jueves, 15 de marzo de 2012

El patriotismo de presidentes y sus mafias políticas y económicas: patriotismo de buitres en favor de los halcones


No hay intervención oficial, entrevista o reunión gremial y social en las que altos funcionarios de gobierno, políticos, militares, y hasta grandes empresarios, se abstengan de repetir una de las frases más prostituidas en el lenguaje oficial colombiano: que trabajan incansablemente y se sacrifican por defender la patria y buscar el bienestar de todos los colombianos. Nada mas cínico y falso!.  Los hechos y evidencias del día a día los desnudan totalmente.

Si por lo menos una de esas evidencias se analizara con un mínimo de objetividad, lo que se descubrirá es que el tal supuesto sacrificio y trabajo incansable que hacen no es para defender la patria frente a fuerzas e intereses políticos y económicos extranjeros SINO frente a la amenaza que para estos ultra patriotas representa el propio pueblo colombiano.  Para el efecto, han utilizado y siguen utilizando el pretexto del conflicto interno al que ha sido sometido el 99% de los habitantes del país, para reprimir y neutralizar (recurriendo incluso al terrorismo) cualquier pretensión popular de lograr justicia social, equidad y bienestar a través de una justa distribución de las riquezas y del ejercicio de la política en función de los intereses del pueblo.  

La guerra que hoy libran estos “defensores de la patria” contra las guerrillas de las FARC, ELN y supuestamente contra el trafico de drogas (que en la practica es ya una sola guerra) es el pretexto perfecto para mantener alineados a vastos sectores populares que aun se empeñan en recuperar la patria, su patrimonio y su soberanía, precisamente de las garras de los buitres que la están feriando.

Una guerra muy desigual teniendo en cuenta las asociaciones poderosas que estos buitres han creado con gobiernos y capital extranjeros (los halcones), quienes los apoyan militar y económicamente para que permanezcan en el poder (y con ello se enriquezcan aun más),  a cambio precisamente de que les sigan regalando los recursos naturales, minerales y energéticos del país. Negocio del cual el estado colombiano escasamente percibe unas migajas, reflejadas en unas regalías de miseria, que en ultimas también terminan robándoselas los buitres regionales y locales.  Para no mencionar el gran negocio que representa la guerra por el control de la producción, transporte y distribución de cocaína por parte de las mafias oficiales gringas en asocio con las mafias militares, políticas y empresariales locales, cuya estructura y operaciones han sido ampliamente documentadas por varios analistas, investigadores y autores, la mayoría  estadounidenses.

La feria a precios de baratija no es solo de los recursos y patrimonio económico sino de la propia soberanía nacional, la cual ha sido endosada al gobierno de EEUU y a multinacionales de distintos países, y que por lo mismo se han convertido en los verdaderos gobernantes, legisladores y dueños del país. De ahí que no escatimen ningún esfuerzo ni recurso para proteger y asegurar que los buitres que han escogido para representarlos y defender sus intereses, permanezcan en el poder, así como para que su servilismo se perpetúe a través de una transmisión de mando hacia sus delfines o aliados políticos de confianza.

Esta relación entre halcones y buitres se mantiene a través de una variedad de estrategias: millones de dólares en sobornos y comisiones, millones de dólares en armas y equipo militar, entrenamiento militar sobre como neutralizar al pueblo, presencia y participación de soldados gringos y mercenarios en la agudización del conflicto interno, millones de dólares en masivas y continuas campañas de propaganda y manipulación de la realidad para confundir y dividir a la sociedad colombiana …… 

Confusión y división que ha logrado que la mayoría de colombianos crea que los billones de dólares, reportados por el gobierno de EEUU como supuesta “ayuda” para la guerra contra la guerrilla y el narcotráfico, es para defender la patria, la democracia y estabilidad institucional colombiana. Lo cual es totalmente falso, no solo porque de los billones de dólares pregonados como “ayuda” solo una fracción entra efectivamente al país (más del 80% termina en las arcas de los fabricantes de armas y contratistas militares privados - mercenarios), sino porque su único propósito es proteger y asegurar que sus vasallos locales, incluidos gobernantes y mafias políticas y económicas, mantengan el poder y la capacidad para controlar las masas y movimientos populares que atenten contra sus intereses…

