lunes, 5 de septiembre de 2011

Revelaciones de Wikileaks: Infidencias del Senador Rodrigo Lara sobre amenazas en su contra y sus entrevistas en EEUU con los paramilitares extraditados


Escaso cubrimiento y análisis tuvo en su momento en los medios locales la noticia sobre las visitas de Rodrigo Lara y Piedad Córdoba a los EEUU a entrevistarse con los paramilitares extraditados.

La información que se conoció a través de medios estuvo mas enfocada a la inconveniencia de la visita y a las reacciones y condenas por parte del gobierno de Uribe que a los resultados y pormenores de las entrevistas de estos senadores con los paramilitares presos en EEUU. Sobre esto ultimo, lo único que se supo fue que los extraditados habían manifestado su voluntad de cooperar con el esclarecimiento de los crímenes cometidos en Colombia pero que solicitaban la protección de sus familias como condición para continuar colaborando con la justicia colombiana. Lo que hay que preguntarse es entonces si la escasa difusión de la noticia se debió a que los senadores no compartieron con los medios todos los detalles y resultados de sus entrevistas; o si lo hicieron, fueron los medios los que ignoraron/ocultaron o filtraron la información para evitar disgustar al gobierno de Uribe.

Pero lo que haya pasado con el manejo de esta noticia ya no tiene importancia. Los detalles y el alcance de esas entrevistas han sido recientemente revelados por Wikileaks, a través de la publicación de un cable diplomático generado en Septiembre 2009, en el cual se registra una reunión entre el Senador Lara y el embajador de EEUU en Agosto de 2009.

Así registró el embajador la información que recibió del Senador Lara:

“El Senador Lara de Cambio Radical, partido aliado de Uribe, le informo el 27 de Agosto a Polcouns que había recibido varias amenazas de muerte…”

“Lara dijo que el ex asesor del presidente Uribe, José Obdulio Gaviria, es uno de las personas responsables de las amenazas. Lara dijo que ha recibido amenazas durante varios años debido a su trabajo como zar anti corrupción durante el primer período del presidente Uribe.  Lara dijo que las amenazas comenzaron cuando denunció el presunto proceso irregular de la adjudicación del tercer canal privado de televisión. Lara dijo que el empresario antioqueno William Vélez, el ex piloto de Pablo Escobar Guillermo “Guillo” Angel, y su hermano Juan Gonzalo Angel controlaban los dos canales privados de televisión, Caracol y RCN, así como también los programas de noticias de televisión por cable. Lara dijo que estos tres medios aseguran que las criticas al presidente Uribe sean mínimas y ponen una cortina de humo a cualquier reporte sobre los vínculos de Uribe con actividades paramilitares que datan desde el inicio de su carrera política en Medellín. Lara aseguro que la conspiración de JOG junto con estos tres medios se realiza con pleno conocimiento de Uribe”

A continuación, el embajador resume así sus propios comentarios:

“Las conclusiones de Lara sobre esta maraña de intrigas es que el verdadero “poder detrás del trono” de la administración de Uribe es el equivalente a un cartel de Medellín pero mucho mas sutil. Lara se enfocó en Guillo Angel, a quien se refiere como un informante en contra de Pablo Escobar. Lara argumenta que Angel y Uribe tienen un vinculo que data desde comienzos de los 80s cuando Angel era narco-piloto y Uribe director de la Aeronáutica Civil. (Nota: Lara ha hecho publicas estas declaraciones en varias oportunidades. En diciembre del año pasado, Lara le contó al periódico El tiempo que la compañía de aviación de Angel, Helicargo, suministró servicios de transporte a paramilitares.  La información de esta embajada sugiere que Angel suministro transporte a lideres de las Auto Defensas Unidas de Colombia (AUC) durante el proceso de desmovilización en 2005-2006 bajo un contrato con el gobierno de Colombia. Sin embargo, esta embajada desconoce que haya alguna investigación criminal en contra de Angel.  Separadamente, el presidente de la Corte Suprema Augusto Ibáñez nos dijo en Agosto 27 que él cree que las amenazas denunciadas por Lara estaban relacionadas con las recibidas por la corte suprema con occisión de sus investigaciones sobre el escandalo de la parapolítica. Fin de nota)”

Respecto de los pormenores de las visitas a los paramilitares extraditados en EEUU, el cable diplomático registra así la información que el senador Lara le dio al Embajador:

“Lara dijo que visitó los EEUU en tres ocasiones con la senadora liberal Piedad Córdoba - con quien Lara esta liderando un comité del Senado sobre el escándalo de la parapolítica – a entrevistarse con varios de los ex lideres paramilitares extraditados en Mayo de 2008. Específicamente, Lara citó encuentros con Herbert Veloza (Alias “HH”), Juan Carlos Sierra (alias “El tuso”), y Diego Fernando Murillo (alias “Don Berna”). Lara sugirió que los extraditados habían ofrecido suministrar información confirmando los vínculos de Uribe con las AUC, pero esquivó preguntas directas sobre el tipo de información que había obtenido. Si bien no critica directamente la extradición de los paramilitares a los EEUU, Lara dijo que su extradición ha impedido avanzar en el esclarecimiento de la verdad acerca de los crímenes de los paramilitares y sus vínculos con el gobierno. Polcouns le informó a Lara sobre la estrategia del gobierno de EEUU de permitir el máximo acceso posible a los extraditados por parte de las autoridades colombianas, incluyendo la promoción de que designen jueces y fiscales colombianos en la embajada de Colombia en Washington.”

