miércoles, 5 de octubre de 2016

Recientes Acciones de Juan Manuel Santos: Traicion al pais y a sus compromisos con las FARC-EP?

Las acciones de Santos durante los últimos tres días luego del fracaso del plebiscito demuestran que esta descargando solamente en las FARC-EP toda la responsabilidad de salvar el proceso de paz.

Los siguientes son apenas sus más destacados bandazos:

1) El domingo a las 8 pm luego de conocer los resultados del plebiscito con triunfo pírrico del NO, anuncia a todo el país por televisión que mantiene el cese al fuego bilateral y definitivo que hace parte integral de los acuerdos firmados solemnemente ante los ojos de todo el mundo;

2) El Martes 4 de Octubre, luego de informar al país que ha invitado a Uribe al palacio de Nariño a discutir "propuestas de ajustes" a los acuerdos ya firmados, anuncia que el cese al fuego bilateral y "definitivo" solo irá hasta el 31 de Octubre;

3) El mismo martes en las horas de la mañana, su canciller Holguín aparece en todos los medios masivos declarando que la responsabilidad de abrir o no el acuerdo a una renegociación reposa totalmente en las FARC-EP;

4) El mismo martes, pero ya bien tarde en la noche (y ya cuando el daño estaba hecho), el ministro de defensa sale a aclarar que la fecha límite al cese al fuego bilateral anunciada por Santos podría extenderse si hay avance en las "renegociaciones" en La Habana....

Difícil no interpretar estos bandazos de Santos como una claudicación ante Uribe, el señor de la guerra y dueño y amo del país.

No era acaso que el acuerdo firmado era el mejor de los acuerdos que se podía alcanzar, y por eso lo defendía a capa y espada dentro y fuera del país?

Porque entonces no lo defiende ahora ante los ataques y propuestas de ajustes absurdos de Uribe y sus secuaces?

Es este escenario acaso un desenlace que estaba planeado desde el comienzo?......

Llevar a las FARC al preámbulo de la desmovilización, conseguir los nombres de todos los guerrilleros (5.700 nombres ya en poder del ejército), amenazar con la reiniciación de los bombardeos (porque esa es la traducción fiel del anuncio de acabar con el cese bilateral del fuego) para presionar a las FARC a que acepten la capitulación tal como lo plantea Uribe; y si no aceptan, para producir una desbandada, deserción masiva de guerrilleros, ahora plenamente identificados, y que se encuentran concentrados en zonas de pre desmovilización también plenamente conocidas por el ejército?. 

En últimas, es esta una encerrona a las FARC? ...

Actualización Octubre 11th:

Aliviados el dolor y los sentimientos de rabia que prosiguieron inmediatamente luego de conocer los resultados del plebiscito, lo que ha ocurrido durante los días siguientes parece sembrar nuevamente semillas de optimismo y esperanza en que los acuerdos de paz serán respetados en su esencia, y si acaso enmendados pero solamente en aspectos de lenguaje, redacción; y a lo sumo, ampliados para incluir mayor especificidad en el punto de justicia transicional, principalmente.

Las multitudinarias marchas en varias de las principales ciudades del país, organizadas por los estudiantes y a las cuales se unieron miles de ciudadanos de todas las clases; el campamento por la paz que, luego de esa primera marcha estudiantil, se estableció en la Plaza de Bolivar; las congregaciones y caminatas en Bogotá de comunidades indígenas provenientes del Cauca y La Sierra Nevada; y la segunda gran marcha programada en Bogotá el 12 de Octubre y que contara con la participación de miles de indígenas, campesinos y víctimas del conflicto, contribuyen aún mas en ese proceso difícil de recuperar la confianza y optimismo de que pronto saldremos del agujero. 

Pero para mantener ese optimismo y esperanza uno quisiera que esa gran movilización social se viera reflejada en las acciones del gobierno de Santos.  Ese optimismo se desvanece cuando, más allá de sus cándidas declaraciones por televisión, se analizan las reacciones contradictorias que ha mostrado frente a los detractores del plebiscito, no obstante la evidente ilegitimidad del triunfo del NO resultado de una campaña fraudulenta y la pírrica diferencia, que por lo demás, es incomprensible que el gobierno no haya solicitado un reconteo de votos .

Santos esta tratando a Uribe y su partido de garaje Centro Democrático como si realmente fueran los representantes de esos algo más de 6.400.000 votos por el NO, muy a pesar de que el propio gerente de campana confesara públicamente el engano al que fue sometida esa masa de votantes. 

Confesión que, sumada a los archivos de videos y documentos que circularon durante la campaña y que están disponibles en redes sociales, detalla la estrategia de manipulación dirigida a clases altas, media y baja. Con lo cual queda demostrado que quienes votaron NO, no lo hicieron reclamando los "ajustes y cambios" que ahora el Uribismo le esta presentando a Santos en nombre de esa masa de votantes, sino por asuntos económicos y religiosos que supuestamente les afectaria pero que ni siquiera eran parte del acuerdo final de paz.



Cómo es que Santos, conociendo toda esta patraña, no sólo acepta con entusiasmo sino que califica como de "ánimo constructivo", las propuestas del Centro Democrático como si verdaderamente recogieran las preocupaciones de la población del NO. 



Cómo es que Santos acepta también como representantes de supuestamente facciones independientes de los votantes del NO a personajes tan oscuros y mezquinos como el ex procurador Ordóñez, destituido de su cargo por la Corte Suprema de Justicia; a Andres Pastrana y Marta Lucia Ramirez, que hicieron campaña al lado del narcoparauribismo y que como tal son igualmente cómplices de la campaña de manipulación y engaño; a pastores de iglesias de garaje que también difundieron masivamente los mensajes falsos del narcoparauribismo; y a otro personaje tan oscuro y oportunista como Herbin Hoyos, quien se autoproclama representante de las víctimas de las FARC y que como tal solo reclama por el paradero del 20% de desaparecidos, ya que documentos serios atribuyen al estado y al paramilitarismo el 80% de ellos.   




Cual es el plan de Santos para sacar al país del atolladero en que lo metió con un plebiscito por la paz que nunca debió ocurrir?

O es el estado de caos al que se ha llevado al país el desarrollo de la segunda parte de un plan original que nunca fue concebido para lograr la paz, tal como muchos observadores y analistas internacionales lo plantean?  



  


Buscar en este blog