Evidencias de cómo la patria y el patrimonio de todos los colombianos son feriados por estos buitres que dicen protegerla abundan, pero para la muestra a continuación les resumo algunas de las mas recientes:

  • La entrega del rio Magdalena en la zona de El Quimbo, Huila, a la trasnacional española Emgesa, de la cual el beneficio para las comunidades asentadas en la zona se traduce en: desalojo violento de los pobladores que se negaron a abandonar sus parcelas y que osaron pedir que se revisara el proyecto y cumpliera con todos los requisitos legales ambientales y de consulta, miles de campesinos desplazados, agudización de su pobreza, daños ecológicos irreparables….

  • Las miles de concesiones mineras a multinacionales como resultado de las cuales quedaran cientos de miles de desempleados, agudización de su  ya existente condición de pobreza y del conflicto social en las zonas de influencia; para no mencionar el impacto ambiental sobre los recursos hídricos principalmente, impactos que a su vez se traducirán en riesgos para la salud de los pobladores……Y todo a cambio de regalías de miseria, no solo por lo ridículas que resultan comparadas con los porcentajes que reciben otros países de la región, sino porque las mafias del gobierno han diseñado la “locomotora minera” de tal forma que las multinacionales explotan los minerales sin que prácticamente nadie les controle la producción (y cuando los controlan, los sobornan), permitiendo así que la base de la liquidación de las miserias de regalías sean sustancialmente menor a la producción real. Es decir, en asocio con las mafias del narco-estado, las multinacionales no se contentan solamente con robarse los minerales sino que también se roban una gran parte de lo que tienen que pagarle al estado por concepto de regalías e impuestos.

  • El control de las explotación de hidrocarburos por parte de multinacionales, cuyo ejemplo más representativo es la multinacional canadiense Pacific Rubiales, que por estos días ha reportado ganancias por explotación de petróleo y gas natural nunca antes vistas en el país; resultados financieros que son cínicamente celebrados por el gobierno y sus medios serviles prepago, presentándolos como de inmenso beneficio para el país; incluso llegando al extremo de engañar a la opinión publica presentándola como empresa colombiana.


  • Los Tratados de Libre Comercio (TLC) ya firmados con EEUU y Canada, y los en "negociación" con Europa, Corea del Sur e Israel; que por lo desiguales, en términos de poder de negociación, deberían mejor denominarse "Tratados entre Leones y Corderos" (TLC, tambien encaja perfecto "Tratado entre Ladrones y Corruptos"). Desiguales porque los primeros, fieles representantes de los países imperialistas y que controlan los grandes capitales, imponen todas las condiciones que les son favorables a sus políticas expansionistas, a sus multinacionales y empresarios de todos los sectores productivos; y los segundos, porque cual mansos corderos (borregos) y serviles agentes en la colonia de los leones, obedecen y someten al pais a las mas devastadoras condiciones comerciales, sociales y económicas, cuyo resultado sera el fin de la agricultura campesina y de muchos otros sectores productivos,  la importación masiva de alimentos básicos y de subsistencia que antes el pais exportaba (trigo, cebada, arroz, maíz, papa, etc..), el encarecimiento y deterioro de la calidad de los alimentos (con serios riesgos para la salud, dada la cantidad de químicos y transgenicos); y en ultimas, la agudización de la pobreza a lo largo y ancho del pais, y con ello, agudización de la violencia, mas criminalidad,......campo abonado para el incremento del cultivo de coca, el enlistamiento en las filas de las guerrillas, los paramilitares.....  

  • La influencia e intervención descarada de la embajada de EEUU en Colombia, por la que desfilan todos los altos funcionarios de gobierno y militares de alto rango a rendir cuentas y recibir ordenes.

  • La presencia militar y de mercenarios gringos en territorio nacional, así como las operaciones secretas que adelantan organizaciones de inteligencia como la CIA, DEA, MOSSAD (Israel), y muchas multinacionales gringas especializadas en suministro de armas y equipos de comunicaciones para la guerra, pilotos y mercenarios que participan directamente en operaciones de combate contra la guerrilla y el pueblo colombiano (L-3 MPRI, DynCorp, SAIC, Lockheed Martin, EAST, Airscan, Northrop,……..)

Buscar en este blog