lunes, 21 de noviembre de 2011

La visita del Presidente Santos a Gran Bretaña – un motivo más para sentirnos orgullosos de ser colombianos


Con ocasión de la visita del presidente Santos a Europa, particularmente al Reino Unido, los colombianos se despertaron hoy con otro motivo más para sentirse orgullosos de su país.
Colombia ocupa hoy las primeras páginas de los periódicos londinenses como un miembro ejemplar del grupo de países denominado CIVETS.

Los economistas defensores y beneficiarios del capitalismo salvaje y globalización depredadora han acuñado este nuevo término, CIVETS, para referirse a un grupo de países, los cuales según ellos son los “mercados” más favorables, receptivos y  amigables para la inversión extranjera. La designación también se basa en otros indicadores macroeconómicos que organizaciones financieras internacionales como el BM, FMI, BID manipulan y fabrican para hacer aparecer a los gobernantes  de sus estados clientes como ejemplos a seguir; y así garantizarles su permanencia en el poder; y por supuesto, el aumento de los índices de popularidad entre sus vasallos gobernados.

El término CIVETS corresponde al acrónimo de los países que lo componen: Colombia, Indonesia, Vietnam, Egipto, Turquía y Sur Africa. Para alguien que tenga unos conocimientos elementales de la realidad, los referentes históricos y actuales que caracterizan a este grupo de países serán evidentes e irrefutables. Todos han sido y siguen siendo  países muy obedientes y sumisos a los designios de sus patrones extranjeros, de los cuales EEUU sigue siendo el más influyente, secundado por el gobierno británico y otros países del bloque europeo. Como “aliados” y al mismo tiempo víctimas de la política exterior de los EEUU, principalmente, todos han sufrido los efectos devastadores bien sea de la invasión y ocupación militar, o de la colonización neoliberal imperial, con todas las secuelas de violencia, terrorismo, crímenes de lesa humanidad y miseria dejadas en la gran mayoría de los habitantes de estos países.

Más de 3 millones de muertos durante la invasión y bombardeo de EEUU a Vietnam; cientos de miles de asesinatos de civiles en Indonesia cometidos por los dictadores títeres impuestos por el gobierno gringo; cientos de miles de asesinatos de civiles producto de la guerra contra la subversión y contra las drogas impuesta y financiada por los EEUU en Colombia; décadas de sufrimiento, represión y muerte en Egipto a manos de un dictador sostenido por el gobierno gringo y sus aliados europeos; décadas de sufrimiento, represión, exclusión y racismo impuesto por el apartheid sur africano y también apoyadas por los EEUU. El pueblo de Turquía también ha sufrido las consecuencias sociales y económicas de ser “aliado” de los EEUU, solo recientemente distanciándose con ocasión del asesinato de 9 ciudadanos turcos que intentaban llegar con ayuda humanitaria a Gaza, y que fueron ejecutados en estado de indefensión por el único verdadero aliado de los EEUU, Israel (aunque ya muchos analistas piensan que el poder dominante es Israel, no EEUU).

Para no hablar de las políticas económicas impuestas por los bancos multilaterales cuyo único propósito es crear, mantener y fortalecer las condiciones de dominación y usurpación del patrimonio y recursos de estos países mediante presiones para que aumenten su deuda externa (obviamente, con ellos como acreedores), imposición de políticas de desregulación y beneficios tributarios para la inversión extranjera, privatizaciones, y recorte o eliminación de programas y servicios sociales estatales como en salud, educación, vivienda, servicios públicos… Todo lo cual continúa siendo el pilar fundamental del neocolonialismo y de las políticas de dominación, las cuales las disfrazan de políticas de sostenimiento de las democracias de papel que existen en estos países, de protección de las libertades, la paz, la estabilidad geopolítica, la seguridad nacional,..bla, bla, bla.

Y en esto último es en lo que sobresalen los países del grupo CAVITS…. todos son fiel y sumisos receptores e implementadores  de las medias impartidas por sus patrones y sus instrumentos financieros internacionales.

En el caso Colombiano, hay que reconocer además que la maquinaria propagandística de los medios prepago serviles al establecimiento están haciendo un excelente trabajo. Pues hacer creer a la mayoría de la población que ser siervos arrastrados de los EEUU, Europa y sus multinacionales es motivo para sentirse orgullosos de su país, es algo digno de los record Guiness. En el resto de países que sufren la dominación y explotación de la maquina imperialista la mayoría de su población rechaza y cuestiona la diseminación de esa burda propaganda. Saben que sus gobernantes no son más que agentes sirvientes de los grandes poderes económicos y que su miseria y violencia son resultado directo de esa connivencia entre las elites políticas y económicas locales y sus patrones internacionales.

Otro motivo más para celebrar que se suma al triunfalismo y sentimientos de patriotismo que se están imponiendo como resultado del barbarismo en que se ha convertido la guerra fratricida que afecta a la nación entera: elogiar y celebrar los asesinatos premeditados de colombianos que optaron por tomar las armas para exigir justicia social, haciendo uso de excesiva fuerza militar que incluye bombardeos de areas en las que las explosiones y fuego de artillería ocasiona la muerte de muchos civiles anónimos, y que por lo mismo no son mostrados como trofeo de la carnicería militar.       

Buscar en este blog