viernes, 10 de abril de 2015

En donde terminaron los millones de dólares que Pacific Rubiales le robó a los Colombianos……y a miles de inversionistas incautos?

Los millones de dólares que se robaron los buitres de Pacific Rubiales por evasión de impuestos,  liquidación fraudulenta de producción y regalías, pago miserables de salarios a trabajadores y el conejo que hicieron con las inversiones para mitigar los impactos ambientales y sociales, fueron a parar a los bolsillos del cartel de los Clinton, según se desprende de una profunda investigación adelantada por varios reconocidos periodistas de EEUU y publicada en el portal International Business Times.

La investigación aclara muchos de los interrogantes que aun oscurecen a Pacific Rubiales y a sus aliados en el gobierno:
  • Por qué estos buitres llegaron a tener tanto poder político y económico?
  • Por qué crecieron tan aceleradamente y lograron posicionarse como socio privilegiado de Ecopetrol y segundo productor de petróleo en el país?; y mas importante aun,
  • Por qué gozaron de inmunidad para cometer todos los crímenes, violaciones de derechos humanos (DDHH), abusos, persecuciones y masacres laborales, y causar las devastaciones ambientales y sociales sin que el Estado colombiano interviniera?.
Si bien en algunos medios colombianos se comentaba frívolamente sobre la participación en la compañía de un multimillonario canadiense, nada se conocía (o se conocía pero lo encubrían) sobre el poder de influencia de ese inversionista canadiense, mucho menos sobre sus poderosos padrinos y amigos dentro de las elites y mafias políticas estadounidenses, quienes en ultimas fueron los que hicieron lobby (presiones, chantajes al gobierno colombiano) para que Pacific Rubiales ingresara a Colombia pisando tan fuerte, con tantos privilegios y con carta blanca para que cometiera impunemente toda clase de desfalcos económicos, abusos, violaciones de DDHH y hasta crímenes. 

El fundador y mayor accionista de Pacific Rubiales es el millonario canadiense Frank Giustra. Este personaje se hizo muy amigo de la familia Clinton, y especialmente del Bill Clinton a través de sus donaciones millonarias a la Fundación Clinton. Para la época que Pacific Rubiales apenas empezaba a gatear y buscaba entrar al país, el gobierno colombiano andaba desesperado haciendo lobby con el congreso de EEUU para que aprobaran el TLC. Por la misma época, Hillary Clinton era aun senadora y junto con el entonces también senador Obama, eran los que mas se oponían a la aprobación del TLC con Colombia, argumentando (con toda razón) que el gobierno colombiano tenia un record alarmante de violación de derechos humanos y laborales, lo cual era conocido por todo el mundo.

Los autores de la investigación relatan con detalles las relaciones de Giustra con los Clinton, y como Hillary Clinton pasó de oponerse al TLC a apoyarlo fervientemente luego de que se convirtiera en candidata a la presidencia de EEUU en el 2008, y posteriormente como Secretaria de Estado de Obama.

“Los detalles de los negocios financieros de los Clinton con Pacific Rubiales aun son oscuros”, dicen los investigadores. Pero, continúan, “luego de que millones de dólares fueron prometidos por parte de la compañía petrolera [Pacific Rubiales] a la fundación Clinton – complementados con millones mas provenientes del propio bolsillo de Giustra – la Secretaria de Estado Clinton repentinamente cambio su posición sobre el controvertido tratado comercial ente EEUU y Colombia.  Después de haberse opuesto al tratado argumentando que era muy malo para los derechos laborales cuando era candidata presidencial en 2008, ahora lo promovía, calificándolo de ‘muy importante para los intereses de Colombia y EEUU.’  El giro de Clinton y de otros lideres demócratas de EEUU permitieron que el congreso aprobara un TLC con Colombia que según los expertos traería grandes beneficios para inversionistas extranjeros como Frank Giustra.”

Sobre las actuaciones hipócritas de Hillary Clinton ya como Secretaria de Estado, los autores de  la investigación agregan:

“Las donaciones de Giustra son muy problemáticas ya que es difícil para la opinión publica creer que las certificaciones de Clinton a Colombia sobre el respeto de derechos laborales fueron hechas con base en méritos y sin favoritismos o parcialidad.  Situación distinta seria si la Secretaria estuviera certificando el cumplimiento de respeto de derechos laborales a Finlandia, pero certificar a Colombia?!!”, se preguntan asombrados los investigadores.

“Ese país suramericano devastado por la guerra ha sido por largo tiempo el eje de las relaciones entre los Clinton, Giustra y Pacific Rubiales”, añaden los autores de la investigación.

