lunes, 11 de marzo de 2013

La Satanizacion de Hugo Chavez



Poco queda ya por escribir sobre la personalidad y los inmensos logros del ex presidente Hugo Chávez, pues son innumerables  los artículos y crónicas que circulan por el mundo tanto en la prensa escrita como en medios virtuales.

Pero también son innumerables los escritos injuriosos que representan el pensamiento de la extrema derecha criminal y corrupta, nacional e internacional, de las oligarquías venezolanas que aún se resisten a ver perdidos o disminuidos sus privilegios, y por supuesto, el pensamiento y agendas de los buitres y hienas defensores del imperialismo y su capitalismo salvaje.

De ahí que la mejor manera de contribuir a la difusión del legado de Hugo Chávez sea la reproducción en Español de algunos de los más destacados análisis que se han y siguen haciendo en medios internacionales pero que por la barrera del idioma no llegan a todos los latinoamericanos.

La siguiente es una traducción de los apartes más importantes de un artículo del escritor John Wight publicado en el Huffington Post, el cual tiene el valor agregado de que contrapone algunos de los logros de Chávez a las incoherentes, patéticas  injurias de sus enemigos.

La Satanización de Hugo Chávez – John Wight

La muerte del Presidente venezolano Hugo Chávez  produjo un torrente de dolor y homenajes no sólo en Venezuela sino en todo el mundo,  lo cual evidencia del impacto que él tuvo en las vidas de millones de personas,  para quienes su dedicación y compromiso con la justicia le confieren un estatus que pocas figuras políticas han disfrutado en la historia moderna.

Chávez llegó al poder en un momento en que Venezuela era una tierra infeliz. De hecho, él vivió en un mundo infeliz, un mundo en el que la ostentación y riqueza obscenas de unos pocos se sustentaba en el aplastamiento de las esperanzas de millones de personas, particularmente en el hemisferio sur. Los pobres de Venezuela, América Latina y otros lugares sabían que Chávez estaba con ellos - no gobernándolos desde arriba, sino caminando a su lado en solidaridad. Por eso es qué lo amaban con tal pasión y por eso es qué sus enemigos lo odiaban tan apasionadamente que, luego de su muerte, no tardaron en salir a denunciarlo e injuriarlo.

En Washington, miembros de la clase política de ambos lados han expresado abiertamente su desdén no solo por él mismo sino por lo que él representaba, lo cual en una palabra era la “justicia”. Epítetos como “dictador”, “déspota” and “tirano” han sido el común denominador para referirse al ex presidente venezolano en los últimos días en Washington.
Esto sólo puede ser visto como el producto de una disonancia cognitiva - a menos, por supuesto, que Hugo Chávez fuese el único dictador y tirano que haya sido elegido presidente cuatro veces en elecciones democráticas, calificadas por el ex-Presidente Jimmy Carter y otros observadores internacionales, como las más democráticas del mundo. En cuanto a que gobernó Venezuela con "mano de hierro", esto es algo que  los grandes medios de comunicación del país, controlados por capital privado, nunca sintieron a pesar de que durante todos los años y constantemente difundían y vociferaban los más viles insultos e injurias contra su Presidente.
Con ocasión de su muerte, y si la situación se evalúa debidamente, la magnitud de los ataques e injurias contra  Hugo Chávez,  tanto en Washington como por los ricos de Venezuela y otros países, está en proporción directa a su eficacia en distribuir la gran riqueza derivada del petróleo de Venezuela entre los pobres y olvidados de su país, y a su papel como un vocero fuerte en contra de la hegemonía de Estados Unidos no sólo en Latinoamérica sino en todo el mundo. Por eso es que lo odiaban, y por eso también es que millones lo amaban.
Esto no es nada sorprendente si tenemos en cuenta que Venezuela es el país que tiene ahora la más justa distribución del ingreso entre todos los países de América Latina, medido por el índice de coeficiente de Gini. También es extraordinario  a la luz del anteriormente mencionado proceso democrático que Chávez ganó las elecciones no una, sino cuatro veces.  Pero nada de eso importa a los ricos  detractores de Chávez; para quienes su constante desprecio por los pobres se refleja en el desprecio que sienten por el único dirigente del mundo que gobernaba para sus intereses.
Esta clase de satanización de Hugo Chávez en las páginas de la prensa liberal y de extrema derecha no es solo un insulto a sus logros y a la verdad, es un insulto a los millones de venezolanos que apoyaron y votaron por él. También es un insulto a cualquier noción de justicia.

Quizás la mejor manera de concluir el anterior análisis es diciendo que: “Los perros podrán bailar sobre la tumba de un León, pero nunca podrán llegar a ser leones".

Nota: Continuaremos actualizando este post con breves apartes y/o frases relevantes de artículos publicados en medios internacionales….


Tariq Ali: Chave y Yo - The Guardian
Los bolivarianos, como se conoce a sus partidarios, ofrecieron un programa político que desafió al consenso de Washington y sus postulados de neoliberalismo en casa y guerras en el extranjero. Fue esa la razón principal de la denigración de Chávez, que continuará mucho después de su muerte.
Los políticos como él se han vuelto inaceptables. Lo que más odiaba era la desdeñosa indiferencia de los políticos convencionales de Sudamérica hacia su propio pueblo. La élite venezolana es notoriamente racista. Consideraba al presidente electo de su país ordinario e incivilizado, un zambo, mezcla de africano e indio, en quien no se podía confiar. Sus partidarios eran presentados como micos en las cadenas de la televisión privada. Colin Powell tuvo que dar una reprimenda pública a la embajada de Estados Unidos en Caracas por dar una fiesta en la que Chávez fue retratado como un gorila.

¿Eso le sorprendió a Chávez? “No”, me dijo con semblante sombrío. “Yo vivo aquí, los conozco bien. Una razón por la que muchos nos alistamos en el ejército es porque otras avenidas están cerradas.” Ya no. Él se hacía pocas ilusiones; sabía que los enemigos locales no bullen y conjuran en el vacío. Detrás de ellos actuaba el Estado más poderoso del mundo. Por unos momentos creyó que Obama sería diferente; el golpe de Estado en Honduras lo libró de esas nociones.



Belén Fernández: La Muerte de laPolarización - Al Jazeera

De acuerdo con el siempre incisivo léxico de los medios masivos de EEUU, la muerte de Chávez constituye el final de una “figura polarizadora”.  Lo cual lleva a preguntarse, porque el crimen de polarización no es por el contrario atribuido a las elites que han dominado el país a expensas de la mayoría que vivía en la pobreza.

No debería ser difícil, para cualquier persona dotada de una razonable capacidad de lógica reconocer que proveer a su gente acceso a programas de salud es mas beneficioso para la humanidad que asesinar gente en el extranjero. En el caso de Venezuela, el gobierno de Chávez no solo permitió que en todo el país  hubiese acceso gratis a programas de salud, sino que también ayudo a un numero de poblaciones de otros países como es el caso de comunidades pobres en EEUU, las que se beneficiaban de petróleo a precios subsidiados para la calefacción de sus hogares.

Buscar en este blog