jueves, 14 de abril de 2011

El Cartel de los Uribe: Fabrica de Hampones

Las disculpas patéticas y torpes de los hijos del narco ex presidente Uribe sobre sus relaciones con reconocidos criminales deberían producir repudio nacional en lugar de su absolución social.

Cada vez que sale a relucir un nuevo caso sobre sus negocios y amistades con personajes del mundo del crimen, estos delfines hampones recitan la misma burda verborrea para justificar lo injustificable: Que si conocieron, o se reunieron, o hicieron negocios con tales sujetos pero que para esas fechas todos eran “personalidades distinguidas e intachables”!!!

Dado el extenso prontuario de acciones criminales y actos de corrupción heredados y aprendidos de su papa, abuelo, tíos, primos, etc., la explicación que dan este par de hampones tiene más lógica pero si se lee en el sentido opuesto.  Es decir que todos estos sujetos no se convirtieron en hampones sino hasta cuando conocieron e hicieron negocios con el cartel de los Uribe. Casos específicos que demuestran este efecto putrefactor de los Uribe los hay por montones, pero tal vez los más representativos sean los siguientes:
  • El ex director del DAS, Noguera, quien antes de ser procesado por colaboración directa con los paramilitares, suministrar listas de personas que luego eran asesinadas y chuzar a todo el mundo, era uno de los buenos muchachos del narco ex presidente Uribe;
  • Alias Job, quien tenía entrada libre a la Casa de Nari;
  • Los Nule, quienes antes de que explotara el carrusel de la contratación eran unos jóvenes talentosos y emprendedores de ahí que no tenían problemas para entrar libremente a la Casa de Nari o de reunirse en Panamá con los hermanos Uribe;
  • David Murcia, quien solo meses antes de ser extraditado a EEUU recibía cartas de felicitación por parte del propio narco ex presidente por su emprendimiento empresarial;
  • Y el más reciente, Alias Nacho, extraditado a los EEUU pero quien según los hermanos Uribe “tanto al señor Rodríguez como a su familia los precedía una excelente reputación, la cual pueden corroborar distinguidas personas de la sociedad Samaria, entre ellas el actual alcalde de la ciudad”…………lo cual prueba mi argumento de que fueron ellos los que lo volvieron hampón!!

Estos delincuentes, incluso cuando ya están siendo procesados por la justicia y mientras no impliquen a nadie del cartel de los Uribe, siguen siendo “buenos muchachos” o “intachables empresarios”; pero cuando abren la boca todo cambia! Una vez son denunciados, la contraofensiva patética del clan de los Uribe es que “el país no puede creerles a unos delincuentes que solo buscan vengarse contra el narco ex presidente porque “su gobierno los combatió y entregó a  la justicia o los extradito a EEUU”.


Que patética contradicción, la cual solo confirma cuan cínicos, patéticos y delincuentes son todos los miembros de este criminal cartel.



Conclusión: Alias Nacho, los anteriores personajes y muchos otros innumerables delincuentes eran unos indefensos corderitos y empresarios intachables antes de relacionarse con el cartel de los Uribe!! 

Buscar en este blog