domingo, 19 de enero de 2014

Una Nueva Colombia es Ahora o Nunca!!

La confrontación y abucheada al narcoparaco Uribe en Tunja por parte de campesinos tal vez sea el motivo mas optimista para pensar que por fin el pueblo colombiano se está despertando.  El campesinado boyacense le ha dado una lección al resto del país en lo que se trata de hacer valer su dignidad y en la superación de la sumisión/reverencia con que tradicionalmente se recibía a los politiqueros....




El momento de crisis que atraviesa el país, y la circunstancia de que ese despertar se haya hecho manifiesto frente al politiquero mas corrupto, mas temido, mas cínico y mas dañino que haya parido la nación, abriga la esperanza de que el próximo proceso electoral tal vez sea la oportunidad mas cercana (si no la última) que tendrá el pueblo colombiano de castigar política y socialmente a quienes  han sido los arquitectos y ejecutores de las tragedias y miserias que afectan a la inmensa mayoría de colombianos.


El momento no puede ser mas oportuno: el ímpetu de los levantamientos campesinos que han puesto al régimen contra la pared, y que siguen latentes dado el engaño que resultaron ser las promesas del gobierno; la aniquilación del sector agrícola y de los pequeños y medianos empresarios a causa de los TLCs;  la impunidad, corrupción rampante y cooptación del sistema de justicia por parte del gobierno de Santos y de las mafias políticas y carteles empresariales que lo sostienen; la democracia de papel que solo ha servido para perpetuar el estado mafioso, servil y terrorista, cuya mas reciente develación de su verdadero rostro es la destitución del alcalde Petro,.., para solo mencionar los hechos mas recientes y relevantes.


Lo irónico es que es precisamente esa democracia de papel que tanto protegen las mafias políticas y empresariales la que se puede utilizar para derrotarlos. Si en las próximas elecciones, con todo y los mecanismos corruptos que cuentan para manipular y torcer los resultados, la mayoría del pueblo colombiano vota masivamente en contra de los candidatos para presidente y congreso de ese régimen mafioso, los artífices y defensores de esa democracia de papel se habrán convertido en victimas de su propio invento.


Entre los candidatos a votar en contra por supuesto se incluye al actual presidente-candidato Santos, a los del narcoparauribismo, y a los de todos los partidos que han cohonestado con los abusos y crímenes cometidos principalmente durante los últimos dos gobiernos (incluyendo los nefastos liberales y conservadores). Las opciones que quedan son pocas y tal vez solo una, la Unión Patriótica (si no la han eliminado antes), pueda realmente encarnar y hacer realidad los clamores del pueblo de recuperar la soberanía, la dignidad y vivir en paz y con justicia social. No obstante, frente a las apremiantes circunstancias por las que atraviesa el país, votar incluso por los candidatos de las otras fuerzas opositoras al régimen pueda tal vez abrir el camino hacia una transición pacifica en el objetivo de establecer un modelo económico mas humano y un sistema político realmente democrático.


Es ahora o nunca!. No permitamos que sigan usando la farsa de que como fuerzas de oposición y minoritarias tienen garantías para postular candidatos a la presidencia y a corporaciones publicas, la democracia si existe. No existirá mientras los poderes y fuerzas que manejan el proceso electoral manipulen y controlen el proceso de votación, ya sea mediante el engaño, la compra de votos, la intimidación e incluso el uso de la violencia para obtener los resultados que siempre esperan lograr: que el presidente sea uno de ellos, y que el congreso que formula y aprueba las leyes quede conformado en su gran mayoría por representantes de las mismas mafias que eligen al presidente de turno.

La única manera de derrotar esa estructura mafiosa es mediante una masiva y mayoritaria votación por los candidatos ajenos a esas mafias. Si las cifras de votaciones por esos candidatos son abrumadoramente altas, a las mafias les quedará muy difícil manipular y cambiar unos resultados tan contundentes. Y eso solo se logrará con un pueblo, sobre todo el rural, votando a conciencia como lo está demandando el campesinado boyacense. Si ellos se pudieron despertar, el resto también lo puede hacer.

Aun hay tiempo, difundamos el ejemplo aleccionador de los campesinos de Boyacá abucheando al narcoparaco Uribe; apoyemos a todo el campesinado, incluyendo indígenas, en sus luchas y protestas; y no le demos tregua a los candidatos del Santismo-Narcoparauribismo, principalmente, en la denuncia de sus políticas de explotación, entrega de lo que resta de la soberanía del país a sus amos extranjeros, y de sus acciones represivas y terroristas contra el pueblo colombiano.

Actualización Enero 20/14:


La ola de rechazo al sátrapa Uribe esta extendiendose rápidamente. Hoy fue recibido con tomates y gritos de "asesino" en Soacha. Y no podia esperar otra reacción. Soacha fue el hogar de los primeros civiles inocentes que fueron secuestrados, llevados a zonas apartadas del pais donde fueron vilmente asesinados, luego vestidos con prendas de combate para finalmente presentarlos como miembros de la guerrilla caídos en combate. Los horrendos crímenes de estado eufemísticamente conocidos como "falsos positivos", otro de los aberrantes crímenes cometidos durante la administración del narcoparaco Uribe, en desarrollo de una directiva emitida por su propio despacho, diseñada para promover y premiar, dentro de las filas del ejercito, el asesinato sistemático de ciudadanos humildes y así inflar las cifras de bajas de la guerrilla.

Que la memoria de estos horrendos crímenes sirva para reforzar el convencimiento de que la oportunidad de cambio es ahora o nunca. Porque si se permite que esta camarilla de sátrapas sigan gobernando y legislando por cuatro anos mas, al final de este nuevo periodo de gobierno ya no quedará nada por rescatar. Todo lo poco que queda lo habrán terminado de hipotecar a sus patrones y benefactores extranjeros; y para asegurarse de que este momento coyuntural no se vuelva a presentar, estrangularán la constitución y el aparato de justicia a tal punto que los derechos civiles para hacer oposición política, defender los derechos humanos o simplemente protestar desaparecerán por completo. 

El sátrapa Uribe podrá incluso candidatizarse para repetir presidencia, lo cual ya no importará pues el país habrá alcanzado el punto de no retorno. La solución política del conflicto interno será nuevamente un deseo frustrado,  ya que el proceso de paz en curso fue iniciado con el unico propósito de asegurar que Santos gobernara durante dos periodos. Una vez re elegido y con amplia mayoría en el congreso la prioridad no será firmar un acuerdo de paz sino acelerar la implementación de políticas neoliberales impuestas por el imperio gringo como la extranjerizacion de tierras; exenciones, gabelas tributarias, y desregulacion laboral y ambiental para que las multinacionales saqueen libremente los recursos naturales y energéticos, privatizaciones, mas tratados de libre comercio; etc, etc...

Un país en paz no es  el escenario propicio para poner en marcha estas políticas así que no solo necesitan continuar sino agudizar la guerra interna. La contradicción del establecimiento es evidente. Todo lo que Santos ha hecho, hace y hará en el proximo periodo va en contravia de lo que aparentemente ha convenido con las FARC en desarrollo de las negociaciones de los puntos 1 y 2 de la agenda: tierras y participación política.

Esta reflexion para concluir que la unica alternativa para lograr realmente la paz es arrebatarle el proceso de negociaciones en curso al establecimiento mafioso para que lo retome una fuerza política que genuinamente represente los intereses de los colombianos; y eso implica derrotar a los sátrapas en las próximas elecciones.

Buscar en este blog