miércoles, 29 de enero de 2014

A proposito de los abucheos al narcoparaco expresidente Alvaro Uribe Velez

Que el paraco Uribe sea abucheado no es motivo de celebración, la culebra sigue viva.......

Parecería que al narco paraco expresidente, ahora candidato al Senado y también jefe del candidato presidencial por su partido de garaje Uribe Centro Democrático, el pueblo se le cansó de su verborrea, farsa, cinismo, manipulaciones. Y ese cansancio y repudio se lo está expresando en su cara, sin temores de ninguna clase. Quien iba a imaginar que el mismo paraco iba a ser el artífice de su propia derrota política y hasta del juicio popular que está empezando a tomar forma.

La recurrencia de los abucheos, lanzamiento de tomates y hasta enfrentamientos verbales en respuesta a las mentiras y verborrea que vomita en sus giras políticas, hacen pensar que el pueblo le está pasando por fin la cuenta de cobro por todo el daño político, económico y social; así como por las masacres, desapariciones  y destrucción humana que ocasionó durante los tormentosos 8 años que ocupó la presidencia.


Pero conociendo la mezquindad y mentalidad psicótica del paraco, es inevitable dejar de pensar en las acciones criminales que puede estar tramando para lo que resta de la campaña electoral con el fin de neutralizar el repudio popular que está sintiendo en buena parte del país.

Igual que la violencia que desató Pablo Escobar cuando se sintió acorralado, el paraco Uribe como buen heredero del cartel de Medellín también puede recurrir al terrorismo para crear miedo, confusión y presentarse como víctima. Muchos hechos demuestran que en montajes de actos terroristas, auto atentados, etc,.. el paraco es un experto, y lo mas grave es que para ello cuenta con el total respaldo de las fuerzas militares y de policía.

No se puede descartar que en cualquiera de sus manifestaciones políticas ocurra un acto terrorista, del cual por supuesto él saldrá sano y salvo, pero que dejará muchas víctimas entre la población civil, principalmente entre los manifestantes que se congregan para abuchearlo o lanzarle tomates. El acto terrorista lo manipularán para hacer creer que los autores fueron las FARC, infiltradas dentro la población que lo abucheaba.

Esta estrategia criminal le servirá para dos propósitos: 1) neutralizará las manifestaciones populares en su contra durante el resto de su campaña política debido al terror causado por el atentado y por el temor que sentirán los manifestantes frente a la posibilidad de que serán acusados de ser guerrilleros o colaboradores; y 2) ampliará la base de población que se opone al proceso de paz en curso, ya que muchos colombianos ingenuos se creerán el cuento de que el acto terrorista es la prueba de que el supuesto plan de las FARC denunciado en Diciembre por el mindefensa (y por el propio Santos), era cierto.

Con el total apoyo de los medios prepago que nunca lo han abandonado, el resultado de este montaje será la recuperación del apoyo popular que estaba perdiendo, y su re lanzamiento como el único “salvador de la patria”; y a su mascota-candidato a la presidencia, como la única opción para "retomar el rumbo del país."

Con las corrientes que se hacen llamar de izquierda divididas, la disputa por la presidencia y por las mayorías en el congreso será entre el narcoparauribismo y el santismo, que en esencia son indistinguibles. Olvídense de los partidos liberal y conservador, estos se convirtieron en coimas prepago de las mafias políticas y criminales que se apoderaron del país desde el ascenso a la presidencia del narco paramilitar Alvaro Uribe Velez.

Colombia tendrá narcoparauribismo y santismo (léase, parasitismo, narcoparmilitarismo, neoliberalismo, fascismo, guerrerismo, colonialismo, servilismo,…..) para mucho rato.

Qué futuro mejor  puede merecer un país que vuelve tragedia nacional la lesión de un jugador de futbol. De hecho, las únicas “tragedias” que unen a todos los colombianos.

Qué futuro mejor puede merecer un país fallido en el que una inmensa mayoría de su población se siente orgullosa de que en encuestas chimbas aparezcan cada año como los más felices del mundo.

Buscar en este blog