viernes, 13 de mayo de 2011

Razones para no votar por el “Uribismo” en las elecciones de Octubre

El_paraco

El proceso electoral de Octubre tal vez sea la última oportunidad que tienen los ciudadanos colombianos de castigar al narcoparauribismo (por lo menos politicamente) y cobrarle todos los daños irreparables que le ha causado al país en los últimos 9 años, prácticamente en todos los ámbitos de la vida nacional. Estos daños, que además han degradado al extremo la moralidad y salud mental de los colombianos, se han hecho más evidentes a raíz de los múltiples escándalos de corrupción destapados en los últimos meses y que comprometen el funcionamiento de  la mayoría de instituciones del gobierno nacional, especialmente durante el largo y angustioso periodo presidencial de Uribe.

Pero si aún queda algo de moralidad, decencia, racionalidad y capacidad de reacción, la ciudadanía no puede permitir dejarse atrapar por la maraña de propaganda que ha montado el narcoparauribismo y sus medios prepago y serviles (casi todos) dirigida a reforzar la idea de que el gobierno de Uribe no solo ha sido el que más ha luchado contra la corrupción sino el que más beneficios y prosperidad le ha dado a todos los colombianos, para lo cual recurren a la propaganda refrita de que ha sido el mejor gobierno de la historia, que sus políticas de seguridad democrática, cohesión social y confianza inversionista (sus tres huevitos) sacaron al país de su condición de paria; y que por lo tanto todos los crímenes de estado y pozos sépticos de corrupción que se han destapado ocurrieron a sus espaldas!!.

El país decente que aún queda y aquellos que se han despertado del estado de alucinación en que estaban no pueden pasar entero la burda propaganda oficial con que están siendo bombardeados por estos días (y que continuará sin descanso hasta las elecciones) mediante la cual se absuelve de tajo al presidente y a los rufianes que nombró en los ministerios e instituciones donde se han destapado los pozos sépticos, con el argumento patético de que ellos no tenían porque estar enterados de todo lo que ocurría al interior de ellas dado su tamaño y complejas estructuras y a la supuesta autonomía con que operaban sus entidades adscritas.

Pero el montaje no se limita a lo anterior. La propaganda también reza que hay que absolver al narco expresidente porque “ha sido frentero”, “da la cara” y pide (ordena) a sus ex funcionarios que también lo hagan. Sus medios prepago no mencionan que para defender lo indefendible, el narco expresidente recurre a la descalificación de las denuncias y de la propia justicia; y al silenciamiento de testigos clave, bien sea sacándolos del país como exiliados, extraditándolos, prometiéndoles grandes beneficios económicos una vez salgan libres, amenazando sus familiares; o bien silenciándolos definitivamente (recuerden a Pedro Juan Moreno….). Si ponen en práctica un mínimo de sentido crítico cuando escuchan las declaraciones de los ex funcionarios de Uribe comprometidos en los escándalos de corrupción, notarán fácilmente que recitan el mismo libreto (verborrea) con que se defiende Uribe: mandan callar a los interlocutores o entrevistadores, se ponen furiosos (aunque algunos también lloran….recuerden a Sabas Pretelt), nunca contestan lo que les preguntan o se niegan a contestar, y recitan la acostumbrada verborrea de que sacrificaron sus vidas por el bien del país, que trabajaron incansablemente, que son de conductas intachables, que no sabían nada del saqueo que se cometió en sus narices, y que por lo tanto el país lo que les debe es agradecimientos, condecoraciones…..

Un argumento simple para desbaratar esa verborrea es sacarles a relucir la propaganda que le vendieron al país durante toda su administración. A la opinión pública le vendieron la idea de que Uribe y su equipo (pandilla les cae mejor) trabajaban 20 horas al día, 7 días a la semana; y que el presidente estaba al tanto de hasta los más mínimos detalles de lo que pasaba en el gobierno y en el país en general, y que incluso hasta cada “chequecito” que repartía como limosna en sus consejos comunitarios tenía que ser aprobado por él (recuerden que el también los entregaba en persona).

Es tiempo entonces de preguntarse cómo es posible que un presidente que trabajaba 20 horas al día, 7 días a la semana, y que exigía que le informaran hasta del más miserable que hablaba mal de él, no tuviera conocimiento:

Que sus generales, a quienes en los consejos comunales les ordenaba que detuvieran a los concejales que la comunidad denunciaba, estaban asesinando vilmente miles de civiles inocentes para mostrar resultados en la guerra contra la guerrilla;

Que su perro faldero Arias estaba feriando los recursos asignados al ministerio de Agricultura para apoyar a los pequeños agricultores, entregándoles miles de millones de pesos a los hacendados que habían apoyado sus dos campañas políticas; mismos hacendados que se habían apropiado de esas tierras mediante amenazas, engaños, desplazamientos y asesinatos de sus genuinos propietarios;

