domingo, 5 de octubre de 2014

Uribe al desnudo: Mas sobre los contactos clandestinos entre su gobierno y los “terroristas de la FAR”

Las revelaciones de Daniel Coronell en su columna de la Revista Semana, sobre los contactos clandestinos del narco expresidente Uribe con las guerrillas de las FARC y ELN, no son nuevas.

No obstante, la carta firmada por el entonces comisionado de paz Luis Carlos Restrepo, aporta detalles muy importantes a las revelaciones que ya se conocían y que fueron difundidas por la organización Wikileaks con ocasión de la masiva filtración de cables diplomáticos gringos. El aporte mas importante en la carta revelada por Coronell es la propuesta de Uribe de desmilitarizar una área de más de 800 km2.

Uno de los cables de Wikileaks que refuerza las revelaciones del columnista Daniel Coronell, fechado Mayo 26, 2009, registra una reunión del congresista Henry Acosta con representantes de la embajada de EEUU y de la Comisión Nacional de Conciliación, en la cual Acosta los pone al tanto (o les rinde cuentas?) sobre sus acercamientos con representantes de las FARC con miras a iniciar un proceso de paz; gestiones que contaban con la autorización del entonces presidente Uribe.

En la minuta de la reunión, la embajada de EEUU registro lo siguiente:

El 4 de Mayo, Polcouns se reunió con el político del Valle del Cauca Henry Acosta en las instalaciones de la Conferencia de Obispos Católicos en Bogotá. El gobierno colombiano estaba al tanto de la reunión, la cual fue organizada y atendida por el padre Darío Echeverri, Secretario General de la Comisión Nacional de Conciliación. Acosta dijo que el miembro del secretariado de las FARC Jorge Torres Victoria (Pablo Catatumbo), su contacto principal, le había pedido que estableciera contacto con la embajada. Acosta enfatizo que el no traía ningún mensaje de las FARC para el gobierno de EEUU, pero dijo que Catatumbo quería establecer una relación con la embajada que podría ser útil en el futuro. Acosta dijo que Catatumbo esta convencido que la participación del gobierno de EEUU en cualquier eventual proceso de paz con el gobierno colombiano será clave para el éxito del proceso. Acosta fue autorizado por el gobierno colombiano para establecer comunicación con las FARC desde Julio de 2008 hasta Marzo de 2009.

A Daniel Coronell, el narcoparaco expresidente y toda su jauría de psicopatas, podrán insultarlo y hasta amenazarlo en su intento por desvirtuar sus valientes denuncias y presentarlas como infamias. Lo que no podrán calificar como infamias son los registros que la Embajada de EEUU hacia con ocasión de cada una de sus reuniones con el propio presidente o con sus representantes cuando iban a rendir cuentas.

Pero las gestiones clandestinas de Uribe con representantes de las FARC y ELN no solo se limitaron a las que Daniel Coronell revela en su columna de hoy.

Gestiones de la misma naturaleza aparecen registradas en cables diplomáticos posteriores, fechados al inicio del 2010, cuando el comisionado de paz era Frank Pearl. En uno de esos cables, la embajada revela que Frank Pearl les informo “que el gobierno colombiano había establecido comunicación con las FARC y el ELN con el fin de desarrollar una agenda de trabajo y construir confianza con miras a un acuerdo de paz”. El comisionado de paz también hizo énfasis en que las cartas claves con que contaban para ese emprendimiento era “la posible re elección de Uribe y el apoyo del presidente Chávez”.
Cable de Departamento de Estado, Enero 7, 2010 - Rendicion de cuentas de Frank Pearl en Embajada de EEUU

Recogiendo las palabras con que Coronell termina su columna, el presidente de entonces era mas “Castro-Chavista” que Juan Manuel Santos.


Al Castro-Chavismo que Uribe lleva en la profundidad de su alma, hay que agregarle sus deseos de “construir confianza” con los que ahora califica de “terroristas”.

Buscar en este blog