miércoles, 9 de noviembre de 2011

A propósito de la euforia nacional por el asesinato del líder de las FARC Alfonso Cano..

Fórum Social Mundial 2008 - ALImage via WikipediaEl presidente Santos pretende que la euforia y triunfalismo producto del asesinato de Alfonso Cano traspase las fronteras del país. No otra lectura se puede hacer de sus reacciones mediáticas luego de que el presidente Correa afirmara categóricamente que su gobierno no calificará a la guerrilla de las FARC como “terroristas”. 

Con toda la claridad y franqueza que lo caracteriza, producto de ser el presidente de un país que dejo de ser un lacayo mas del imperio gringo, Correa declaró: "Nosotros no vamos a llamar terrorista porque a un gobierno se le ocurre llamar terrorista (...), con fundamento o sin fundamento", y agregó también que para hacerlo habría que buscar una definición de consenso sobre el término "terrorismo".

Frente a la posición de Correa, que es la misma de los demás países miembros de UNASUR, la reacción inmediata de Santos no fue otra que salir a calmar el alboroto patriotero que le armaron los medios prepago serviles y, en clara alusión a Correa, declarar que nadie debe meterse en el conflicto interno colombiano :

“Este es un proceso colombiano que vamos a resolver los colombianos (esto es, siguiendo las instrucciones del gobierno de EEUU). Cuando necesitemos ayuda, si es que la necesitamos, acudiremos, y estoy seguro que Evo Morales, Rafael Correa, Ollanta Humala, nos darán esa ayuda para conseguir la paz. Pero mientras tanto, es un problema colombiano y no queremos que nadie interfiera en estos asuntos internos de Colombia”, declaró Santos al cierre de la reunión de la CAN celebrada en Colombia.

Si Santos quiere que nadie interfiera en el conflicto interno colombiano  porque entonces las presiones y cabildeos en esta reunión de la CAN y en las recientes reuniones de UNASUR buscando que los gobiernos de la región les den a las FARC el tratamiento de “terroristas”? No es esta una clara contradicción?

O es que acaso los países vecinos solo se pueden interferir en el conflicto interno si siguen al pie de la letra el libreto imperialista, guerrerista y terrorista impuesto por los EEUU cuyo principal elemento (desde la culminación de la guerra fría) es la guerra contra lo que los gringos unilateral y artificiosamente han denominado “terrorismo”?.  Estrategia de la política exterior gringa que les sirve de pretexto para aplastar cualquier movimiento popular que atente contra la dominación y explotación de recursos que ejercen en países subyugados como Colombia; dominación que la ejercen a través de gobernantes y políticos peleles y serviles como Santos, de sus brazos armados estatales y paramilitares, y por supuesto a través de las oligarquías locales que les sirven como socios o testaferros.

Es evidente que lo que le choca a Santos y a su galería de borregos que lo veneran es que sea precisamente en su visita a Colombia que el presidente Correa desenmascare la farsa de la guerra contra el denominado terrorismo exponiendo con toda claridad y contundencia sus razones para negarse a aceptar las políticas guerreristas y de dominación imperiales.

Contrasta la independencia y lucidez mental de Correa con la obtusa mentalidad servil de Santos y de todos sus antecesores, de toda la clase política y de la gran mayoría de colombianos, quienes todos al unisonó (y amplificados por los medios prepago) han salido a condenar las declaraciones del presidente Correa, pues estas chocan con la doctrina guerrerista que les ha inyectado el imperio gringo y su máquina propagandista.  De ahí que no sorprende la euforia que ha producido el asesinato del comandante de las FARC que con más insistencia había abogado por acuerdos humanitarios y negociaciones políticas, las únicas alternativas para poner fin al conflicto interno colombiano.

Razones no le faltan al presidente Correa para negarse categóricamente a aceptar los preceptos guerreristas del gobierno gringo pues sabe lo que está pasando en Pakistán, por ejemplo, cuyo territorio aéreo es constantemente invadido por aviones no tripulados gringos (drones) los cuales han descargado miles de bombas y misiles que han masacrado cientos de civiles inocentes pakistaníes, la mayoría niños, mujeres y ancianos,….todo en nombre de la guerra contra el terrorismo que se libra en su país vecino Afganistán.
Enhanced by Zemanta

Buscar en este blog