Un aparte del cable que causa sorpresa son las acusaciones de Rodrigo Lara en relación con el trabajo de Piedad Córdoba. Así lo registró el embajador:

“Con relación a Córdoba, Lara dijo que la senadora de la oposición y aliada de Hugo Chávez tiene una agenda política propia para ejercer presión sobre el gobierno de Uribe y promover la popularidad de ella misma. Lara dijo que esto complicaba el trabajo del comité del senado. Lara dijo que trató de trabajar con Córdoba pero que se opuso fuertemente a la inclusión que ella hizo de personas que no eran congresistas tal como el defensor de paz y critico de Uribe, Iván Cepeda. Lara dijo que fue precisamente cuando Cepeda dio declaraciones con sesgo político a reporteros que se encontraban a la salida de la cárcel de Nueva York, una vez concluida la visita oficial de la comisión, que él decidió apartarse de Piedad Córdoba y llevar a cabo su propia investigación”.

El cable también registra denuncias que hizo Lara en relación con amenazas de muerte que estaban recibiendo los familiares en Colombia de los paramilitares, quienes, según él, estaban siendo perseguidos de la misma manera que ocurrió con los familiares de Pablo Escobar a comienzos de los 90s. Lara también le dijo al embajador que los lideres extraditados a los EEUU están preparados para suministrar mas información pero que tenían temor por la seguridad de sus familiares.

El cable también registra posteriores declaraciones del secretario jurídico de Uribe, Edmundo del Castillo, en respuesta a las denuncias del senador Lara. Según el cable, el 14 de Septiembre, Del Castillo le dijo al embajador que las denuncias de Lara y de otros similares solo eran una estrategia de una minoría política frustrada y que entre los miles de paramilitares desmovilizados que habían sido entrevistados por las autoridades ninguno había hecho señalamientos de la complicidad de Uribe con sus actividades. Del Castillo recordó que la excepción había sido Francisco Villaba, un criminal ya condenado por la masacre de El Aro en 1997, y quien denunció la participación de Uribe en el “incidente”. No obstante, Castillo dijo que Villaba fue posteriormente declarado mentalmente inestable y finalmente asesinado en Medellín en desarrollo de actividades de narcóticos.

Finalmente, tratando de desacreditar aun mas las acusaciones de Lara, Del Castillo hizo referencia a denuncias anteriores en contra de otros ex presidentes por vínculos con narcotráfico, las cuales para Del Castillo eran mucho mas graves que las se alegaban en contra de Uribe.

Mas que noticias nuevas, el cable del Departamento de Estado de los EEUU deja muchos interrogantes en relación con el trabajo de la comisión accidental del Senado y lo que sucedió después de las entrevistas entre los extraditados y los personajes referidos en el cable, los Senadores Lara y Piedad Córdoba, e Iván Cepeda.

1) Quienes mas participaron o estuvieron presentes en las conversaciones con los paramilitares extraditados? Hubo acompañamiento de algún fiscal, juez o magistrado de la Corte Suprema?;

2) Quedaron grabadas esas conversaciones, incluyendo las declaraciones de los paramilitares en el sentido de que estaban dispuestos a suministrar información que demostraría los lazos entre Uribe y el narcoparamilitarismo? Si quedaron grabaciones, a quienes o a que autoridad fueron entregadas para que prosiguieran con las investigaciones e interrogatorios?

3) Si tal como lo afirma el embajador en el cable, el gobierno de los EEUU garantizaba que los jueces y fiscales colombianos continuaran los interrogatorios de los paramilitares extraditados, que información adicional suministraron en relación con los vínculos de Uribe y las AUC, y con los cientos de crímenes que quedaron en el limbo luego de su extradición?

4) Si el temor de los paramilitares extraditados era la seguridad de sus familias en Colombia, que gestiones hizo el comité del Senado de seguimiento a Justicia y Paz para garantizar su protección y la de los propios paramilitares para que siguieran colaborando, aparte de pedirle al propio gobierno de Uribe (el implicado y denunciado por los paramilitares) que proteja a “los familiares de sus acusadores”?

5) Si ante el embajador de EEUU el senador Lara si podía acusar a Uribe de que lo estaba amenazando, y contarle además las revelaciones de los extraditados sobre su deseo de destapar sus vínculos con el paramilitarismo, por que el cuestionamiento a Iván Cepeda cuando este reveló ante el país algo de lo que los paras habían contado sobre Uribe;

6)………..

Buscar en este blog