sábado, 19 de septiembre de 2009

A LOS SECUESTRADOS POR LAS FARC Y SUS FAMILIAS: COLOMBIA YA NO ESTA CON USTEDES



Esta reflexión estaba programada para salir la semana anterior en respuesta al espectáculo informativo amarillista y mediático que se desencadeno con ocasión de la revelación de los videos de los policías y soldados que tienen secuestrados las Farc. Unos minutos de meditación, o recordación mas bien, sobre como las noticias del día de hoy en Colombia, aun las más abominables, se apagan y se olvidan con la noticia del día de mañana, nos llevo a retener su publicación por unos días esperando a ver quién o quienes luego de una semana de haber pasado el espectáculo informativo montado por los medios prepago se acordarían de la suerte de estos humildes colombianos (“soldados de la patria”, como ardientemente los llama el narcopresidente Uribe).

Como era predecible…..ha pasado solo una semana y hoy ya nadie los recuerda….
“COLOMBIA ESTA CON USTEDES” se leía en vistosos titulares de periódicos, noticieros, y reconocidas revistas; hasta separatas con las fotos de los secuestrados y mensajes de los familiares circularon durante los días siguientes a la publicación de los videos. En este sentido el show mediático propio de los medios prepago, y diseñado para conmover a la galería por unas cuantas horas, resulto ser muy efectivo. También hay que decir sin embargo, que como siempre, todo este espectáculo logro conmover a la galería pero no al punto de moverla a actuar.

En esta como en muchas otras ocasiones, la euforia que logran despertar los medios prepago no les alcanza sino para indignarse, y solo por unas cuantas horas, algunos incluso solo se “indignan” durante parte del noticiero de turno que ven, pues pasada la noticia espectáculo siguen las noticias frívolas de farándula y deportes y ya para ese entonces, los soldados secuestrados y sus familiares ya estaban borrados de sus pensamientos. La mente de la galería recuerda y retiene mas y por más tiempo las escenas y personajes que ven en la telenovelas, las cuales anteceden y siguen a los noticieros espectáculo, y así continúa todo como si la tragedia real que sufren cientos de miles de colombianos fuera parte de otra escena de telenovela……”El Capo”, “Vecinos”, “Las Detectivas”.... cualquiera de estas noveluchas permanece, conmueve y mueve más a la galería que la tragedia real que vive la mayoría inmensa de colombianos, de la cual paradójicamente hace parte la galería…...

En cualquier país, civilizado, serio, racional, solidario y sensible con los sufrimientos de sus conciudadanos, tragedias como esta ocuparían los pensamientos y conversaciones no solamente durante unas pocas horas sino de todos los días, inmediatamente después de ocurrido el secuestro y hasta que la presión popular obligue a que las partes se sienten a negociar una salida política. Por su parte, el cubrimiento de estos hechos por parte de los medios de comunicación no sería objeto del sensacionalismo y utilización mediática que hacen con las familias que sufren el dolor que produce el secuestro, sino de un continuo despliegue informativo, objetivo y serio, y de denuncia critica y evaluación continua de las acciones u omisiones por parte de las partes. Si Colombia fuera ese país civilizado, serio, racional, solidario y sensible que imaginamos aquí, seguramente estos humildes colombianos que aun permanecen secuestrados ya estarían de regreso con sus familias desde hace muchos años. Sus familias, por su parte, se abrían evitado no solo el dolor de ausencia e incertidumbre por la seguridad personal de sus hijos, padres o esposos, sino el deterioro de su propia salud física y mental, incluso su muerte, tal como ha ocurrido con muchos de los familiares más cercanos a los militares en poder de la guerrilla.

