miércoles, 25 de diciembre de 2013

La Guerra Sucia de los Gringos en Colombia

La investigación publicada por el Washington Post (WP) el pasado Domingo suministra detalles de lo que ha sido ampliamente conocido por todo el mundo: que los gringos están metidos de cabeza en la guerra que su "aliado" el gobierno colombiano supuestamente libra contra las guerrillas de las FARC y el ELN. Y hay que decir "supuestamente" porque la cruel realidad que muestran los mas de 50 anos de conflicto interno es que el verdadero enemigo del gobierno (esto es, las elites mafiosas políticas y empresariales que actúan como mayordomos del imperio gringo) no es la guerrilla sino todo el pueblo colombiano y todas sus expresiones organizacionales de protesta, oposición y lucha por un pais soberano, en paz, igualitario y con justicia social. De ahi que todo intento de paz por parte del Estado sea una pura farsa



Lo nuevo que aporta la investigación son los detalles de la forma en que los gringos participan, desarrollan y mantienen la guerra sucia en Colombia, especialmente desde el ano 2000, con ocasión del inicio del denominado Plan Colombia. El WP no utiliza el termino "guerra sucia" sino operación encubierta, pero cuando se conocen los detalles, lo que los gringos están desarrollando en Colombia no es sino una extensión de la guerra sucia que llevan a cabo en Somalia, Yemen y Pakistán principalmente, países en los que no están en una guerra abierta como es el caso de Afganistán.  En este pais, ademas de los bombardeos con drones, la población civil es víctima de  redadas terroristas nocturnas en las cuales han sido vilmente asesinados miles de inocentes afganos.  

Las víctimas de su guerra sucia son en su inmensa mayoría civiles inocentes que los gringos a mutuo propio han designado como “terroristas” miembros o colaboradores de Al Qaeda. Esos supuestos terroristas son incluidos en una lista negra (killing list, la llaman en Washington).  Aparte de que la designación de “terroristas” es a criterio y conveniencia del gobierno gringo y con base en informes de inteligencia fabricados, las acciones terroristas (inicialmente con bombardeos similares a los revelados por el WP para el caso colombiano, y mas recientemente, con drones), han dejado como saldo la muerte de miles niños, mujeres, ancianos cuyo único crimen es vivir en áreas o pueblos en los que supuestamente tienen campos de entrenamiento o acción “grupos terroristas”.  Tragedia que se acentúa debido al estado de terror en que viven todos los habitantes de las zonas bombardeadas, luego de ser víctimas de los ataques con drones.

Al igual que en Pakistán, Yemen, Somalia, la guerra sucia en Colombia la están librando mercenarios de un grupo especial secreto que recibe ordenes directamente del presidente de EEUU, denominado Joint Special Operations Command (JSOC), cuyas acciones terroristas las ejecutan con base en información manipulada de inteligencia recolectada por la CIA, la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en Ingles) y muchas otras agencias de inteligencia gringas. De hecho, las acciones terroristas del JSOC en Colombia no son nuevas como lo sugiere el articulo del WP. El reciente libro, "Dirty Wars: The World is a Battlefield" de Jeremy Scahill (corresponsal de guerra y seguridad para la revista The National), es la fuente de referencia mas actual, completa y fidedigna sobre las actividades criminales encubiertas y la guerra sucia que libra el gobierno de Estados Unidos en el mundo entero, de ahi el titulo: "Las Guerras Sucias: El Mundo es un Campo de Batalla".

En este libro hay muchas referencias sobre la participación en Colombia del JSOC y de muchas otras organizaciones criminales creadas por el gobierno gringo. Para tener una minima idea, según las investigaciones del autor del libro, "los creadores del JSOC lo concibieron como una fuerza antiterrorista. No obstante, desde etapas muy tempranas este comando ha sido utilizado para otro tipo de misiones. Estos comandos son desplegados secretamente con ordenes para operar conjuntamente con fuerzas militares o paramilitares de países aliados, con el fin de derrocar gobiernos que son percibidos como hostiles a los intereses de los EEUU." "En muchas ocasiones las diferencias entre actividades de entrenamiento y acciones de combate han sido imperceptibles, particularmente en las guerras sucias de America Latina ocurridas en la decada de los 80's." "......comandos del JSOC participaron en la operación que terminó con el asesinato del capo colombiano Pablo Escobar en Medellin, en 1993." [Resaltado nuestro]. Lean aquí una de las tantas revisiones del libro y su documental.

En respuesta a las revelaciones del WP, como era de esperar, la reacción del gobierno ha sido desestimarlas y minimizarlas para lo cual ha contado con el apoyo de sus medios prepago. La “explicación” es  la misma burda propaganda que usaron para intentar vender los planes de establecer bases militares gringas permanentes: que la presencia de tropas gringas no es nada nuevo ni ilegal, que esta previsto en los tratados de cooperación suscritos entre los dos países desde la década de los 50’s, bla, bla, bla….

Así las cosas, ni las declaraciones directas de representantes del establecimiento ni la propaganda que difunden sus medios prepago, sirven para entender la gravedad de la intromisión de los gringos en Colombia, y de la guerra sucia que, en alianza con las fuerzas armadas del estado y sus brazos paramilitares, están librando en contra del pueblo colombiano.

Ni siquiera la investigación del WP suministra una radiografía completa y verídica de esa guerra sucia.  Conocido es que ese periódico fue receptor de millones de dólares en contratos de publicidad y por columnas de opinión favorables durante el gobierno de Uribe, situación que seguramente continua bajo el gobierno de Santos.  El énfasis y reiteración en la presentación de las FARC como grupo terrorista y narcotraficante, es solo una evidencia del servilismo del periódico para con el gobierno gringo y de paso con el gobierno colombiano.  Bajo esa premisa, cualquier participación criminal, acto terrorista, intervención militar gringa (abierta o encubierta) en territorio colombiano (y en cualquier país) es de tajo justificada y presentada como benéfica para el pais. Los elogios al gobierno colombiano recordando el "rescate"de Ingrid Betancourt y los mercenarios gringos que tenian retenidos las FARC, es otra prueba de la afinidad y reverencia de la autora del reporte con los regímenes colombiano y de EEUU; no importa que los propios cables del Departamento de Estado revelados por Wikileaks corroboraron que la denominada "operación jaque" no fue mas que una burda obra de teatro

De ahí que haya que remitirse a los análisis realizados en medios internacionales, principalmente independientes, para tener la verdadera radiografía de la guerra sucia que el gobierno gringo y su gobierno títere colombiano están librando en contra del pueblo Colombiano.

Pero antes, a continuación la traducción completa de la investigación del Washington Post, cortesía del blog www.laverdadblogger.blospot.com:




Vean y lean los siguientes reportes  y contrasten con lo que oyen y leen en los medios prepago nacionales, y lo que oyen de los voceros del gobierno…….






The Real News Network:


The Dissenter - Comentarios y Análisis a la Investigación del Washington Post:

Buscar en este blog