Sobre cómo empezó el “lobby” con el gobierno colombiano de entonces, los investigadores hacen las siguientes revelaciones:

“Según reportes periodísticos, Giustra y Bill Clinton se conocieron por primera vez en el 2005, en un evento para recolectar fondos para las victimas del Tsunami, el cual se llevó a cabo en la casa de Giustra en Canadá.  Rápidamente, los dos se convirtieron en amigos Jet-Set.  Ese mismo año, al tiempo que Giustra estaba en camino de convertirse en uno de los mas grandes donantes de la Fundación Clinton, un asesor de Bill Clinton organizó una reunión para presentar a Giustra con el entonces presidente de Colombia Alvaro Uribe Vélez, tal como fue reportado por el Wall Street Journal.  Con ocasión de esa reunión, Uribe inicio gestiones para privatizar la compañía estatal petrolera, Ecopetrol. Acto seguido, Pacific Rubiales expandió sus operaciones en Colombia como socio de Ecopetrol, bajo la supervisión del gobierno de Uribe.”

La investigación revela muchos mas detalles de las relaciones non-santas entre Pacific Rubiales, el gobierno colombiano y el cartel de los Clinton, pero los apartes que hemos traducido son suficientes para aclarar los interrogantes planteados anteriormente.

Los dos primeros interrogantes, su inmenso poder y exagerado rápida expansión, se debieron a las gestiones del cartel de los Clinton como acción de retribución a la inmensa generosidad de su nuevo amigo y socio Frank Giustra, quien se había convertido en el mas grande donante de la Fundación Clinton.

El tercer interrogante, la inmunidad de que gozan los buitres de Pacific Rubiales, obviamente se produce como respuesta del gobierno colombiano de entonces y actual, a la inmensa ayuda recibida de la entonces Secretaria de Estado Hillary Clinton, primero por su ferviente defensa del TLC entre los dos países (voto que influyó inmensamente en el voto del resto de congresistas demócratas); y segundo,   por las subsecuentes certificaciones recibidas del Departamento de Estado por su “buen desempeño” en materia de cumplimiento en cuanto a respeto y protección de DDHH y laborales. 

Hay que tener en cuenta que el asunto de las certificaciones en materia de DDHH que el gobierno de Colombia ha recibido a lo largo de la ultima década, jugaron un papel muy importante en la agudización y degradación de la guerra y el terrorismo de estado contra la población civil en general (el pueblo colombiano) ya que esas certificaciones son la base para que el congreso de EEUU apruebe la continuación de la “ayuda para la guerra contrainsurgente y el narcotráfico en Colombia.”: armas, bombas, equipo militar y tecnológico para espionaje, mas militares y mercenarios en bases militares, …….en esencia, apoyo a la continuación del terrorismo de estado como estrategia para contrarrestar y neutralizar cualquier amenaza de que movimientos sociales y partidos políticos de izquierda intenten desestabilizar el régimen corrupto, criminal, depredador, opresor y explotador que los gringos sostienen en Colombia.

Otro hecho importante que explica la inmunidad de que aun goza Pacific Rubiales son los beneficios personales obtenidos por altos funcionarios de los gobiernos de Uribe y Santos, representados en abultadas comisiones y en su vinculación como altos ejecutivos de las muchas empresas del conglomerado Pacific Rubiales, luego de que dejaban sus cargos en el gobierno (puerta giratoria). Hoy podemos decir, que el mayor beneficiario de las relaciones non-santas entre el gobierno de Uribe y los buitres de Pacific Rubiales es su ex comisionado de paz y prófugo de la justicia, Luis Carlos Restrepo, quien hoy goza de la protección del gobierno de Canadá, gracias a las gestiones de su influyente amigo, Frank Giustra.


Por supuesto, los medios prepagos colombianos no harán ninguna referencia de esta investigación.  Todos ellos,…. RCN, Caracol, El Tiempo, El Espectador, W Radio, BluRadio, y casi todos los medios regionales, fueron fletados para difundir la propaganda de que “Pacific Rubiales es Colombia.” De hecho, Pacific Rubiales tiene un gran paquete de acciones en muchos de estos medios prepago.

Mientras los medios prepagos tapan, los medios internacionales destapan. Aquí una muestra de los multiples articulos publicados fuera de Colombia:

As Oil Money Flowed, Clinton Turned Back on Rights Abuses in Colombia: Report

http://www.globalresearch.ca/as-oil-money-flowed-clinton-turned-back-on-rights-abuses-in-colombia-report/5442155


Hillary Clinton changed mind on Colombian trade deal after the Clinton Foundation received millions from oil company


http://americaswatchtower.com/2015/04/10/hillary-clinton-changed-mind-on-colombian-trade-deal-after-the-clinton-foundation-received-millions-from-oil-company-2/

Buscar en este blog