Que su otro perro faldero en el Ministerio de Protección Social, Diego Palacio, estaba repartiéndose con las EPS billones de pesos destinados a brindar atención medica y servicios hospitalarios básicos a millones de colombianos necesitados;

Que su pelele en la Dirección de Estupefacientes, Carlos Albornoz, en contubernio con congresistas de su partido estaba feriando los bienes confiscados a sus socios los narco paramilitares, en muchos casos devolviéndoselos a los mismos criminales a través de testaferros o familiares, y en otros casos,  entregándolos a congresistas del narcoparauribismo para que los “administren” y se embolcillen las rentas que producen;

Que su acolito en el Mintransporte, el pelele Andres Uriel Gallego, estaba montando procesos de contratación amañados para asegurar que los Nule, Conalvias y los Velez se hicieran a todos los contratos de obras públicas del país;


Que su sirvienta en el Bienestar familiar, Elvira Forero, estaba también montando procesos de contratación chimbos para asegurar que los Nule se quedaran hasta con las interventorias del suministro de bienestarina;

Que sus “buenos muchachos” del DAS estaban persiguiendo implacablemente y montando campañas de desprestigio en contra  de sus opositores políticos, periodistas independientes, sindicalistas, jueces, defensores de derechos humanos, ONGs (incluidas internacionales), líderes comunitarios, presidentes de otros países, intelectuales, etc., etc……; incluso elaborando listas de personas inocentes que luego eran vilmente asesinados por los paramilitares;
………………………
………………………
Y podríamos continuar indefinidamente con la lista de pozos sépticos de corrupción y crímenes que ocurrieron bajo el “gobierno” del narcoparauribismo, cuyo jefe cínicamente niega o los minimiza diciendo que no ocurrieron en su administración, o que ocurrieron a sus espaldas!!


O será mas bien que la dedicación de 20 horas al día, 7 días a la semana no fue en favor de los intereses de los colombianos (como nos dijeron) sino en pro de los intereses de sus inversionistas extranjeros y de su patrón EEUU?, O para hacer montajes de una supuesta invasión por parte de Venezuela, o para conspirar contra otros gobiernos de la región?. De ser así se entendería entonces la romería hacia la embajada gringa, de él mismo y de sus funcionarios (incluidos sus generales), a rendir cuentas sobre su desempeño, a conspirar contra los vecinos y a pedir que militaricen el país…Si se tiene en cuenta que son más de 2.500 los cables revelados por Wikileaks que se originaron en la embajada de Bogotá, todos los días y durante los 8 años de gobierno de Uribe, debieron haber visitado al embajador gringo de turno. Así las cosas, sería más creíble que digan que todo ocurrió a sus espaldas porque al parecer tanto él como sus altos funcionarios invirtieron la mayor parte de su tiempo rindiendo cuentas ante los gringos que dirigiendo y asegurando que las instituciones funcionen para beneficio de los colombianos.

Finalmente, y retomando el tema de las elecciones de Octubre, en el caso particular de las elecciones para la alcaldía de Bogotá, la ciudadanía no puede dejarse engañar por los medios prepago (cómplices solapados de los crímenes del narcoparauribismo) con la argucia de que son más graves las incoherencias de Mockus (ahora que le ha pedido a Peñalosa que rechace el apoyo de Uribe, luego de haber elogiado su administración) que la cadena de crímenes y carruseles de corrupción que arrastra el narcoparauribismo. Si sienten que deben castigar a Mockus por sus bandazos políticos pues háganlo y no voten por el candidato del partido verde cualesquiera que sea, pero tampoco voten por cualesquiera que sea el candidato del narcoparauribismo, porque si lo hacen estarían siendo cómplices de todo el saqueo que perpetró la administración de Samuel Moreno en contubernio con el uribismo.

Voten! Pero háganlo inteligente, racional y honestamente!   No dejen que los medios los confundan con eufemismos que minimizan los crímenes y acciones corruptas. Como “distanciarse” se refieren cuando Mockus declara que no aceptará el apoyo del uribismo a Peñalosa. Del crimen y la corrupción uno no se distancia. Rompe totalmente, lo condena, castiga, sanciona, denuncia,…  Y el proceso electoral de Octubre es la única oportunidad que queda para sancionar y castigar política y socialmente al narcoparauribismo. La única manera de hacerlo es a través del voto. No voten por ninguno de los candidatos del narcoparauribismo, ni en Bogotá ni en ningún departamento ni municipio. Tengan presente que si el narcoparauribismo gana la mayoría de gobernaciones y alcaldías en Octubre, Uribe volverá a la presidencia en el 2014. Y esta vez, con mucho más poder destructor, aterrorizador y corruptor que el que tuvo hasta el 2010. Para entonces sus brazos asesinos y criminales ejercerán control político y militar a lo largo y ancho del país.

Buscar en este blog