El caso de los padres del intendente Jorge Romero es solo uno de los ejemplos más aberrantes de la indolencia y desprecio por la vida por parte del gobierno del narcopresidente Uribe. A la madre del intendente Romero, por razones de riesgos con su salud, solo le pudieron ocultar el secuestro de su hijo durante tres años. Un día cualquiera la señora Rosalba salió a la plaza de mercado de Pasto y una vecina le pregunto por Jorge y sobre que noticias nuevas tenia sobre su secuestro…….Desde ese instante la salud y la vida misma de la Señora Rosalba inicio un camino sin retorno. Desde hace cuatro anos está paralizada y prácticamente vive en estado vegetativo. La familia del intendente Romero hace parte de los más de 25 millones de pobres que tiene el país de la pasión de Uribe, así que Don José, el padre del intendente, ha tenido que hablar hasta con el Director de la Policía implorando por que le den cubrimiento a la atención medica que requería y sigue necesitando su esposa. Atérrense!!!…..el General Naranjo, si… el propio Director General de la Policía, la institución a la cual estaba vinculado (y sigue vinculado) el intendente Romero no se le dio la gana de incluir a la mama del intendente en su plan de salud, aun a pesar de las suplicas de Don José y sabiendo que su esposa se está muriendo.

Pero la indolencia del estado representada en el General Naranjo ni siquiera ha llegado aún a los límites con ocasión de los recientes videos y el mensaje del intendente Jorge implorándole que le den atención médica a su madre. Atérrense aun más!!!!....Al señor José Romero lo conocen más los habitantes de la Guajira porque los noticieros de televisión prepago lo entrevistaron el día siguiente a la revelación de los videos. El General Naranjo, a pesar de haberlo visto en sus cómodas oficinas en Bogotá implorándole por que le de atención medica a su esposa, la mama de un miembro de la policía, y cuando Dona Rosalba aun podía ser tratada y curada, no lo reconoce como el padre del intendente y para torturarlo aun mas le ha pedido que tiene que presentarle el certificado de nacimiento del intendente Romero y fotocopias de las cedulas de él y su esposa. En estas vueltas absurdas y vergonzosas me lo encontré a Don José en el Parque Nariño en la manana del 8 de Septiembre. Con lagrimas y a la vez con rabia e impotencia me conto parte de la tragedia que aquí comparto con ustedes…………………

Esto explica y reafirma la tesis de que Colombia es una nación enferma y en estado terminal…..No de otra manera se puede explicar que haya colombianos, incluyendo “soldados de la patria”, que estén secuestrados por más de 10 anos y el país ni se inmute……Y hablamos del país como nación, porque del país como “estado” ya no hay nada mas de que asombrarse. Porque ni siquiera sus soldados y policías, quienes en la práctica y sin darse cuenta protegen y hasta mueren por defender los intereses de las elites políticas y económicas que exprimen el país, son considerados ciudadanos, menos seres humanos que merecen ser liberados, y mucho menos si esa liberación implica exploración de mecanismos de negociación política que se aparten de la guerra suicida e indiscriminada que es la que precisamente los llevo a ser retenidos por la guerrilla.

La burda disculpa, que pretenden presentarla como justificación, es que quien secuestra es la guerrilla y no el gobierno. Si de acuerdo, …las Farc son quienes han practicado el secuestrado como parte de la lucha armada y quienes aun, con todo y el rechazo de la comunidad internacional, mantienen en deplorables condiciones a cientos de colombianos. Pero esta es solamente una parte de la historia. Se les olvida decir que frente al escenario de ilegalidad en que actúan las guerrillas, es del estado, que se supone es protector y benefactor de todos los colombianos, de quien se espera explore todos los medios posibles, incluyendo políticos, para garantizar la vida y libertad de colombianos que estén secuestrados.

Tampoco se menciona que frente a la propuesta de un acuerdo humanitario, planteado no solo por la guerrilla sino también por muchas organizaciones internacionales (a las cuales se han unido varios gobiernos que se han ofrecido incluso como mediadores); el rechazo y desdén de esta propuesta por parte del gobierno de Uribe, convierte al estado en una contraparte igual o peor, en términos de desprecio por la vida, que los mismos secuestradores. Bien lo señalaba Piedad Córdoba en el sentido de que el gobierno de Uribe califica más para ser denunciado ante la CPI, cuando se refería a las supuestas pretensiones oficiales de denunciar a las Farc ante esta misma corte.


Buscar en este blog