miércoles, 25 de agosto de 2010

La Pirámide del Crimen y Corrupción Empieza a Derrumbarse….Cae Sabas Pretelt, el Mercader de las Notarias Públicas del narcogobierno de Uribe!!

Conmovido!!...Sollozando reacciona el sabueso Sabas Pretelt frente a la decisión de la procuraduría de destituirlo e inhabilitarlo por 10 años para ejercer cargos públicos por la feria de notarias que antecedió a la ilegitima reelección de su patrón, el capo Uribe.

Ante las preguntas incomodas sobre las actuaciones corruptas que condujeron a esta condena de tipo administrativo (esperemos que las penales lleguen pronto), lo único que atina a decir, como lo hacen todos los picaros funcionarios públicos, es que “los colombianos conocen de su honorabilidad, capacidades y entrega al servicio del país” y como tal la sentencia de la procuraduría es injusta.

Lo primero que hay que refutarle a este pícaro disfrazado de diplomático y estadista es que talvez los idiotas y delincuentes que veneran al narcoparaco presidente sean los únicos que lo consideraran un funcionario ejemplar. Lo que la gran mayoría de colombianos creemos es que Sabas Pretelt es el típico manzanillo chupasangre del estado colombiano, un inepto e incompetente funcionario y cómplice activo de todos los actos corruptos y criminales cometidos por su jefe político de entonces.

Que tampoco pretenda este cínico hacer creer a la opinión publica que el haber facilitado y promovido que empresas italianas y de otros países europeos vengan a sacar provecho económico de la perversa política de “la confianza inversionista” del narcogobierno de Uribe, son logros que el país tiene que agradecerle. Nada más burdo y equivocado. Que demuestre más bien a cuantas empresas colombinas logro posicionar en el mercado italiano y europeo en los sectores industrial, comercial, financiero y de servicios.  Gestiones diplomáticas y comerciales que si producirían resultados positivos para el país pues esas empresas, frente a la mayor demanda de sus productos y servicios, tendrían que haber incrementado su producción, con la subsecuente demanda de mayor fuerza laboral y beneficios adicionales para la economía general de la nación.

La presencia de empresas italianas que operan hoy en Colombia, y que el patético embajador presenta como muestra de su “exitosa gestión”, tiene el efecto contrario. Desplazan o reducen las actividades comerciales de empresas colombianas, con el consiguiente impacto en la reducción del empleo y productividad nacional. Para mencionar solo un ejemplo, las gestiones “positivas” del mercader de notarias han abierto las puertas para que empresas de ingeniería italianas sean hoy las beneficiarias de los más abultados y ventajosos contratos para la construcción de obras de infraestructura en detrimento de la ingeniería nacional. 

Es por esto que el país tiene que estar agradecido con este pícaro, patetico llorón??!!  Ya que esta en Italia, propongo que de una vez lo canonicemos antes de que regrese al pais!!!

Buscar en este blog