domingo, 14 de abril de 2013

Que Hacer con el Narcoparaco Uribe?



La revista colombiana Semana le da hoy caratula al narco expresidente Uribe bajo el titulo “Que Hacer con Uribe”.

En cualquier mente medianamente funcional la respuesta que surge de forma  inmediata es: no le den caratula, ni micrófonos, ni pantallas de televisión, ni primeras ni segundas planas de periódicos,….nada,.... pensar que algun dia lo veremos en una carcel de alta seguridad no pasa de ser un sueno, asi que simplemente ignórenlo.

Obviamente la respuesta va dirigida a los grandes medios prepago y también a los no tan grandes pero cuyos directores y periodistas son fanáticos defensores del narcoparauribismo: la propia revista semana, los emporios de medios RCN y Caracol, Grupo Prisa (la W), Blueradio, los periódicos El Tiempo, El Espectador, El Colombiano,…y prácticamente la gran mayoría de nuevos medios digitales que posan de ser independientes y críticos del establecimiento.

Y es que cada vez que Uribe abre la boca o escribe algo en twitter, así sea su acostumbrada verborrea incendiaria, pareciera que todos los medios prepago se pelearan por tener la exclusividad de entrevistarlo.  Y nadie se opondría a que lo entrevistaran o que comentaran su basura en artículos de prensa escrita y digital, si esas entrevistas fueran conducidas y moderadas profesionalmente, y los reportajes elaborados con rigor investigativo y llenos de datos y argumentos que contrarresten y desmonten las babosadas que dice Uribe. Cosa que no es difícil si hubiera un mínimo de honestidad y profesionalismo en el ejercicio del periodismo, pues las babosadas de Uribe no resisten el mas mínimo escrutinio y cuestionamiento lógico.

Pero no, las entrevistas, por ejemplo, terminan siendo un monologo controlado por el narcoparaco Uribe, el entrevistador se limita a completarle, reafirmarle o elogiarle las babosadas que escupe Uribe, y al final la entrevista termina con el narcoparaco mas engalanado y venerado que antes, y prácticamente absuelto si el motivo de la entrevista era para discutir una acusación en su contra (que son todas las veces).

El problema es que las babosadas de Uribe, si bien desde el punto de vista de la burdez de su lenguaje sicarial, y de sus incoherencias y falsedades, producen asombro, vergüenza y hasta risa, en un entorno político y social como el de Colombia esas babosadas hacen muchísimo daño.  No se puede desconocer que el narcoparaco Uribe cuenta aun con mucho apoyo dentro del establecimiento, de las poderosas mafias y oligarquías empresariales, de los buitres extranjeros; y con la veneración de muchos fanáticos de a pie que dado su minúsculo cerebro tragan sin masticar cualquier estupidez que diga su mesías, el narco expresidente. El resultado no es otro que la agudización de la polarización del país, la cual hace que la paz y reconciliación nacional se alejen un mas.

Así las cosas, pareciera que el objetivo de los medios prepago  es precisamente servirle a Uribe de megáfonos amplificadores de su verborrea incendiaria,  actitud que dado el actual momento político y social que vive el país, no puede entenderse sino como demostración mas de su incondicional servilismo para con la ultra derecha y oligarquías en su propósito de impedir que la guerra entre colombianos se acabe.  Pero claro,  como no se van a oponer a cualquier intento de que haya paz si esos medios prepago son solo tentáculos propagandísticos de los emporios mafiosos que se nutren y cada día se enriquecen mas a costa de la violencia e inequidad social que ha predominado en el país en toda su historia.

Buscar en este blog