jueves, 14 de abril de 2016

Las Licencias Ambientales del "Post Conflicto"

Cano Cristales, considerado uno de los ríos más hermosos del planeta por sus colores

En el afán de explicar las razones por las que se aprobó la licencia de exploración petrolera en la zona de La Macarena, departamento del Meta, la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, ANLA, ha echado por la borda el último centavo de credibilidad que le quedaba, si es que tenía alguna.

En rueda de prensa hoy al medio día Fernando Iregui, director de la ANLA, afirmó que previo a la decisión habían consultado a parques nacionales, lo cual es totalmente falso.  Entrevistada por Blu Radio en las horas de la mañana, Julia Miranda, directora de Parques Nacionales, declaró que su oficina no fue consultada por la ANLA respecto de esa solicitud de licencia por parte de la compania Hupecol.
Para rematar, los funcionarios de la ANLA olvidaron las matemáticas elementales, o nunca aprendieron; y al director también pues sorprende que haya salido a dar una rueda de prensa sin antes pedir que le aclaren qué porcentaje realmente representaba la extensión para exploración que finalmente fue aprobada.

Según la ANLA, la solicitud inicial cubría una extensión de 34.649 Ha, pero que luego de una rigurosa evaluación, consultas con Parques Nacionales, y consultas con las poblaciones y municipios afectados, se decidió otorgar la licencia para una extension de 30.887 Ha.  

Al director y funcionarios de la ANLA, quienes demuestran que no saben ni usar una calculadora (imaginense como seria la rigurosa evaluación de los estudios presentados por Hupecol!!), el área finalmente autorizada para hacer exploración petrolera equivale a sólo el 43% del área inicialmente solicitada. Un niño de grado primero elemental pudo haber usado apropiadamente su calculadora de juguete y determinar que el área donde se realizarán los trabajos exploratorios equivale al 89.1% y no el 43%. Se pregunta uno si los números anteriores que dicen corresponden a las áreas solicitada y finalmente autorizada son realmente las correctas.

Aunque para ser justos, el peso de las decisiones sobre licencias ambientales, mineras, y en general sobre megaproyectos y proyectos banderas del gobierno, no recae directamente en las instituciones o agencias estatales.  Agencias como la ANLA solo son ventanillas de trámites, cuyo único papel es recibir unos estudios ambientales y abrir un proceso de licenciamiento. La decisiones sobre todos los proyectos ya han sido tomadas mucho antes por el presidente de turno y sus amigos más cercanos, incluyendo los amigos lobistas que representan a las multinacionales y grandes empresarios locales.

Asi las cosas, que interés va a tener el presidente y sus amigotes en que los altos jefes y funcionarios de agencias como la ANLA, sean competentes y honestos. Tratándose de actuaciones y decisiones sobre megaproyectos mineros, energéticos, de infraestructura, etc., es ingenuo e injusto descargar la ira e indignación contra ministros o directores de las agencias que manejan ese tipo de proyectos. Ellos son solo figurines que cumplen órdenes de presidencia, y para acceder a esos cargos los únicos requisitos son ser inepto y corrupto (o corruptible). No es sino revisar los nombres de quienes hacen parte del gabinete ministerial y altas oficinas que dependen directamente de la presidencia. La lista de ineptos y/o corruptos es larga.
En la mayoria de paises del mundo, los estudios ambientales y en general todos los documentos de soporte que se presentan ante las autoridades ambientales dentro de procesos de licenciamiento son públicos y como tal cualquier ciudadano puede pedir copia de ellos. Será mucho pedirle a la ANLA que suba a su página web copias descargables de todos los documentos que presentó Hupecol y del informe interno que recomendó la aprobación de la licencia?  Muchos ciudadanos estamos interesados en saber qué tan serios fueron los estudios ambientales del proyecto y qué tan "rigurosa" fue la evaluación hecha por funcionarios de la ANLA.

Escuchen a continuación la grabación de la entrevista a la directora de parques nacionales en la que afirma no haber sido consultada sobre el proyecto (justo antes del primer minuto). 


Lean también un aparte de las declaraciones dadas por el director de la ANLA que prueban sus mentiras e incompetencia. Son tan ineptos que seguramente ni siquiera habrán hecho aun las correcciones en su página web. 

Actualizacion Abril 15, 2016:

Presionado por el rechazo de la opinión pública el gobierno de Santos se vio forzado a "suspender" la licencia de exploración petrolera en la serranía de La Macarena. Aunque este reverzaso de Santos se puede interpretar como un triunfo de los movimientos sociales y ambientalistas, las acciones de oposición y sobre todo de seguimiento a las actuaciones del Estado no pueden bajar la guardia.
Importante también hacer seguimiento a la respuesta que vendrá de Hupecol, pues despues de 4 años de desarrollo de su proyecto de exploracion, con millones de dolares invertidos en estudios y haciendo "lobby" con el gobierno, no van a quedarse callados y aceptar asi no mas la decisión de suspensión.

No se sorprendan si este es otro caso en el que el Estado (los colombianos) tiene que enfrentar una demanda de miles de millones de dolares por danos y perjuicios económicos reclamados por la compañía petrolera bajo las cláusulas de protección de los tratados de libre comercio.




    

Buscar en este blog