verdad) es que los indígenas que habitaban los territorios que hoy hacen parte de Colombia eran unos salvajes, sucios, ignorantes, perezosos, etc., y que por lo mismo, las masacres que cometieron los españoles, y su adoctrinamiento y supuesta civilización a que sometieron a los sobrevivientes, no fueron acciones criminales sino actos altruistas dirigidos a mejorar la raza y crear una nación prospera. De ahí que la gran mayoría de colombianos se avergüencen que les recuerden sus ancestros indígenas y como mecanismo de defensa hagan gala del racismo mas repudiable/patético, el cual lo refuerzan con un afán obstinado  de querer emular o identificarse con los europeos y los gringos.

Por eso también la indignación de toda esa gran mayoría de pseudo colombianos con ocasión de los empujones de un grupo de indígenas contra algunos soldados acampados en bases militares construidas en su territorio y sin su consentimiento. Empujones que, haciendo eco de las manipulaciones del gobierno y su estamento militar, la galería también los califican como actos de violencia.

Su ignorancia y repudiable racismo ha llegado al extremo de condenar como un hecho violento un acto de resistencia y desobediencia pacifica convocado por los indígenas para manifestar su deseo de mantenerse neutrales en la guerra entre el narcoestado y los grupos subversivos (guerra que en ultimas, ellos saben, es contra ellos y todo el pueblo en general); y de celebrar y glorificar la retoma de una zona de Toribio (esa si haciendo uso de extrema e indiscriminada violencia) en la madrugada siguiente al día en que los soldados fueron expulsados. Retoma en la que resultó asesinado un joven indígena y muchos otros gravemente heridos. Pero claro, como la desfachatez no tiene limites, al asesinato del joven indígena lo consideran ahora un error; mientras que al desalojo a empellones de los soldados desde sus trincheras lo califican como acto violento y subversivo por el cual el fiscal de bolsillo del narcoparauribismo ya ha expedido 140 ordenes de captura.
 
No cabe duda que reacciones como estas no son sino la prueba de la efectividad de la propaganda oficial, amplificada y repetida hasta el cansancio por sus medios prepago, mediante la cual se glorifica y presenta como “héroes” a los miembros de las fuerzas militares y policía. 
  
Con una población tan ignorante y adoctrinada como no va a sentirse Santos con el respaldo suficiente para salir a los medios a dar las declaraciones mas temerarias en contra de la población indígena del Cauca, en una muestra de autoritarismo que raya en despotismo, pero al mismo tiempo de servilismo rastrero con sus patrones extranjeros.

Recordemos y respondamos algunas de las declaraciones mas temerarias y serviles de Santos:

No quiero ver un solo indígena en las bases militares”…….traducción: nuestras bases militares solo están abiertas para los soldados y mercenarios gringos, y para los mercenarios israelitas;

“No vamos a abandonar un kilometro de presencia en el Cauca ni en el territorio nacional”…..traducción: No vamos a permitir que unos indígenas zarrapastrosos nos estropeen el plan de entregarles a nuestros inversionistas extranjeros las mejores tierras para la agroindustria y con mayores riquezas en recursos minerales y energéticos;

“Exalto actitud de soldados que fueron ayer intimidados por algunos indígenas”. “Lo que ocurrió ayer, nada justifica violencia”…..Traducción: El uso de la violencia solo le es permitido a nuestros héroes de la patria. Solo ellos tiene carta blanca e inmunidad para asesinar civiles inocentes, violar y asesinar niños, cometer masacres, desaparecer personas que se oponen a nuestro régimen,….




Buscar en este blog