martes, 23 de junio de 2009

Las pruebas que el relator de Naciones Unidas no vio o no quiso ver

La visita del enviado de Naciones Unidas, quien supuestamente vino a investigar los mal llamados “falsos positivos”, termino en un chorro de babas. Si se revisan sus cifras, escenarios, actores materiales, estado de las investigaciones, etc.., su anticipo de informe que dio a conocer la semana pasada no es sino una copia fiel de lo que ya varias ONGs e incluso medios de comunicación habían divulgado extensamente. Tal parece que el Señor Alston no hizo sino lo que ahora la tecnología de los procesadores de palabra permite…..esto es, copiar y pegar (copy-and-paste).

La única pequeña pero importante diferencia es que de un plumazo exonera al presidente de toda responsabilidad con el argumento de que no encontró evidencias que así lo demuestren. Pero como las va a encontrar si su trabajo de campo se limito a una breve visita a Soacha a tomarse las fotos de rigor con algunos familiares de las victimas, luego de tener una larga entrevista a puerta cerrada con el presidente y sus mas cercanos secuaces. No hace falta especular mucho sobre cual fue el tema central de esa reunión y los intereses en juego (incluidos sus costos), para entender porque el alto gobierno termino exonerado de un plumazo. A este escenario súmenle el hecho de que el Sr. Alston no es que tenga el mejor record de imparcialidad e integridad. Cualquier ciudadano acucioso e interesado en conocer el verdadero perfil de este personaje no es sino que se remita a leer sus mas recientes informes presentados sobre situación de derechos humanos en África y las controversias que ha generado, para que saque sus propias conclusiones sobre el mediocre y sesgado informe que presento sobre las matanzas de civiles inocentes en nuestro país y la absolución del presidente.

El agua aromática que le dieron al Sr. Alston en la casa presidencial parece que le hizo perder su aparente buen juicio y objetividad, porque como entender que las siguientes actuaciones del presidente (que son solo una muestra) no le parezcan que son suficientemente comprometedoras:

Su destape descarado como cerebro de las que se constituirían en sistemáticas matanzas, en el caso del asesinato de humildes campesinos en Cajamarca….Recuerdan como sin demora salio furioso a defender a los militares implicados señalando enfáticamente que las victimas eran guerrilleros?;

Las subsiguientes y continuas declaraciones otra vez defendiendo a los militares, criminalizando a las victimas y minimizando los hechos, en el reciente caso de la matanza de los muchachos de Soacha;

Su descarada propuesta de que se cree un tribunal para defender a los militares implicados en estas matanzas; algo así como un pool de abogados para que defiendan a los victimarios (y pagados con los impuestos de los colombianos); y una última perla;

El desprecio mostrado hacia las victimas de estas matanzas, al tirar a la basura la ley de victimas.

Sr. Alston…..que mas pruebas quiere? O es que la reunión a puerta cerrada con el alma del presidente lo conmovió tanto que le obnubilo otra vez su frágil integridad personal y profesional?

Buscar en este blog