martes, 2 de febrero de 2010

La doctrina de la “objetividad” en el periodismo!!

El reconocido escritor y ex corresponsal internacional del NY Times Chris Hedges publico recientemente un interesante e incuestionable articulo sobre como la doctrina de “la objetividad” en el periodismo esta acabando con la prensa, pero que la sociedad estara menos peor cuando esos periodicos se cierren definitivamente.

Los argumentos y criticas del columnista se centran en la prensa gringa pero cada frase y párrafo de su escrito se puede extrapolar al caso colombiano con tanta fidelidad que prácticamente ni las referencias especificas al caso gringo hay que omitirlas si se quiere hacer el esfuerzo de analizar y ver la realidad del caso colombiano. Sobra decir que esta extrapolación no solamente aplica para el caso colombiano sino también a muchos otros países igualmente subyugados en los que el imperio gringo y sus corporaciones hacen lo que se les da la gana (empezando por implantar todo lo que ellos hacen o experimentar cualquier oscuro plan que tienen en mente).

Los siguientes son algunos apartes traducidos del artículo original. El artículo completo esta disponible a través del link al final de esta nota.  

 “Los errores mas graves de la prensa no son sus pecados por comisión sino sus pecados por omisión – las historias que pasan por alto, las historias que no ven, las historias que no cuentan porque no se originan en conferencias de prensa, las historias que no provienen de fuentes confiables…..”

“El periodismo desalmado y sin derramamiento de sangre de los medios de comunicación tradicionales ha reforzado la popularidad de canales de televisión partidistas que presentan una visión del mundo que la mayoría de las veces no tiene relación alguna con el mundo real pero que responde muy efectivamente a las necesidades emocionales de los televidentes.”

 “Cuando la prensa registra la rabia de un Palestino cuya tierra ha sido raptada por colonizadores israelíes siempre se refiere a las “necesidades de seguridad” de Israel y su “guerra contra el terrorismo. Si los gringos son acusados de ‘tortura”, la prensa la denomina “abuso”. Si Israel asesina a un palestino, lo presenta como “objetivo militar”. Si Irak se ha convertido para sus gentes en un infierno en la tierra, la prensa recuerda lo cruel que era Sadam Hussein. Si un dictador esta de su lado, lo llaman “gobernante fuerte”. Si ese dictador es su enemigo lo llamen tirano, dictador o parte del eje del demonio. Pero por sobre todo, la prensa usa la palabra “terrorista”. Terror, terror, terror, terror, terror, terror, terror. Siete días a la semana.”

“Se puede preguntar “como” y “quien” pero no “porque”. Para la prensa todas las fuentes fidedignas son oficiales, bien sean funcionarios de gobierno, agentes de inteligencia, agentes de policía anónimos u oficiales del ejército. Y si estas instituciones supuestamente encargadas de darnos protección abusan del poder, la prensa entonces le recuerda a los lectores, oyentes y televidentes de la época de peligro en la cual vivimos actualmente, la época del terrorismo; lo cual significa que debemos convivir con la “era del guerrero”, es decir alguien cuyo negocio, profesión, vocación y simple existencia es destruir a sus enemigos”

“Los cuestionamientos éticos abren el periodismo al mundo oscuro de la interpretación y la filosofía, por eso es que los periodistas le huyen al cuestionamiento ético como una manada de borregos asustados.”

“Los periodistas, que les gusta promocionar la imagen de sí mismos como furibundos individualistas, al final no son sino otra especie de empleados corporativos. Al igual que sus clientes, alegan defender un público amorfo. Buscan su justificación moral en el servicio de esta masa sin nombre, sin rostro y hablan muy poco acerca de la inmensa influencia de  las elites que ostentan el poder en la elaboración y definición de los reportajes. Acaso el publico aun existe en una sociedad tan fragmentada y dividida como la nuestra?”

