sábado, 20 de agosto de 2011

La procuraduría absuelve delincuentes de cuello blanco de la era Uribe

Frente a contundentes evidencias en su contra, los funcionarios corruptos, que por lo demás acceden a sus cargos por recomendaciones politiqueras más que por meritos, están acudiendo a la estrategia de hacer creer que como cabezas de una u otra institución estatal no tienen porque saber lo que ocurre al interior de la propia institución que dirigen, mucho menos al interior de dependencias adscritas, lo cual implica que prefieren ser vistos, en el peor de los casos, mas como unos ineptos que como corruptos.

No  obstante, hay que decir que la pretensión de aparecer como unos ineptos funciona solo con un pequeño segmento de la sociedad pues para la gran mayoría de colombianos, estos funcionarios corruptos e ineptos son patriotas que se sacrifican y trabajan incansablemente por el bien de ellos, y como tal las acusaciones en su contra no son más que persecuciones o venganzas de enemigos políticos o de la misma justicia. 

El ejemplo más reciente es la farsa de investigación adelantada por la procuraduría en contra del director de la DIAN por su complicidad y/o omisiones en el cobro de impuestos a las empresas de los Nule durante los últimos cinco años.

Pero más allá del cinismo e insulto al escaso sentido de ética y moral que queda en el país, por parte de estos rufianes, al pretender desviar investigaciones disciplinarias y penales por los evidentes delitos de corrupción, lo que la sociedad en pleno debe repudiar es la actuacion de las autoridades que investigan estos delitos por su evidente confabulación con los delincuentes de cuello blanco de la administración Uribe. 

Presentar como “investigación” el simple envio de un cuestionario con preguntas amañadas (y seguramente pre acordadas) y aceptar como prueba suficiente lo que estos delincuentes responden sobre sus responsabilidades como cabezas de estas entidades (que de paso aprovechan para auto absolverse de todo cargo de corrupción), sin siquiera hacer un riguroso escrutinio de sus respuestas y confrontación con sus propias investigaciones, es un hecho que toda la sociedad debería rechazar.

Escuchen por ejemplo las recientes declaraciones del procurador delegado en el caso de la investigación en contra de ex directores de la DIAN y saquen sus propias conclusiones.


La conclusión nuestra es que el agente de la procuraduría está prevaricando pues omitió investigar y constatar por su propia cuenta cual es la estructura, como funciona, que líneas de mando existen en la DIAN para tomar decisiones y reportar delitos como el no pago de impuestos, cuáles son las funciones y responsabilidades encomendadas al director en cuestión; e incluso las propias actuaciones de los Nule y estructuras legales de sus empresas afiliadas. Pero claro, como se trata de delincuentes de cuello blanco, de los tantos rufianes que asaltaron el erario público durante la administración del narcoparauribismo, suficiente con que ellos mismos se auto absuelvan de toda responsabilidad. Al fin de cuentas esa estrategia es la que ha utilizado y sigue utilizando su ex jefe el narco ex presidente Uribe.

Lo otro que hay que “resaltar” de la entrevista es la mediocridad y complicidad del periodista. Ni una pregunta sobre qué investigaciones adelantó el investigador mas allá de elaborar el mencionado cuestionario y darle credibilidad absoluta a las respuestas del funcionario investigado; por el contrario,  elogios van y vienen; claro reflejo del seudoperiodismo  servil y arrastrado que prevalece en la gran mayoría de medios de comunicación.

Buscar en este blog