domingo, 18 de noviembre de 2012

BACRIM - El fuero de los paramilitares


No contentos con la impunidad otorgada en el marco del entuerto de la ley de justicia y paz, Uribe y Santos premiaron a los narcoparamilitares dejándolos de llamar como tal y designándolos como simples bandas criminales (BACRIM); estratagema que también sirvió para borrarlos de la lista gringa de grupos terroristas.  Para el efecto pusieron en marcha la campaña mas grande de propaganda que haya visto el país, todo por supuesto con la complicidad de prácticamente todos los medios nacionales; al punto que hasta aquellos que se dicen independientes cayeron en la trampa, y hoy por hoy la calculada designación como "bandas criminales" es usada, repetida y resaltada en todos los medios escritos, audiovisuales, en los discursos y declaraciones oficiales, y hasta por parte de los sectores opositores al régimen de Santos.

Tanto Uribe como Santos tenían muy claro que sus socios paramilitares no iban a cesar sus actividades criminales luego de la farsa de entrega de armas y supuestas confesiones de sus crímenes (con excepción de los que fueron extraditados por Uribe cuando empezaron a hablar mas de lo permitido o amenazaron con salirse del libreto; i.e., confesar sus conexiones con las elites políticas y empresariales, y con su jefe supremo, el entonces presidente Uribe). Uribe y Santos tenían también muy claro que los paramilitares iban a continuar haciendo lo único que saben hacer y que les produce millones de dólares: continuar con el narcotráfico, las masacres y desplazamiento de campesinos asentados en zonas destinadas para la explotación mineral, petrolera o agroindustrial, y con el despojo violento de sus tierras,....

Y como la reincidencia de los paramilitares ponía en duda su supuesta desmovilización y entrega a la justicia, la estrategia fue borrar del lenguaje oficial la palabra paramilitar y reemplazarla por la de bandas criminales. El termino "Bacrim" fue entonces incorporado sin ninguna resistencia ni cuestionamiento al léxico cotidiano no solo del gobierno y la prensa, sino en el lenguaje cotidiano de la sociedad civil.  La artimaña surtió doble efecto. Por un lado, les permitió a los paramilitares que se ajustaron al libreto legalizar sus bienes y continuar delinquiendo, asesinando y masacrando colombianos; y por otro, quedaron blindados contra cualquier confrontación con el ejercito ya que bajo la designación de bandas criminales, según las insólitas/absurdas leyes colombianas solo la policía puede enfrentarlos y neutralizarlos. Aunque la responsabilidad de la policia también solo queda en el papel, pues sus disculpas para no enfrentarlos y que expresan de manera inmediata rayan en lo patetico: que no tienen suficiente efectivos ni condiciones de seguridad en las zonas donde operan las bacrim, que no tienen suficiente equipo y armamento, etc.,…….no importa que las poblaciones victimas de los ataques de los paramilitares hayan hecho publicas las denuncias de las amenazas y pedido protección hasta con 6 meses de anticipación.

Ustedes ganan, nosotros ganamos, todos ganamos, fue el balance final del gobierno criminal de Uribe, y que continua con Santos. Pero sus planes no terminaron allí. Ahora que como bandas criminales ya no las pueden asociar con nuestro gobierno, háganos otro favorcito, fue la petición de Uribe y asentida por Santos.  Desalojen por lo medios que sean a los campesinos dedicados a la minería artesanal (mineros ilegales según el gobierno) que están explotando minas en zonas donde nuestra locomotora minera ya tiene asignado concesiones a nuestros amigos lo inversionistas extranjeros, explótenlas ustedes mientras perfeccionamos los negocios con las multinacionales (acéptenlo como una ñapa al negocio del narcotráfico, y para que laven millones de dólares) y luego nos las devuelven para que las multinacionales inicien el saqueo de los minerales tranquilamente, i.e., sin que tengan que enfrentar ningún conflicto con los mineros artesanales ni con las comunidades locales.....

La argucia de recurrir a la absurdez jurídica de que el ejercito no puede enfrentar y neutralizar a las "Bacrim" es tan burda y criminal que las poblaciones, aunque estén rodeadas de bases militares, quedan totalmente indefensas ante los ataques de las bandas paramilitares...... La respuesta del régimen criminal y terrorista a la masacre de cada semana, es totalmente predecible: declaraciones condenando la masacre, consejo de seguridad en el municipio donde ocurrió la masacre, anuncio de recompensas por información que ayude a capturar a los autores, y amplio despliegue de propaganda mediática y amplificada sobre supuestas capturas de los responsables, sobre los que finalmente nadie puede certificar si son los verdaderos o si realmente terminan condenados.

Buscar en este blog