“Un periodismo genuino, basado en un compromiso con la justicia y compasión, pudo haber informado y empoderado al público en el momento en que estábamos siendo objeto del golpe de estado  por parte de las corporaciones. Pudo haber estimulado un debate radical acerca de las estructuras, leyes, privilegios, el poder y la justicia. Pero no, la prensa tradicional, aferrada a una etiqueta obsoleta diseñada para servir estructuras de poder corruptas, perdió la oportunidad de cumplir con su función social. Las grandes empresas, las cuales en cierto momento hicieron muchos de estos canales de noticias negocios muy prósperos, han recurrido a formas más efectivas de propaganda. Sus ganancias se han disparado. Y aun así esos cortesanos del periodismo, perdidos en la fantasía de su propia probidad moral y ética, se aferran a la moral hueca de la “objetividad” con una ferocidad cómica.”    


Los extractos anteriores no pueden ser mas pertinentes y oportunos para un país como Colombia en el que prácticamente toda la prensa ha sido cooptada por gobierno, los partidos políticos tradicionales y por las elites económicas. Y como resultado de este contubernio, las más evidentes y aberrantes farsas del gobierno son presentadas como políticas que tienen como fin el beneficio y bienestar de la nación entera.

Para refrescar la memoria, veamos solo algunas de las más sonadas y/o recientes farsas:

La seguridad democrática; léase seguridad para que los mal llamados inversionistas extranjeros, en asocio con las elites criollas, sigan exprimiendo impunemente los recursos y el patrimonio económico del país;

Tratados de libre comercio; léase desmantelamiento de la incipiente industria nacional, de la agricultura minifundista y recrudecimiento de la pobreza y violencia;

Reforma del sistema de salud; léase eliminación de los pocos derechos que les quedaban a las clases menos favorecidas a expensas de que las EPS engorden aun más sus cuentas bancarias por cuenta de los copagos;

Programa de informantes del ejercito; léase “fase II del programa de falsos positivos” para convertir a la nación entera en un zoológico uniformado de ‘sapos” al servicio de los paramilitares que se tomaron todo el estado desde hace 8 anos;

Propuestas de reformas a la justicia; léase planes siniestros del presidente para terminar de cooptar el poder judicial y convertirse en el amo, señor, juez, verdugo, capataz, magistrado, fiscal, carcelero, gatillero, y justiciero único de la nación;

Agro Ingreso Seguro; léase retribución generosa a quienes hicieron aportes económicos a las anteriores campanas del HP Uribe, y para que lo sigan apoyando en su campana al tercer periodo y siguientes;

Programa de Acción Social; léase institucionalización de la entrega de limosnas y compra anticipada de votos   

Plan Colombia; lease instrumento de politica imperial disenado para justificar la presencia militar y de mercenarios gringos en territorio colombiano, no para ayudar en la lucha contra el "narcoterrorismo" y pacificar el pais sino para garantizar la continuidad de las operaciones de sus multinacionales, incluyendo la de su industria militar que suministra todas las armas y equipos para la guerra contra la poblacion civil, los contratistas privados que suministran los mercenarios paramilitares que hacen el trabajo sucio; y las operaciones e intereses de companias como Monsanto que suministra el glifosato que esta acabando con los cultivos de pancoger de los campesinos.....Lo paradogico (y repudiable) es que ahora que los gringos le recortaron 55 millones de dolares a este "plan de guerra", los periodistas, actuando como cajas de resonancia del gobierno de Uribe, registran indignados el recorte aduciendo lo injusto y contradictorio que es el gobierno de Obama con un pais al que considera el "mejor aliado de los gringos" (lease, el gobierno mas arrodillado a los intereses del imperio)!! Y mas repudiable aun......ver al payaso que tiene el pais como ministro de defensa implorando en Washington que no le recorten esos milloncitos; que por el contrario, el arrodillamiento del pais merece un mejor "trato".....Los congresistas y funcionarios del gobierno gringo se deben reir frente a un payaso oficial implorandoles que sigan explotando los recursos y el patrimonio de Colombia, y matando y reprimiendo cualquier movimiento popular que se oponga a esos propositos.... La victima implorandole a su verdugo que lo siga torturando!!

 


Buscar en este blog