martes, 29 de marzo de 2011

Colombia: de Estado Fallido a Estado sin Capacidad de Avergonzarse

Tantos hechos vergonzosos, repudiables, insólitos y hasta ridículos que pasan en el país y los medios masivos de comunicación locales apenas los mencionan, si es que lo hacen; o cuando lo hacen, le dan tratamiento sesgado de acuerdo con el status económico y la importancia política del afectado.

Para la muestra resumamos algunos de los más recientes hechos como para que no se pierdan en el olvido e indiferencia de los colombianos:

Vergonzoso y repudiable…….

Que el mas reciente informe sobre desplazamiento interno en Colombia, publicado por el Centro de Monitoreo del Desplazamiento Interno con sede en Noruega (IDMC, por sus siglas en ingles), no haya merecido un párrafo en un periódico o revista, tampoco un minuto en la radio o televisión para por lo menos leer el titulo del reporte.  Es inaudito que todos estos medios prepago, en evidente complicidad con el narco gobierno anterior y su engendro en la actual administración, guarden absoluto silencio ante tremenda tragedia nacional, hecho que los pone en la misma aberrante posición de quienes han pretendido presentar a los casi 5 millones de desplazados como un fenómeno de “migrantes”.  La excepción la representan las organizaciones no gubernamentales mencionadas en el informe, las que por lo mismo son satanizadas como aliadas del terrorismo por parte del establecimiento y sus medios prepago, por atreverse a presentar cifras reales de las consecuencias de la violencia y el terrorismo de estado.

Al gobierno nacional, sus medios prepago y a la galería vacunada contra la racionalidad parece no preocuparles, menos avergonzarles, el hecho de que el país siga ocupando el primer puesto en el mundo entero en número de desplazados, por encima de Sudan, Iraq, El Congo, Somalia, Pakistán, para solo mencionar los países que encabezan la lista. Con el agravante de que en Colombia, la negación de la tragedia por parte del gobierno e indiferencia por parte de la sociedad civil, produce también el mayor numero de asesinatos de desplazados, los cuales alcanzaron las escandalosa cifras de 553 durante 2009 y 266 solo en los primeros seis meses de 2010 (cifras del propio gobierno!!).

Repudiable e insólito….

Que los colombianos estén pagando la defensa de militares violadores y asesinos de niños a través de organizaciones oscuras que funcionan como apéndices del comando de las fuerzas militares. Esta oscura organización, que se presenta bajo el nombre de “Defensoría Militar” (DEMIL), tiene la desfachatez de presentarse en los siguientes términos:

“La Asociación Defensoría Militar "DEMIL" creada en 1996, nace como expresión de solidaridad para con los miembros de la Fuerza investigados, que se ven afectados en su tranquilidad laboral, estabilidad y patrimonio familiar, siendo sometidos al escarnio público y afectándose su honra incluso antes de ser vencidos en juicio.”

Según esta presentación, los leguleyos de esta oscura organización no están defendiendo al criminal, que violo a la niña y la asesinó junto a sus dos hermanitos, con el propósito de lograr que las penas impuestas sean acordes con el código penal colombiano sino porque este patético asesino esta “viéndose afectado en su tranquilidad laboral, estabilidad y patrimonio familiar, siendo sometido al escarnio publico y afectándose en su honra”

Pero los desafíos a la sociedad civil no paran allí. A propósito del asesinato de la Juez que llevaba precisamente los casos de los niños asesinados por su cliente, el comunicado en su página web culmina con la siguiente perla:

“Nos solidarizamos con el dolor de la familia de la Dra. Gaona y esperamos que muy pronto se pueda esclarecer este infortunado suceso, pero solicitamos a los medios de comunicación mesura en la información so pena de ser víctimas de atentados como consecuencia de dichos pronunciamientos.”  (al momento de escribir este artículo la parte subrayada del comunicado ha sido re  redactada en respuesta al sinnúmero de críticas que se dieron especialmente vía twitter)  

Para cualquier persona que como mínimo pueda leer, el anterior párrafo de este comunicado es una clara amenaza a los periodistas que se han atrevido a hacer seguimiento al proceso judicial relacionado con los niños asesinados por su cliente (cuya honra está siendo afectada, según ellos!!) y denunciar sus actuaciones delictivas al suplantar a miembros de la defensorio del pueblo para hacer inspecciones del lugar de los asesinatos, sitio al cual acudieron haciendo uso de helicópteros del ejercito y cuya visita la aprovecharon para amedrentar/amenazar a los familiares de las victimas.

La lectura de su publicidad y comunicados así como su sospechosa visita a las familias de las víctimas permiten entender con mayor claridad su proclama sobre el  nivel de efectividad que garantizan en los casos que asumen (vean la pagina web)…..El 181% en sin duda un impresionante record en la efectividad de acciones tendientes a acallar, amenazar y “silenciar” a los familiares de las víctimas, a testigos claves de los procesos, a jueces  y a hasta a los periodistas que se atreven a cuestionarles sus actividades delictivas y hacerles seguimiento a los casos que defienden.

