domingo, 3 de mayo de 2009

Las chuzadas del DAS

Los “blancos legítimos” de la seguridad democrática: toda la Nación bajo sospecha


Mas se demoro la revista Semana en terminar de imprimir y sacar al publico su ultima edición con las denuncias sobre las chuzadas del DAS (que mejor se debería llamar “La Oficina de Envigado”) que el gobierno de la “seguridad democrática” (!!) en salir a defender lo indefendible. Y es que su desfachatez parece no tener límites pues el cuento de que todo es ajeno a la presidencia es un insulto a la inteligencia mas limitada.


Acaso a quien mas que Uribe y a sus amigotes los paracos y parapoliticos les puede interesar conocer que hacen, con quien y que hablan miembros de partidos diferentes al uribismo (la mal llamada oposición), jueces, activistas populares o promotores de negociaciones con la guerrilla, para mencionar solo unos cuantos de los supuestos enemigos del gobierno. Dirán que como también estaban siendo chuzados funcionarios de la “Casa de Nari” muy cercanos al presidente, la bolita de nieve con la teoría de una conspiración funcionara perfectamente como estrategia inicial para contrarrestar estos escándalos. Lo que no quieren ver o minimizan es que los propios implicados en las chuzadas han declarado que eso precisamente lo hacían para comprar un seguro por si la operación salía al descubierto; es decir, por si acaso esos funcionarios pretendían lavarse las manos señalándolos solamente a ellos como los autores de estos actos repudiables de persecución política, violación de la libertad de opinión, de la privacidad, del derecho a disentir y denunciar….


Pensaran igualmente que como las chuzadas se vendían también a criminales interesados en conocer sobre investigaciones en su contra o sobre las andanzas de sus secuaces, esos mismos criminales (y los agentes del DAS por supuesto), o cualquier otra persona con la capacidad de pagar los millones que cobraban por la información, pueden ser responsabilizados de ser los únicos autores del supuesto plan de conspiración contra gobierno, y contra Colombia como dice el ministro Santos sin sonrojarse.


Al presidente Uribe se le olvida que la PROSTITUCION del DAS la empezó el mismo con el nombramiento del angelito Jorge Noguera, a quien defendió hasta limites vulgares luego de destaparse sus estrechos lazos criminales con los paramilitares y su activa participación en asesinatos de lideres sindicales y otros activistas populares. Y que luego del escándalo, el presidente tuvo incluso la desfachatez de darle una bofetada a la nación entera y menospreciar a los organismos judiciales premiando a su protegido con el consulado en Milán. Una prueba de que bajo el gobierno de Uribe ser pícaro, criminal o mafioso paga.


Esto para mencionar solo uno de los actos repudiables de este gobierno y que la nación entera parece ya haber olvidado. Claro que con tantos escándalos de corrupción, actos de violencia, asesinatos, etc., que ocurren todos los días, el escándalo o crimen del día anterior es borrado de la memoria por el que ocurre el día de hoy; y así seguimos en este camino de corrupción y violencia sin retorno. Es cierto que Colombia siempre ha sido gobernada por políticos mediocres y corruptos desde su creación misma como republica, pero actos de corrupción y criminalidad como los que suceden bajo este gobierno no creo que se hayan visto jamás.


Las siguientes preguntas son para el ministro Santos que fue el primero en salir a defender lo indefendible:


Cuales son las bandas de criminales, enemigos de Colombia que el dice están detrás de estas actividades de persecución propias de regimenes totalitarios?;


Acaso no es ser mas criminal y enemigo de Colombia aquel que nombra a un personaje oscuro como Jorge Noguera para dirigir una institución que supuestamente esta para velar por la seguridad del estado pero como institución (no los intereses mezquinos del presidente como individuo)?;


Acaso no es ser mas criminal y enemigo de Colombia aquel que permite que criminales enviados por “Don Berna” entren como pedro por su casa al Palacio de Nariño a tramar componendas contra magistrados de la Corte?


Acaso no es ser mas criminal y enemigo de Colombia aquel que rechaza de tajo, minimiza, entorpece o desvía investigaciones de atrocidades y asesinatos cometidos por paramilitares y las fuerzas armadas contra civiles indefensos e inocentes, sindicalistas, defensores de derechos humanos; y a cuyos responsables también los premia con consulados y embajadas? (para recordar solo dos perlas, le suena Salvador Arana y el general Montoya?)


Produce escalofrío pensar que este señor que sin pudor alguno sale a defender al peor criminal y enemigo de Colombia podría ser el próximo presidente de Colombia.


Buscar en este blog