Repudiable e insólito……

Que los recursos del estado, esto es los recursos de todos los colombianos, se los estén robando unos cuantos privilegiados contratistas bien conectados con la narco parapolítica en asocio con funcionarios de alto nivel en la presidencia, ministerios, instituciones descentralizadas, gobernaciones y alcaldías. Es increíble que aunque los sabuesos de un lado hayan confesado algunos de sus negocios ilícitos y delatado a algunos de sus contrapartes en las entidades oficiales, solo unos pocos funcionarios de rango medio y bajo hayan sido llamados a juicio. El caso más vergonzoso es el carrusel de la contratación y saqueo de las arcas del Distrito, en el que las confesiones por parte de los Nule no han sido suficientes ni para que estos comparezcan dentro del país antes las autoridades colombianas, ni para que todos los denunciados (sus contrapartes en la alcaldía de Bogotá) sean llamados formalmente a juicio por parte de la Fiscalia o la Corte Suprema.

Pero más vergonzoso y repudiable es que el saqueo a nivel nacional, a todas luces de unas dimensiones insospechables, no haya producido la primera indagatoria. Para todo el mundo son familiares los nombres de los sabuesos del gobierno anterior que ilícitamente adjudicaron billones de billones de pesos en contratos de toda índole, de cuyas sumas el mayor porcentaje eran sobrecostos, precisamente para que una buena porción de ellos les sean devueltos como coimas por sus servicios; o bien como aportes a las campanas de congreso y presidencia de sus padrinos políticos. Los cabecillas de este monumental robo de las finanzas del estado colombiano son todos de las entrañas del narcopauribismo: Andrés Uriel Gallego como Ministerio de Transporte; Andrés Felipe Arias, en Agricultura; Valencia Cossio, en Interior y Justicia; Diego Palacio, como Ministro de Protección Social, y muchos otros innumerables e innombrables sabuesos que fueron directores de entidades como la DNE, el INPEC, el INCO, el INVIAS, ICBF… … Es inaudito que estos criminales ni siquiera tengan abiertos procesos disciplinarios. Por el contrario, estos delincuentes desfilan de emisora en emisora, de canal en canal y de periódico en periódico, dando entrevistas, posando de victimas y vociferando la verborrea cínica aprendida de su jefe supremo, la cual por lo demás, es elogiada por seudoperiodistas prepago como Julio Sanchez, Dario Arismendi, El Facho Santos, las prepagos de Uribe en RCN (la Davila y la Gurisatti), etc., etc….Patriotas, honestos y frenteros son calificativos que usan estos seudoperiodistas para referirse a estos delincuentes a quienes, según ellos, debemos agradecerles y condecorarlos por su “servicios a la patria y dar la cara” a responder preguntas previamente acordadas. Al final, todos estos sabuesos salen de estas entrevistas como héroes, limpios y socialmente absueltos de todos sus delitos.

El corolario de esta cadena de delitos contra el erario público no es difícil de predecir. Los Nule no son los únicos contratistas que se beneficiaron de los servicios de los delincuentes de cuello blanco que nombró el narco parauribsmo en ministerios e instituciones claves del orden nacional. Tampoco serán los últimos. Su único error fue haberse desbordado dándose vida de jeques y reyes árabes y llegar al extremo de gastarse hasta la mínima fracción de lo que quedaba para construir las obras, especialmente las de Bogotá, cuya parálisis en multiplicidad de frentes exacerbó a los bogotanos por el caos en la movilidad ya de por si insoportable desde antes de iniciar las obras.

La práctica de los sobrecostos en los contratos, las demandas al estado inmediatamente se firman los contratos, la ejecución de una mínima parte del presupuesto para obras y la parálisis, cuando no la suspensión total de la obra contratada (recuerden el caso del proyecto Tobia Grande Puerto Salgar), es y ha sido el común denominador en la ejecución de todos los contratos a nivel nacional, departamental y municipal; y en este carrusel de corrupción, los Nule no fueron los primeros ni serán los últimos.

Por lo mismo, si bien a nivel del Distrito se producirán algunas condenas de funcionarios, a nivel nacional no va a pasar nada. El vergonzoso desfile de la fiscalía, procuraduría y corte suprema por el consulado de Miami para recibir declaraciones de los Nule continuará hasta tanto no se rompan los pactos que estos firmaron con sus contrapartes de cuello blanco del anterior gobierno (muchos de ellos ratificados por Santos) y con reconocidos políticos de todos los partidos. La escogencia de Miami como sitio de residencia y para que se lleven a cabo las audiencias judiciales es el seguro de libertad exigido por los Nule para no delatar a sus socios en el gobierno que se beneficiaron del pago de sumas millonarias en contraprestación por la adjudicación fraudulenta de un sinnúmero de jugosos contratos a lo largo y ancho del país, incluyendo (asómbrese) hasta el de suministro de bienestarina a escuelas y colegios de estratos bajos.

En el entretanto, y recogiendo un reciente tweet  del periodista Gonzalo Guillen, lo que podemos concluir es que  “la Fiscalía, Corte Suprema y Procuraduría continuaran viajando a Miami a embolarles los zapatos a los Nule. Esa es la justicia colombiana.

Buscar en este blog